Asertividad: ¿Qué es? ¿Cómo aprender a ser una persona asertiva?

Existe una habilidad a la que se hace referencia regularmente en la capacitación de habilidades sociales y de comunicación; es aquella habilidad que reúne las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir ni ser agredidos. Esta habilidad majestuosa es conocida en el mundo de la psicología como asertividad.

¿Qué es la asertividad?

Es ese punto medio entre la agresividad y la pasividad, donde se pueden expresar de forma abierta y honesta los deseos de cada uno, sin permitir que nos manipulen, ni manipular al otro para que actúe en concordancia con lo que deseamos.

Ser asertivos es un modo de comportarnos que nos asegura la atención y respeto por parte de las otras personas. Significa ser capaz de defender sus propios derechos o de los derechos de otras personas de una manera tranquila y positiva. Es una herramienta de comunicación vital en nuestros tiempos.

La persona asertiva expresa de manera directa pero adecuada sus puntos de vista y necesidades emocionales, siempre con respeto y sin ánimos de ofender

La habilidad de ser asertivos les permite a los individuos actuar en su propio interés, defender al otro y defenderse por sí mismos sin ansiedad indebida, expresar sentimientos honestos cómodamente y expresar sus derechos personales sin negar los derechos de los demás.

Publicidad

Para conseguir ser personas asertivas se debe de tener una capacidad para poder manejar los niveles de ansiedad, manejar la frustración y controlar los pensamientos intrusivos, ya que es estos son una de las causas más frecuentes de comportamientos agresivos en los individuos.

¿Cómo comunicarse de manera asertiva?

  • Describir hechos concretos
  • Manifestar nuestros sentimientos y pensamientos -comunicar de forma contundente y clara como nos hace sentir aquello que ha ocurrido y que pensamos sobre eso-
  • Pedir de forma concreta y operativa lo que queremos
  • Especificar las consecuencias
  • Escuchar opiniones de los demás y responder adecuadamente
  • Respetar los pensamientos, sentimientos y creencias de otras personas
  • Actuar de manera tranquila y positiva
  • Lenguaje corporal adecuado:contacto visual, postura corporal no intimidante, gestos apropiados, una voz bien modulada y encontrar el momento justo para transmitir el mensaje
  • Saber nivelar los niveles de autoestima
  • Antes de expresar lo que se desea, se debe de estar seguro de eso
  • Aceptar responsabilidades y ser capaz de delegarlas
  • Reconocer las situaciones en las que es mejor quedarse callado
  • Expresar gratitud ante situaciones que lo ameriten
  • Saber admitir errores y tener la capacidad para disculparse
  • Mantener autocontrol y autoconfianza
  • Tener una buena habilidad empática
  • Ser respetuoso y seguro de sí mismo
  • Saber controlar los niveles de ansiedad
También te puede interesar:  Fobia social

La asertividad aumenta el éxito laboral

¿La asertividad aumenta el éxito laboral?

En el ámbito laboral la asertividad es una habilidad sumamente necesaria. Ser asertivo en el lugar de trabajo es un concepto frecuentemente incomprendido ya que la mayoría confunde la asertividad con ser agresivo y dominante. En algunos casos la asertividad es mal utilizada por las personas, para sentirse reconocidos y apoderados en su lugar de trabajo, pero según investigaciones, cuando la -erróneamente llamada- “asertividad” es mal utilizada en el ámbito laboral, la mayoría de las personas se sienten impotentes y subyugadas. Esto se debe a que no pueden expresarse con claridad y confianza.

En un lugar de trabajo, hay quienes son pasados por alto, y debido a su comunicación pasiva son vistos como inciertos, indecisos con falta de confianza y débiles. También están los que intentan remarcar el poder y dominar situaciones pero de manera agresiva, humillando y faltando el respeto a empleados con cargos inferiores. Algunas investigaciones sugieren que para ser un buen líder hay que hacerse respetar, pero la forma de hacerse respetar dista mucho de la agresividad, pues el respeto se gana y debe ser mutuo, sino no estamos hablando de respeto estamos hablando de miedo u obligación. Investigaciones recientes descartan la idea de que el líder deba ser una persona que implique miedo en los demás empleados, por el contrario, un buen líder debe saber comprender las necesidades de los demás empleados, también sus propias necesidades y las necesidades laborales.

Los trabajadores sociales necesitan desarrollar su asertividad y practicarla con los usuarios del servicio y dentro de un equipo multidisciplinario. Los trabajadores sociales o personal de atención al público, pueden enfrentar problemas de compromiso con los usuarios, lo que requiere una gran claridad acerca del papel que deben de cumplir. La asertividad es útil en esta posición debido a su naturaleza de no ser agresivo, pero ser claro y preciso en la expresión que se le brinda al cliente. Se ha demostrado que las personas asertivas, usualmente tienen mayor éxito no solo a nivel laboral sino también personal.

Asertividad: ¿Qué es? ¿Cómo aprender a ser una persona asertiva?
Valore este artículo


Te podría interesar