Dieta anti-retención de líquidos

Dieta anti-retención de líquidosLa mayoría de las personas y en especial las mujeres solemos en algún momento tener una retención de líquidos. Notamos las manos hinchadas, los anillos o los zapatos nos quedan más justos o no nos entran, la ropa nos aprieta y se nos marca en la piel, nuestra cara se muestra más abotargada o con los párpados inflados, orinamos con menos frecuencia y en poca cantidad, total, que nos sentimos muy incómodos.

Normalmente son situaciones puntuales que se deben en la mayoría de los casos a una ingesta excesiva de sal o alcohol, pero también por cambios o fluctuaciones de nuestras hormonas. Cuando esta retención de líquidos es continuada debemos consultar al médico para descartar cualquier enfermedad.

Factores NO patológicos de la retención de líquidos

  • Exceso de sal o determinados alimentos enriquecidos con sodio
  • Alcohol
  • Dietas pobres en proteínas
  • Vida sedentaria
  • Fluctuaciones hormonales sobre todo periodo premenstrual, embarazo y menopausia
  • Trasnochar

Medidas para evitar o paliar la retención de líquidos

Igual que en la dieta del colesterol esto no es una dieta propiamente dicha, tan sólo bastará con adoptar una serie de medidas.

1

Evita el exceso de sal, determinados alimentos muy ricos en sodio o con efecto mineralocorticoide o todo aquello que pueda aumentar la tensión arterial.

  • Caldo en cubitos o sopas instantáneas
  • Comidas precocinadas o en sobres
  • Enlatados
  • Embutidos
  • Salazones
  • Quesos curados
  • Bebidas gaseosas incluida el agua con gas
  • Bebidas light sobre todo si están edulcoradas con ciclamato sódico
  • Bebidas alcohólicas, de cualquier tipo, incluida la cerveza
  • Bebidas con cafeína
  • Regaliz
  • Postres y bollería industrial
  • Aperitivos salados (Chips, palomitas, pipas, cacahuetes, galletitas…)

2

Consumir verduras, especialmente: Perejil, cilantro, ajo, calabaza, apio, espárragos, calabacín, puerros, pepino, tomates, cebolla, setas, berenjena, alcachofa…

3

Féculas indicadas: Papas (mejor con piel), arroz y pasta integral, pan integral bajo en sal

4

Consumir carne, pescado y huevos en la medida justa, condimentados con hierbas aromáticas, limón o especias, muy poca sal y preferentemente a la plancha o al horno con un pizco de aceite de oliva

5

Frutas ricas en potasio: Plátano, papaya, melón, sandía, aunque también son adecuados los cítricos y la piña tropical natural

6

Beber un par de litros de agua al día. Ayúdate con algunas plantas medicinales diuréticas en infusión como: Cola de caballo, ortosifón, camilina, vellosina, diente de león o brezo entre otras

7

Abandona el hábito tabáquico

8

Practica ejercicio de forma regular o da una buena caminata cada día de media hora como mínimo. Si has de estar sentada mucho rato, levántate unos minutos cada hora y date un pequeño paseíto

9

Duerme de 7 a 8 horas al día y haz una siesta de media hora si tus obligaciones te lo permiten

10

No utilices ropa muy apretada, ni vaqueros ajustados o cinturones que dificulten el retorno venoso de las piernas

 

Cuánta sal podemos consumir

Al día la OMS recomienda, para evitar la retención de líquidos y la hipertensión arterial,  no consumir más de 2 grs. de sal que es el equivalente a una cucharadita de café. Y la dosis recomendada de sodio que no debemos superar, son los 2grs./día, justo la cantidad de sodio que hay en esa cucharadita de sal.

[Tweet “La dosis de sal recomendada al día son sólo 2 gramos”]

¿Es adecuado el uso de fármacos diuréticos?

El uso de fármacos diuréticos sólo es adecuado si te lo ha prescrito un facultativo por un motivo preciso y están contraindicados durante el embarazo. Utiliza los alimentos con efectos diuréticos que hemos señalado arriba y/o infusiones de plantas que te ayuden a eliminar ese líquido retenido.

Si estás tomando medicación o embarazada, consulta a tu médico antes de tomar cualquier planta medicinal. Las plantas medicinales contienen sustancias químicas “naturales”, principios activos capaces de ejercer una acción o de interactuar con los fármacos y de provocar lesiones embrionarias o fetales.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here