Dieta del limón

Dieta del limónLa dieta del limón es una de las más solicitadas por internet. Además es una de las que promete mayores resultados, en forofemenino concretamente alguien asegura haber perdido 40 Kg. de peso en solo 2 meses. No hace falta por lo tanto decir que se trata de una dieta milagro.

Si consideramos las calorías que hay en un 1 Kg de grasa, que son unas 9000 y teniendo en cuenta que más o menos gastamos un promedio de 2000 calorías al día, eso nos daría un total de 60.000 calorías al mes, el equivalente en grasa a 6,6 Kg y eso presuponiendo que no nos alimentaramos absolutamente de nada! Cuando encontremos dietas en las que comemos y encima perdemos más de  6,6 Kg al mes obviamente debemos cuestionar la dieta o preguntarnos que otras sustancias del cuerpo estamos perdiendo a parte de grasa. Perder más de 4 Kg al mes ya es muy muy sospechoso.

Una usuario de  enfemenino.com demostraba la efectividad de la dieta del limón guardando un frasco con su propia orina, durante veinte minutos, en la nevera. Según refiere al cabo de este tiempo se pueden observar gotitas de grasa en la superficie de la orina, prueba irrefutable de que la dieta del limón es tan efectiva que pierdes la grasa hasta por la orina.  A esta inquietud responderá la doctora más adelante.

Propiedades de la dieta del limón

La dieta del limón se basa en una supuesta propiedad quemagrasas que consigue que quememos más calorías de las que comsumimos, haciéndonos perder muchas calorías y consecuentemente mucho peso.

Como hacer la dieta del limón

DíasCantidad de limones
Día 11
Día 22
Día 33
Día 44
Así hasta el Día 1515
Día 16 (descendemos)14
Día 1713
Día 1812
Así hasta el Día 281

Resultados dieta del limón

Lo normal con este dieta es perder según dicen unos 500 gramos al día, lo que nos llevaría a unos 3,5kg a la semana y 14kg al mes.

Opinión de la doctora

Todos conocemos las excelentes propiedades del limón así como de otros frutos cítricos, principalmente por su alto contenido en vitamina C y su poder antioxidante.
Pero creo que como siempre hay que saber dónde está el límite. Tomarse al día el zumo de quince limones es una barbaridad mientras que suplementar una dieta balanceada con el zumo de un limón diluido en agua, aliñar la ensalada sustituyendo el vinagre o utilizarlo como condimento, es un hábito saludable.

El limón puede ayudarnos en una dieta para perder peso como complemento por varias razones. Una de ellas es su capacidad para aumentar la producción de calor y otra su riqueza en minerales que lo hace ligeramente diurético. Quizás el efecto más importante sea que regula el apetito y nos hace tener un mejor control del mismo. Por otra parte favorece unos niveles adecuados de colesterol, mejora la circulación sanguínea y contribuye a evitar o eliminar la temida celulitis. A nivel de la piel es un gran aliado pues interviene en la formación de colágeno y elastina aportando tersura y combatiendo la flacidez.

¿Es un quemagrasas?

Pues sí, contiene sinefrina, aunque esta se encuentra preferentemente en la piel del limón, no en la pulpa. La cafeína también quema grasas y sin embargo si queremos llevar una vida sana y equilibrada, no nos planteamos tomarnos 15 cafés al día.

El exceso a la hora de consumirlo es perjudicial, no olvidemos que es un ácido potente que obliga a nuestro organismo a utilizar sus sistemas de compensación (sistemas tampón) consumiendo un sinfín de oligoelementos. El limón está contraindicado en personas con problemas de reflujo, acidez de estómago, ácido úrico elevado o estreñimiento. Tampoco se recomienda su uso durante la menstruación.

Ten presente que el limón puro se come el esmalte de los dientes, aumenta la sensibilidad de los mismos y puede mancharlos de blanco. También puede contribuir a la formación de cálculos renales, precipitar un cólico hepático, un ataque de gota y desencadenar una gastroenteritis con intensas diarreas. En personas con déficit de G6PD puede provocar hemólisis (rotura glóbulos rojos de la sangre).

Vamos a suponer que efectivamente con la dieta del limón observamos gotitas de grasa en la superficie de la orina. Lejos de alegrarnos un hallazgo así debería preocuparnos y mucho, pues indica que la función renal se está afectando. La presencia de grasa en orina o “Lipuria” puede presentarse un día de forma puntual si ingerimos gran cantidad de grasa, como mecanismo compensador, pero cuando estamos haciendo una dieta baja en grasas, la aparición de lipuria es signo de fallo renal y lo que es peor, la lipuria no suele ir sóla, aunque no se vea a simple vista, probablemente analizando la orina encontraremos una gran cantidad de proteinas y de otras sustancias que no deberíamos perder.

Con un limón o dos al día en forma de limonada basta. Visita nuestro artículo sobre el agua con limón y los beneficios que aporta para la salud.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here