Sistema endocrino

Conoce las funciones e importancia de todas las partes del sistema glandular del cuerpo humano. Repasaremos las distintas glándulas endocrinas, sus funciones y algunas enfermedades asociadas al sistema glandular.

El sistema glandular, también conocido como sistema endocrino, es uno de los más importantes del cuerpo humano y también es uno de los menos conocidos. El sistema endocrino engloba todas las glándulas del organismo, las cuales tienen la tarea de regular el funcionamiento de todo el cuerpo. La hipófisis, la tiroides y el páncreas son algunas de las glándulas que conforman el sistema glandular.

El funcionamiento, bueno o malo, de cada uno de los órganos del sistema endocrino incide sobre el cuerpo humano y sobre la psiquis de la persona, de hecho, los rasgos de la personalidad de un individuo están marcados por el funcionamiento de sus glándulas. Para conocer más a fondo qué es el sistema glandular, cuáles son los órganos que lo componen y su importancia para la salud del ser humano, te invitamos a seguir leyendo este artículo de eSalud.

¿Qué es el sistema endocrino?

Partes del sistema endocrino

El sistema glandular es un conjunto de glándulas que tienen como función la producción y secreción de hormonas que son enviadas a la sangre. Cuando estas sustancias son liberadas provocan la inhibición o estimulación de la respuesta de un órgano determinado. El sistema endocrino es, junto con el sistema nervioso, el encargado de regular el funcionamiento del resto de sistemas y aparatos del cuerpo humano.

Además, las glándulas actúan como entes reguladores de las emociones, razón por la cual su funcionamiento incide directamente en el estado emotivo de una persona. Muchos de los cambios mentales o de comportamiento que una persona experimenta son dados por una alteración en el sistema endocrino debido a la liberación excesiva o disminución en la producción de determinadas hormonas. Por ejemplo, el exceso o la escasez de hormonas tiroideas secretadas por la glándula tiroides puede afectar desde la temperatura corporal y causar estados depresivos o de ansiedad.  

Así pues, las glándulas del cuerpo intervienen en un sinfín de procesos como el crecimiento, la reproducción, el metabolismo de los alimentos, la presión arterial y la respuesta del organismo ante una situación de alerta. Todo esto se lleva a cabo a través de la liberación de hormonas que producen las glándulas, y para entender mejor todo el proceso te explicamos a continuación qué son estas sustancias y sus funciones.

¿Qué son las hormonas?

Las hormonas son sustancias químicas producidas por las células de las glándulas del sistema endocrino. Las hormonas transportan información química de una célula a otra y son liberadas en el torrente sanguíneo para viajar a través del mismo al órgano donde desempeñarán su función. En el cuerpo se encuentran más de 50 tipos de hormonas y cada una de ellas puede ejercer una reacción sin importar qué tan mínima sea su concentración dentro del organismo. Asimismo, el sistema nervioso central, la acción de algunas hormonas y cambios periféricos en el fluido son responsables de regular la secreción hormonal.

En algunas ocasiones ocurre que se producen cambios en ciertos patrones del cuerpo que de forma prolongada pueden causar alteraciones en la secreción hormonal. Cuando esto ocurre se puede agravar la condición mental y física de una persona. Para entender mejor este apartado pongamos como ejemplo a una persona que sufre de estrés y no sabe cómo controlarlo. El estrés en exceso estimula en el organismo la liberación de adrenalina en las glándulas suprarrenales; la adrenalina en grandes cantidades estimula la parte del cerebro que está asociada al comportamiento y causa estados de rabia. Asimismo, el estrés estimula la liberación de cortisol, hormona que afecta el correcto funcionamiento metabólico, razón por la cual los niveles elevados de cortisol están asociados con sobrepeso.

Por lo tanto podemos afirmar que cualquier alteración hormonal producida en el cuerpo humano de forma prolongada puede causar estragos físicos y emocionales en la salud de una persona. No obstante, el mal manejo de las emociones también es responsable de alteraciones hormonales. En conclusión, las hormonas son sustancias altamente importantes para que todos los procesos del organismo se lleven a cabo de forma eficiente y en equilibrio.

Glándulas endocrinas y sus funciones

Funciones de las glándulas endocrinas

El buen funcionamiento de las glándulas endocrinas es indispensable para una secreción normal de hormonas. Por esto resulta importante conocer cuáles son las glándulas del cuerpo humano y para qué sirven, veamos:

La tiroides

Es la glándula en forma de mariposa que se encuentra ubicada en el cuello y es responsable de secretar las hormonas tiroideas tiroxina y triyodotironina que influyen en la maduración de los tejidos, la quema de calorías y el ritmo de los latidos del corazón. Entre las enfermedades asociadas a las glándula tiroides encontramos:

  • Bocio: la glándula tiroides tiene un tamaño más grande de lo normal.
  • Hipertiroidismo: la glándula produce excesiva cantidad de hormona tiroidea.
  • Hipotiroidismo: la glándula no produce suficiente hormona tiroidea.
  • Nódulos en la tiroides: formación de bultos en la tiroides.
  • Tiroiditis: la tiroides está hinchada.
  • Cáncer de tiroides.

Muchas veces resulta difícil diagnosticar enfermedades de la tiroides como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo, ya que sus síntomas están asociados a muchas condiciones o, en algunos casos,  no son los suficientemente evidentes para sospechar de una alteración en funcionamiento de la glándula.

La hipófisis

Esta glándula se puede reconocer por su forma de pera y está ubicada en la zona que se encuentra debajo del cerebro y que conocemos como silla turca. Se considera que la hipófisis es la hormona principal, ya que es la responsable de regular el funcionamiento de todas las glándulas endocrinas del ser humano. La hipófisis se divide en dos partes, hipófisis posterior e hipófisis anterior. La parte posterior es la responsable de secretar la oxitocina y hormona antidiurética. La zona anterior produce las hormonas corticotropina, tirotropina, hormona del crecimiento, gonadotrofinas y prolactina.

También te puede interesar:  Leptina: la hormona que no te permite adelgazar

Las patologías asociadas a la hipófisis no son muchas, de hecho la afección principal relacionada con esta glándula es la presencia de tumores. Las masas alojadas en esta zona pueden causar síntomas de compresión como alteraciones de las pupilas, dolores de cabeza, problemas de la visión y alteraciones en los párpados. Asimismo, un tumor en la hipófisis es capaz de producir hormonas, por lo cual se puede presentar una alteración importante de estas sustancias en el organismo.

Paratiroides

Se trata cuatro glándulas que se encuentran en los lóbulos de la tiroides y son responsables de la secreción de la hormona PTH, mejor conocida como hormona paratiroidea. La paratiroide no tiene ninguna relación con la tiroides, se trata de glándulas totalmente distintas que cumplen funciones diferentes. Entre las acciones más importantes de la glándula paratiroides resalta su poder para controlar en sangre los niveles de fósforo y calcio. Mantener en equilibrio el nivel de calcio en sangre y huesos es indispensable para ofrecer la correcta energía eléctrica al sistema nervioso y al sistema muscular.

La enfermedad paratiroidea ocurre cuando una persona tiene 3 paratiroides de tamaño normal y una mucho más grande debido a que se ha convertido en tumor y está produciendo hormona PTH en exceso. En estos casos será preciso que la persona se someta a una operación para extirpar el tumor.

El páncreas

Se encuentra ubicado detrás del estómago y su principal función es producir jugos que ayudan a descomponer los alimentos durante la digestión y secretar la hormona insulina, sustancia responsable de regular los niveles de glucosa en sangre. El páncreas es una glándula muy importante y su buen funcionamiento es vital para que no se desarrollen ciertas enfermedades degenerativas en el cuerpo humano.

Entre las afecciones asociadas a un mal funcionamiento del páncreas encontramos:

  • Pancreatitis: inflamación de la glándula debido a que las enzimas digestivas han comenzado a digerir el propio páncreas.
  • Fibrosis quística: se trata de una condición genética que se caracteriza por la producción de una sustancia pegajosa que causa el bloqueo de los conductos pancreáticos.
  • Diabetes tipo I: las células de la glándula no producen insulina debido a una reacción negativa del sistema inmune sobre las mismas.
  • Diabetes tipo II: el páncreas funciona de forma deficiente y no es capaz de secretar la cantidad suficiente de insulina para metabolizar de forma correcta el azúcar de las comidas.
  • Cáncer de páncreas.

Glándulas suprarrenales

Son dos glándulas en forma de triángulo y cada una está ubicada en la parte alta de un riñón. La parte externa de estas glándulas se conoce como corteza y es la zona responsable de producir las hormonas cortisol, aldosterona y otras sustancias que pueden convertirse en testosterona. La parte interna de la glándula se conoce con el nombre de médula y es la responsable de producir adrenalina (epinefrina) y noradrenalina (norepinefrina).

Entre las enfermedades asociadas a un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales encontramos:

  • Enfermedad de Addison, déficit de cortisol.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita.
  • Diabetes.
  • Síndorme de Cushing, exceso de cortisol.
  • Hirsutismo o exceso de vello corporal.
  • Joroba detrás de los hombros.
  • Síndrome de Conn.

Gónadas

Las gónodas son mejor conocidas por sus nombres como glándulas sexuales: testículos y ovarios. Por esta razón las trataremos por separado.

Los testículos

Los testículos actúan en el desarrollo de caracteres sexuales secundarios y son indispensables para la producción de espermatozoides. Los testículos son secretores de la testosterona, sustancia que interviene en el desarrollo del sexo del feto, desarrolla la voz profunda típica de los hombres, actúa en la formación de vello facial, es vital para el desarrollo de la actividad sexual por parte del hombre, controla la libido y contribuye a un mejor metabolismo de la grasa.

Si quieres saber más, visita nuestro artículo sobre el aparato reproductor masculino.

Los ovarios

Son dos glándulas femeninas responsables de producir las hormonas estrógenos y progesterona. Los ovarios intervienen en el desarrollo de caracteres sexuales secundarios, controlan el ciclo menstrual, permiten que el endometrio se desarrolle en la matriz e inhiben la producción de leche en las mamas. El cese de la secreción hormonal de los ovarios trae como consecuencia la menopausia y el fin de la vida fértil de una mujer.

Entre las funciones de la progesterona encontramos: prepara el endometrio para que pueda ofrecer todo lo necesario para que el óvulo fecundado se implante en en el útero. Es responsable del aumento de las mamas los días previos a la menstruación. Su acción en el cerebro y en el sistema nervioso central puede causar cambios en la temperatura corporal.

Por su parte, los estrógenos se encargan de los siguiente: engrosan el endometrio todos los meses para prepararlo para el embarazo. Son responsables de determinar la distribución de grasa en el cuerpo femenino. Son responsables de la pigmentación de los pezones y la zona genital. Su acción en el cerebro controla la libido en las mujeres.

Si quieres saber más, visita nuestro artículo sobre el aparato reproductor femenino.

Sistema endocrino
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad