Trastornos de la personalidad

En la salud mental, la palabra “personalidad” se refiere a la colección de características o rasgos que desarrollamos a medida que vamos creciendo y hacen de cada uno de nosotros un individuo único. Estos rasgos incluyen las formas de pensar, sensaciones y comportamientos. 

A finales de nuestra adolescencia, la mayoría de nosotros  terminamos de desarrollar nuestra propia personalidad. Tenemos nuestras propias maneras de pensar, de sentir y de comportarnos. Esta personalidad permanecerá prácticamente igual para el resto de nuestra vida.

Hay personas que presentan ciertos tipos de alteraciones en su personalidad. Algunas de ellas cuentan con estas alteraciones desde su niñez o adolescencia y otras los descubren recién en la edad adulta.

¿Qué son los trastornos de personalidad?

Los trastornos de la personalidad constituyen un patrón permanente e inflexible de la experiencia interna y de comportamiento. Se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto. Comienza en la adolescencia fundamentalmente tardía y es estable a lo largo del tiempo. Producen malestar y perjuicio para el entorno, pues son egosintónicos.

Causas de los trastornos de personalidad

Hay varias teorías acerca de las causas de los trastornos de personalidad. Algunas sugieren que estos pueden ser causados por una acumulación de factores biopsicosociales, como la interrelación del entorno con factores geneticos. También pueden ser causados por situaciones o eventos traumaticos.

Para Freud la personalidad es desarrollada a través de la interacción entre la naturaleza, los procesos inconscientes y el entorno . En base a eso afirmó que los trastornos de personalidad eran generados por conflictos no resueltos en la infancia

Síntomas generales de trastornos de la personalidad

  • Dificultad para hacer o mantener relaciones cercanas
  • Problemas en el trabajo o en la escuela
  • Angustia prolongada o depresión
  • Dificultad para mantenerse fuera de problemas
  • Incapacidad para controlar sus sentimientos o comportamiento
  • Falta de empatía
  • Son propensos a exagerar el peligro potencial de las situaciones ordinarias
  • Tendencia a formas alteradas de pensamiento, comportamiento impulsivo y problemas para controlar las emociones
  • Padecen inseguridad emocional
  • Dificultad para escuchar a otras personas
  • Pueden padecer trastornos de ansiedad
  • Pueden presentar baja tolerancia a la frustración

Clasificación de trastornos de personalidad

Clasificación de trastornos de personalidad

Los trastornos de personalidad se clasifican en tres grupos:

A– Más cercanos a lo psicótico. Son sujetos raros o excéntricos.

  • Paranoide: presentan un patrón general de desconfianza generalizada y suspicacia hacia las demás personas.
  • Esquizoide: presentan un patrón general de distanciamiento y desapego de las relaciones sociales, además de una gran dificultad para expresar sus emociones.
  • Esquizotípico:  presentan un patrón general de capacidad reducida para las relaciones sociales, además de distorsiones perceptivas y cognoscitivas y, comportamientos extraños.
También te puede interesar:  Trastornos alimenticios: anorexia y bulimia

B– Son los trastornos de la personalidad en sí. Sujetos dramáticos, emotivos e inestables.

  • Antisocial: presentan un patrón general de desprecio y aberración por los Derechos Humanos.
  • Borderline: presentan un patrón general de inestabilidad emocional, pensamiento dicotómico e inestabilidad en los estados de ánimo.
  • Narcisista: presentan un patrón general de grandiosidad, la cual puede verse en la imaginación del sujeto o en su  comportamiento; una necesidad de admiración constante y falta de empatía.
  • Histriónico o Histeriforme: presentan un patrón de comportamiento con excesiva emotividad y búsqueda de atención constante.
  • Bipolar: presentan un patrón general de inestabilidad emocional, con estados de ánimo que oscilan entre la euforia y la depresión, la alegría y la angustia, el optimismo y el pesimismo.

C- Son los más cercanos a lo neurótico. Sujetos ansiosos y temerosos.

  • Obsesivo-compulsivo: presentan un patrón general de preocupación por el orden, perfeccionamiento y control mental e interpersonal.
  • Por dependencia: presentan un patrón  general de excesiva sumisión, apego y necesidad de que se ocupen de ellos.
  • Por evitación: presentan un patrón general de inhibición social, sentimientos de inferioridad e hipersensibilidad a la evaluación negativa o rechazo.

Tratamientos para los trastornos de personalidad

El tratamiento para los trastornos de personalidad varía de acuerdo al tipo de trastorno  que padezca el paciente  la severidad del mismo.

Generalmente se comienza con la psicoterapia de conversación, donde el paciente mantiene dialogo con su terapeuta para comprender mejor sus propios pensamientos, sentimientos y comportamientos; y conocer las herramientas necesarias para afrontar su trastorno de la mejor manera posible.

Uno de los tipos de psicoterapias más utilizados y efectivos para tratar los trastornos de personalidad es la terapia cognitivo conductual. Otra de las psicoterapias que ha demostrado su efectividad en el tratamiento de trastornos de la personalidad es la terapia de grupo. La terapia de grupo es una forma intensiva de terapia, en la que se explora en profundidad la experiencia de tener un trastorno de la personalidad. En la terapia grupal cada participante cuenta su historia y sus sentimientos al grupo y con ayuda de sus pares y terapeuta se intenta llegar a una solución constructiva que le ayude al paciente a comprender y afrontar su afección. La efectividad de la terapia grupal ha sido comprobado para los trastornos de personalidad leves a moderados, pero hay que tener en cuenta que requieren de un alto nivel de compromiso y voluntad del paciente.

Otro de los tratamientos utilizados para disminuir y controlar los síntomas de los trastornos de personalidad es la medicación. Su profesional de la salud le podrá prescribir medicamentos para tratar los síntomas problemáticos asociados con un trastorno de la personalidad, por ejemplo,  depresión, ansiedad o alucinaciones.

Trastornos de la personalidad
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad