Fases del desarrollo afectivo-sexual

Según Freud toda la tensión del ser humano se debe a la acumulación de libido (energía sexual) y todo el placer proviene de su descarga, por tanto, él mismo propuso dentro de sus teorías psicoanalíticas, una teoría que muestra el desarrollo psicosexual o afectivo-sexual de los individuos.

Dentro de la sexualidad infantil hay tres zonas erógenas que prevalecen, y por ende tres fases pre genitales. Freud utiliza el término fase porque es mucho más flexible y laxo que hablar de período o etapa del desarrollo afectivo-sexual. Cada fase tiene un gran dinamismo y plasticidad. Las características de cada una de estas fases forman parte de la personalidad del sujeto adulto. Las características que vemos en las fases de alguna forma nos diferencian como personas y nos dotan de rasgos de la personalidad.

En tanto podemos afirmar que no termina una fase y comienza otra, lo cual tiene que ver con el concepto de fijación y regresión.

Concepto de fijación y regresión

La regresión es un mecanismo de defensa normal que defiende a la psiquis frente a  la angustia. Dicho mecanismo va de la mano con la fijación, puesto que la fijación va a determinar a que etapa se va a regresar y mientras no se resuelva el conflicto que ocasiono la fijación el sujeto permanecerá estancado en esa etapa. 

Según Freud cuando nacemos tenemos un monto determinado de líbido, el cual es como un ejército que se va dejando en cada fase. Si ciertos problemas no se resuelven en la etapa adecuada se producen las fijaciones. La energía sexual liberada en cada fase también tiene que ver con la fijación, que se puede dar por excesiva satisfacción, frustración o un interjuego de ambos. Vamos a tener un cierto monto de líbido fijado en cada fase,  por tanto se espera que encada fase no se gaste más de lo normal, lo que asegura un tránsito adecuado por la sexualidad infantil y posterior fase genital.

La regresión en tanto es un movimiento hacia el pasado, pero también progresivo, pues el sujeto que regresa nunca queda en el mismo lugar que estaba. La carga de la líbido que queda fijada tiene que ver con el afuera. Las primera experiencias que tiene el niño marcan la carga de fijación de la líbido, por lo tanto para una corriente de fijación las experiencias tienen que estar más o menos balanceadas, en donde una etapa superada sea vista como un terreno en donde la persona se va a manejar mejor.

Publicidad

Etapas del desarrollo afectivo sexual

El desarrollo afectivo-sexual se compone por 5 etapas diferentes -3 fases y 2 períodos-, las cuales se encuentran directamente relacionadas.

Fase oral: de 0 a 18 meses

En la etapa oral la principal fuente de satisfacción del bebé se produce a través de la boca, por lo que el reflejo de succión es especialmente importante en esta etapa. La boca es considerada un elemento indispensable para la supervivencia, el reflejo de succión es lo que le permite al bebé alimentarse y comenzar a descubrir el mundo con su sentido del gusto. En la etapa oral el bebé obtiene el placer de la estimulación oral a través de actividades que lo satisfacen, como la degustación y la succión.

También te puede interesar:  Rabietas infantiles

Fase anal

Fase anal: de 18 meses a 3 años

La fase anal se basa principalmente en el control de esfínteres. Para Freud el principal conflicto en esta etapa es el entrenamiento para comenzar a ir al baño y aprender a controlar sus necesidades corporales. Los padres cumplen un papel fundamental en esta fase, pues dependiendo de su enseñanza y entrenamiento se veran los logros obtenidos. Cuando el niño logra controlar sus esfínteres siente que ha logrado una meta y se siente satisfecho por su logro, lo que conduce a una mayor independencia y capacidad de autoconfianza.

Fase fálica: de 3 a 6 años

Según la teoría psicoanalítica en esta fase es cuando el niño comienza a formar su personalidad -usualmente a partir de 5 años-. En esta etapa comienza a tomar control el “yo” sobre la mente del niño. Ya no todo es impulsivo e instintivo. El niño comienza a entender que existe un mundo que lo rodea y debe medir sus acciones de acuerdo a dicho mundo.

Según Freud, las experiencias tempranas vividas en etapas anteriores juegan un papel sumamente importante en el desarrollo de la personalidad.

El foco principal de la libido en la fase fálica son los genitales. A partir de los tres años los niños comienzan a  descubrir las diferencias entre géneros. En esta fase es donde surgen el complejo de Edipo y complejo de Electra. En estos dos complejos los niños entran en un conflicto interno donde se sienten atraídos por su padre del sexo opuesto, tomando al otro progenitor como su rival.

Período de latencia: de 6 a 12 años

Luego de transcurridas las tres fases sobreviene el período de latencia que corresponde con el período escolar, de los seis a los doce años. El mismo es un período y no una fase porque no tiene una zona erógena rectora y por lo tanto no se generan ni fijación ni regresión.

Durante el período de latencia el “superyó” continúa desarrollándose rápidamente; el “yo” se interpone entre el “ello” y  el “superyó” para intentar lograr un punto medio, donde se pueda lograr satisfacer las necesidades teniendo en cuenta el contexto social. Aquí es cuando los niños desarrollan habilidades sociales, valores y aprenden a relacionarse con personas que se encuentran fuera del entorno familiar.

En el período de latencia la energía sexual aún se encuentra presente, pero es dirigida a otras áreas de interés, por ejemplo: la energía sexual de los niños en nivel escolar puede ser canalizada en áreas intelectuales o áreas sociales.

Pubertad: a partir de los 12 años

Pubertad

La pubertad es el comienzo de la sexualidad genital. En este período la libido comienza a reactivarse nuevamente y la energía sexual que había sido derivada a otras áreas en el período de latencia, vuelve a focalizarse en los genitales, ahora con la intención de satisfacer su necesidad sexual.

Si las anteriores etapas del desarrollo psicosexual se han desarrollado con éxito, el objetivo de esta etapa será establecer un equilibrio entre las diversas áreas de la vida del individuo.

Fases del desarrollo afectivo-sexual
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar