Inconsciente: concepto, mecanismos de defensa e inconsciente colectivo

El aparato psíquico se encuentra compuesto por un serie de fuerzas que desconocemos y aún no han podido ser descubiertas por la ciencia. Como bien sabemos, el cerebro es el órgano más complejo del cuerpo humano, y dentro de él se encuentra la mente, el lugar donde se desarrollan las capacidades de pensar, razonar, relacionar, ordenar ideas y pensamientos que se encuentran más allá de las emociones.

El término “aparato psíquico” que utilizó Freud para referirse a la psique, fue propuesto por él mismo como una metáfora que hace referencia a la comparación de la mente humana con un aparato científico. Este aparato (aparato psíquico) se utiliza para explorar cómo el sujeto relaciona el mundo interno con  el mundo externo. Para poder explicar el funcionamiento del aparato psíquico, el padre del psicoanálisis tubo que conciliar tres teorías sobre la mente humana existentes en su trabajo: el modelo topográfico, el modelo estructural y el modelo económico.

¿Qué es la mente inconsciente?

El inconsciente es el lugar del cerebro donde se deposita todo el contenido mental que no se encuentra en la consciencia y donde la mayor parte de los trabajos de la mente se realizan.

La mente inconsciente funciona como depósito de deseos primitivos, impulsos y habilidades automáticas tales como caminar o hablar. También es la fuente de la intuición y los sueños, y es quien da comienzo al procesamiento de la información.

Dentro del inconsciente, somos parte de percepciones fugaces que se registran la mayoría del tiempo sin siquiera darnos cuenta ni ser conscientes de ellas.

Publicidad

Según Freud (1915 ), la mente inconsciente es la fuente primaria de la conducta humana. Además compara el inconsciente con un iceberg , pues asegura que tal como la mayor parte del iceberg se encuentra escondida, la mayor parte de la mente y la más importante es la que no se puede ver. Para el autor, el 90% de la mente humana es inconsciente y el 10% es mente consciente.

El padre del psicoanálisis descubrió que algunos eventos y deseos a menudo eran muy dolorosos para que sus pacientes los reconocieran, de tal forma que pudo profundizar y afirmar que dicha información estaba encerrada en la mente inconsciente mediante un mecanismo de defensa, en este caso el proceso de represión. De hecho, el objetivo del psicoanálisis es conocer el uso de estos mecanismos de defensa y de esta forma lograr que algunos procesos mentales comprendidos por el inconsciente sean accesibles a la consciencia.

Mecanismos de defensa del inconsciente

Mecanismos de defensa del inconsciente

Los mecanismos de defensa del inconsciente  según la teoría del psicoanálisis son los siguientes:

Represión

La represión es el mecanismo por el cual el sujeto reprime u oculta en  la mente inconsciente, pensamientos, sentimientos y vivencias dolorosas, perturbadoras o no aptas dentro del contexto social en el que se encuentra dicho sujeto (principio de realidad).

Regresión

Este mecanismo del inconsciente causa un retroceso de los aspectos del desarrollo psicológico de un sujeto; el mismo abandona las estrategias de afrontamiento y vuelve a los patrones de comportamiento utilizados anteriormente en el desarrollo. Esto sucede cuando el sujeto se encuentra bajo la presión de situaciones estresantes.

Proyección

Este mecanismo de defensa funciona proyectando los aspectos que nos desagradan de uno mismo en otra persona. Dicho mecanismo implica que el sujeto tome sus propias cualidades o sentimientos inaceptables y se los atribuya a otras personas. Usualmente estas cualidades o pensamientos proyectados por el sujeto en los demás, transmiten algún tipo de perturbación inconsciente, por eso intenta quitárselos de encima, reproduciéndolos en otros.

Aislamiento

Este mecanismo de defensa evita que los pensamientos o situaciones dolorosas hieran la psique del sujeto. Para ello el sujeto se aísla de toda situación que pueda ser traumática, causarle dolor o malestar psicológico.

También te puede interesar:  Relación entre psicología y medicina

Sublimación

La sublimación es el mecanismo de defensa que permite al sujeto convertir los impulsos o comportamientos inaceptables en una forma más aceptable de acuerdo al contexto cultural del mismo. En otras palabras, los impulsos o las ideas socialmente inaceptables se transforman en la mente inconsciente, en comportamientos culturalmente aceptables. Este proceso puede ser comparado con el proceso del principio de placer y principio de realidad.

Introyección

En este mecanismo el sujeto adquiere como propios los rasgos de personalidad de otra persona. El mismo adquiere comportamientos, creencia, emociones y actitudes de las personas que son importantes en su vida.

Anulación

La anulación surge cuando el sujeto dice algo e inmediatamente lo niega. El mismo no se da cuenta del proceso, pero en ese momento su mente inconsciente le hace saber que el pensamiento o la acción a realizar no era la adecuada.

Negación

Es un mecanismo de defensa creado por el inconsciente para evadir la realidad. Este mecanismo implica bloquear de la mente consciente algunos eventos externos que el sujeto es incapaz de resolver o manejar.

Racionalización

Este mecanismo de defensa implica explicar un comportamiento o sentimiento inaceptable de una manera racional o lógica, evadiendo las verdaderas razones de dicho comportamiento.

Vuelta contra mismo o identificación del agresor

Este es un mecanismo que se presenta cuando ocurren situaciones extremas y se encuentra ligado a la pulsión de muerte. Mediante este mecanismo el individuo que, por ejemplo es víctima de violencia, se identifica con el agresor y toma comportamientos del mismo, imitándolo para de esta manera poder superar el miedo al agresor.

Formación reactiva

Este mecanismo genera en el sujeto un comportamiento opuesto al de su pensamiento. Un individuo que se encuentra bajo el mecanismo de formación reactiva, tiende a comportarse de manera opuesta a lo que siente o piensa.

Nota: Los mecanismos de defensa mencionados anteriormente no son utilizados de forma voluntaria, es decir, son inconscientes, y dependen exclusivamente de las características de nuestra personalidad.

Inconsciente individual e inconsciente colectivo

Inconsciente colectivo

A diferencia de Freud -quien creía que el inconsciente era algo individual puesto que  cada persona generaba sus propias vivencias-, Carl Jung afirmaba que el inconsciente era algo más que individual de cada sujeto, por lo que postuló su teoría del inconsciente colectivo.

Para Jung existían vivencias comunes de toda la humanidad y arquetipos hereditarios ( vivencias ancestrales transmitidas por generaciones), estas vivencias generarían contenidos psíquicos comunes en todos los individuos; a esto nos referimos cuando hablamos de inconsciente colectivo.

Según Freud, lo que se oculta en la mente inconsciente puede ser manifestado mediante sueños o mediante lo que comúnmente llamamos ¨acto fallido¨.

Debemos aclarar que el inconsciente no es un agujero negro de los impulsos inaceptables a la espera de tropezar, pero quizás sea la fuente de creencias ocultas, temores y actitudes que interfieren con la vida diaria.

La mayoría de las formas de psicoterapia tienen como objetivo llevar a la consciencia estos obstáculos ocultos que forman barreras en la vida de cada individuo; por este motivo los psicoterapeutas deciden examinarlos y elijen de que manera tratar con ellos.

El inconsciente contiene todo tipo de material significativo que es necesario mantener fuera de la conciencia, pues frecuentemente este material es demasiado amenazante para reconocerlo plenamente y convivir con ello. Por este motivo en ocasiones es mejor no retroceder en el tiempo y hurgar en el pasado, pues lo que se encuentra en la mente inconsciente es porque de alguna forma allí debe permanecer.

Inconsciente: concepto, mecanismos de defensa e inconsciente colectivo
Valore este artículo


Te podría interesar