Agua con limón en ayunas: beneficios para la salud

En el artículo de hoy, vamos a hablar del agua con limón en ayunas. Y es que, aunque es un alimento que no se suele tratar muy a menudo, lo cierto es que tiene beneficios para la salud muy interesantes. Por ello, te traemos una guía de lo más completa.

Beneficios comprobados de beber agua con limón

En primer lugar, vamos a hablar de los beneficios que se ha podido comprobar en un laboratorio y con estudios científicos. Es decir, aquello para lo que, sí o sí, el agua con limón te ayudará:

Ayuda a adelgazar

Agua con limón para adelgazar
El limón, en primer lugar, tiene un valor calórico muy bajo, de 44Kcal/100 gramos, lo que significa que puedes consumirlo sin miedo a engordar. Pero, en realidad, no es eso lo que ayuda a adelgazar.

Lo que de verdad ayuda a adelgazar, es el hecho de que contiene una cantidad muy importante de fibra dietética (la pectina), que ralentiza el vaciado del estómago, lo que contribuye a tener una sensación de saciedad.

De esta forma, como el estómago tarda más en vaciarse, no sientes la necesidad de volver a comer, lo que contribuye a que tengas más facilidades para adelgazar, porque, como bien sabes, la mejor forma de adelgazar es comiendo menos.

Publicidad

Si tienes una dieta hipocalórica equilibrada, tomar agua con limón te ayudará. No tanto porque te alimente con un extra de calorías bajo, sino porque evitará que tengas la necesidad de continuar comiendo.

Favorece la cicatrización de las heridas

El limón cuenta con una gran cantidad de vitamina C (al igual que otros cítricos), pero también tiene buenas cantidades de potasio y diferentes minerales y vitaminas, tales como el calcio, el magnesio o el ácido fólico. Estos diferentes elementos contribuyen muy positivamente a los procesos de cicatrización, permitiendo que las heridas sanen mucho más rápido y con mejores resultados, lo que permite que la cicatrización se acabe notando menos.

Además, la vitamina C tiene efecto antioxidante y es indispensable para producir colágeno, que, además de reparar los tejidos cuando se tienen heridas, sirve para reducir las arrugas y tener una piel más tersa.

Refuerza el sistema inmunológico

Refuerza el sistema inmunológico con agua y limónComo bien sabes, la vitamina C es una de las vitaminas que más ayuda a que el organismo esté en perfecto estado. ¡No es casualidad que nuestras madres, de pequeños, nos insistieran tanto en la importancia de tomar zumo de naranja!

Y, como ya hemos señalado, la vitamina C se encuentra en una gran concentración en el limón. Esta vitamina C, además, contribuye a crear el material de los glóbulos blancos, que son los que se encargan de que el sistema inmunitario funcione adecuadamente.

Por otro lado, el agua con limón también cuenta con ácido cítrico, málico, acético y fórmico, que pueden potenciar la forma en la que actúa la vitamina C. Es decir, que, además de tener la vitamina C (buena en sí misma), también tienes una serie de ácidos que mejoran su efecto.

Y, para terminar, esos ácidos también son antisépticos, lo que significa que te ayudarán a combatir las bacterias y otros patógenos que pueden amenazar tu organismo. ¡Y todo ello en un simple limón!

Ayuda a prevenir el cáncer

Como siempre que se habla de los efectos que tiene un remedio casero sobre el cáncer, hay que hacerlo con cuidado. El limón, como puedes imaginar, no sustituye las terapias médicas. Es solo un apoyo extra.

En este caso concreto, el limón contiene ácido cafeico y ferúlico, y algunos flavonoides, como la hesperidina, que se han demostrado con alto efecto antioxidante, y que pueden llegar a parar la actividad carcinogénica.

Esto significa que son capaces de parar la proliferación de tumores. Pero, como puedes imaginar, tomar limón de forma exclusiva, no te curará el cáncer. Simplemente, lo recomendamos como un apoyo a las terapias convencionales.

Previene la obesidad y las enfermedades cardiovasculares

Por último, hay que mencionar que la hesperidina que contiene el limón tiene efectos vasoprotectores, antiinflamatorios, antihipertensivas, hipolipemiantes y diuréticas. Y todo ello es fantástico para cuidar de tus venas y arterias.

Las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, y algunos tipos de cánceres pueden mantenerse a raya si, además de una dieta equilibrada y ejercicio, consumes un vaso de agua con limón en ayunas cada mañana.

Como en los demás casos, no se recomienda consumir únicamente el agua con limón para tratar este tipo de enfermedades. Pero sí que se utilicen como apoyo, porque, aunque su efecto sea insuficiente por sí mismo, sí puede ser una gran ayuda si se utiliza junto a tratamientos convencionales.

Beneficios no comprobados de beber agua con limón

Ahora, vistos los beneficios comprobados de beber agua con limón, veamos algunos otros beneficios no comprobados. Estos beneficios los han relatado personas que han probado el agua con limón, pero que no han sido refrendados por estudios científicos todavía:

Ayuda a mejorar la digestión

Agua con limón para mejorar la digestión

Una de las afirmaciones más extendidas por parte de las personas que consumen agua con limón en ayunas, es la de que les ayuda a hacer la digestión. Según explican algunos propagandistas de los beneficios del limón, existen elementos en éste que, efectivamente, ayudan en los procesos digestivos.

Hay que señalar que, aunque hay algunos elementos en el limón que sí podrían contribuir a acelerar el metabolismo y relajar el tracto digestivo, lo cierto es que no hay ningún estudio ni datos comprobables que demuestren que el limón aumenta el metabolismo basal.

Esto no significa que sea necesariamente falso. Simplemente, no hay evidencia de que esa afirmación se ajuste a la realidad.

Disminuye la acidez corporal

Otro de los argumentos a favor del uso del agua con limón, que últimamente está ganando muchos adeptos, es el de que contribuye a disminuir la acidez corporal, especialmente el ácido úrico de las articulaciones.

No hay ningún tipo de estudio científico ni evidencias que permitan inferir tal cosa, y, según los expertos, esa mejoría que pueden notar algunas personas tiene más que ver con un efecto placebo y de autosugestión, que con un efecto fisiológico real.

Reduce el acné

Otra afirmación (de las más extendidas, y con razón, en este caso), es la de que el limón reduce el acné. Son muchos los jóvenes que prueban todo tipo de trucos con el limón para reducir el acné, y lo cierto es que tienen razones para hacerlo.

Como ya hemos señalado anteriormente, el limón cuenta con diferentes elementos que contribuyen a estimular la formación de colágena y mantener sanos los tejidos de la piel. Y, además, tiene efectos antisépticos.

Con estos dos elementos, parecería lógico pensar que el limón contribuye a reducir el acné. Sin embargo, no existen evidencias científicas ni estudios que hayan demostrado que sea así. De hecho, los científicos siguen haciendo muchas preguntas acerca del acné.

También te puede interesar:  25 consejos para reducir el abdomen

Mejora el estado de ánimo

Mejorar el estado de ánimo tomando limón

Algunas personas afirman que el limón contribuye a mejorar el estado de ánimo, porque el aroma del limón cuenta con propiedades energizantes que actúan directamente sobre el estado de ánimo y situaciones de depresión o ansiedad.

Sin embargo, los expertos, una vez más, no encuentran evidencia ni estudios científicos que permitan respaldar esta afirmación. Según los expertos consultados, quienes afirman esto podrían tener una ligazón inconsciente con el aroma del limón que es personal, y no extensible a todos los seres humanos.

Otros beneficios no comprobados del agua con limón

Existen muchos otros beneficios atribuidos al agua con limón (todos ellos sin comprobar científicamente). Aquí te dejo una lista con algunos de ellos:

  • Ayuda a estabilizar la resistencia a la insulina.
  • Protege contra problemas prenatales.
  • Estimula y mejora de forma significativa el proceso de desintoxicación del cuerpo.
  • Mejora la visión.
  • Ayuda a eliminar la necesidad a la cafeína.
  • Alivia los dolores de barriga y la indigestión media.
  • Reduce los antojos.
  • Promueve una piel hidratada y reduce las arrugas.
  • El olor del limón (como en la aromaterapia) puede ser efectivo en reducir vómito y náusea en las mujeres embarazadas.
  • Previene la condición del hígado graso.
  • Combate la aterosclerosis.
  • Combate el estreñimiento.
  • Promueve el buen funcionamiento del hígado.
  • Aumenta los niveles de energía.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mejora la digestión.
  • Ayuda a la asimilación de los alimentos.
  • Ayuda con el metabolismo de grasas.
  • Mejora la función cerebral.
  • La cáscara del limón ayuda a reducir el colesterol.
  • Combate la candidiasis.
  • Protege contra las enfermedades cardiovasculares.
  • Propiedades antivirales y antimicrobianas (gracias a su contenido en vitamina C).
  • Los cítricos, como el limón, te ayudan a sentirte lleno por más tiempo.
  • Reduce los niveles de grasa corporal.
  • Bloquea el daño causado por los radicales.
  • Reduce la inflamación.
  • Combate la obesidad.
  • Reduce la flema.
  • Refresca el aliento.
  • Alcaliniza el agua (reduce el nivel de acidez).

El agua con limón como desintoxicante

Por último, antes de pasar a los consejos sobre cómo preparar y consumir el agua con limón, queremos detenernos a hablar un momento de las propiedades del agua con limón como desintoxicante.

Y es que, desde hace ya algún tiempo, el agua con limón se utiliza en dietas como la Detox. No vamos a explicar aquí si esa dieta es buena o mala. La cuestión es que el agua con limón se usa en esa y otras dietas por sus propiedades desintoxicantes.

Y de eso sí queremos hablar, de las propiedades desintoxicantes del limón.

Eliminando toxinas con el agua con limón

Aquí hay que señalar algo importante: el cuerpo humano está hecho para beber agua, no productos envasados. Aunque creas que tal o cual bebida que consumes es lo mismo que el agua, porque contiene agua, no es así. Algunos de los elementos que contienen esos refrescos anulan las virtudes del agua, y, por lo tanto, no es lo mismo consumir un litro de agua al día, que un litro de, por ejemplo, Aquarius.

Ahora bien, ¿qué es lo que tiene el agua que hace que sea tan importante para nuestro organismo?

El agua nos permite depurarnos, eliminar las toxinas de nuestro organismo. Y, si no lo hacemos, es normal que aumenten nuestras sensaciones de malestar y diferentes tipos de enfermedad. Es por ello que conviene tomar agua. Eso sí, existen formas de hacer que este proceso de desintoxicación sea todavía más potente. Y, sí, has acertado, una de ellas es utilizando agua con limón en lugar de agua normal.

El limón, como ya hemos ido mencionando a lo largo del artículo, tiene una buena cantidad de elementos que contribuyen a mejorar la salud del organismo. También contribuyen a desintoxicarlo a un mejor ritmo.

Por lo tanto, si quieres depurar tu organismo y mantenerlo en un estado mucho más saludable, deberías dejar de tomar esas bebidas azucaradas, refrescos y demás, y empezar a tomar agua con limón.

Empieza por tomar agua con limón durante una semana, sin tomar ningún otro tipo de bebida, y notarás cómo te sientes mejor. Con el paso del tiempo, podrás tomar un refresco u otra bebida cuando te apetezca, pero sin olvidarte de complementarla con el agua con limón.

Te aseguro que los resultados son sorprendentes. ¡Mucha gente ya no se acuerda de cómo era tener su cuerpo libre de toxinas!

Cómo preparar y tomar el agua con limón

Preparar el agua con limón

Como puedes imaginar, preparar el agua con limón no es algo especialmente complicado. Pero, en cualquier caso, es mejor que tengas una pequeña guía con algunos consejos, para que puedas hacerlo sacándole el máximo partido. También te damos algunos consejos extra.

Preparar el agua con limón

Para preparar el agua con limón, bastará con que exprimas medio limón en un vaso de agua. Si vas a utilizar dos vasos, entonces utiliza un limón, etc. La proporción no es tan importante, en realidad, porque las propiedades se encuentran en el limón, no en el agua.

Sin embargo, medio limón por cada vaso de agua es una cantidad bastante aceptable, permitiendo que tenga un buen sabor, y no obligándote a consumir una enorme cantidad de agua.

No obstante, como digo, si te gusta más fuerte, puedes añadir más limón y menos agua, o viceversa si te gusta más suave.

Consejos al tomar el agua con limón

También quiero darte algunos consejos a la hora de tomar el agua con limón. Aquí los tienes:

  • Para poder apreciar los resultados, es recomendable que pruebes el agua con limón durante dos semanas. Antes de ese plazo, es difícil que notes nada destacable.
  • No utilices agua fría. El agua tibia tiene un efecto mucho más relajante, y te ayudará a conseguir mejores resultados.
  • Si estás haciendo alguna dieta détox, tomas el agua para adelgazar, o quieres equilibrar tus niveles de acidez, es recomendable que tomes el agua con limón por la mañana y en ayunas.
  • No utilices ningún tipo de endulzante, ni azúcar, ni sacarina, ni stevia. Toma únicamente el agua con limón.
  • Si te resulta completamente imposible consumir solo el agua con limón, utiliza miel cruda. Pero, insisto, deberías intentar consumir solo el agua con limón.
  • Si el sabor se te hace incómodo, o te acabas cansando de él, puedes añadir algunas hierbas, como menta o albahaca. Eso le dará frescor y un sabor nuevo.

Como ves, el agua con limón en ayunas es una fantástica forma de mejorar tu salud. Esperamos que le saques el máximo partido posible y, por supuesto, que esta guía te haya resultado útil.

Agua con limón en ayunas: beneficios para la salud
4.6 (92.41%) 29 votos


Te podría interesar