Remedios caseros que alivian las quemaduras de sol

Remedios caseros que alivian las quemaduras de sol

Permanecer bajo los efectos del sol durante un periodo prolongado de tiempo sin la protección adecuada facilita que la radiación ultravioleta penetre en las células que componen nuestra piel, dañando y destruyendo su ADN. Pero ¿por qué sucede esto?

Nuestra piel y el sol

La melanina absorbe la radiación ultravioleta para evitar que esta dañe las células, nuestra piel, al detectar una aumento de la radiación, aumenta la producción de melanina para protegerse de ella, por ello cuanto más tiempo estamos bajo los rayos del sol más se oscurece el tono de nuestra piel.

No obstante, la piel no tiene la capacidad de aumentar la producción de melanina tan rápido como sería necesario para evitar las quemaduras de sol. Los especialistas recomiendan el uso de cremas protectoras para evitar enfermedades derivadas de una prolongada exposición al sol.

En los lugares donde la radiación solar es menor, la piel reduce la producción de melanina puesto que necesita de los rayos del sol para producir vitamina D, fundamental para el correcto funcionamiento del cuerpo. Una excesiva producción de melanina no dejaría pasar la luz del sol necesaria para la producción de esta vitamina, como consecuencia el color de la piel se adapta a las condiciones de luz en las que vive.

La melanina actúa como filtro solar natural de la piel.
La melanina actúa como filtro solar natural de la piel.

Las quemaduras de sol son una respuesta del sistema inmunitario. Cuando el sol daña el ADN de una célula, esta se suicida ya que puede convertirse en cancerígena si se reproduce con el ADN dañado. En respuesta, el organismo manda sangre a la parte afectada con la intención de reparar el daño celular causado, como consecuencia vemos el enrojecimiento de la piel. La inflamación es provocada por las células sanas para conseguir la eliminación de las células dañadas.

Los efectos provocados por las quemaduras de sol, desaparecen pasados los días, siempre y cuando no sean graves, pero pueden llegar a ser muy irritantes y dolorosos. Si este es tu caso te aconsejamos sigas leyendo algunos remedios caseros que te ayudarán a aliviar los síntomas y ayudaran en el proceso de regeneración celular.

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Avena

Avena para aliviar las quemaduras de sol

Deja un puñado de avena en polvo reposar durante 15 minutos en un recipiente con leche fría. Con ayuda de una gasa aplica el resultado sobre las zonas enrojecidas, deja que la piel la absorba y después de unos 15 minutos retírala con agua.

También puedes envolver la avena en un paño y dejarla en la bañera mientras esta se llena de agua. Espera unos minutos a que la avena desprenda sus propiedades y sumerge la parte afectada durante unos 15 minutos.

También te puede interesar:  Baños con sal marina

Alterna ambos métodos dos o tres veces al día si la molestia persiste. Notaras que la avena hidrata la piel reduciendo la sensación de ardor y la inflamación.

Loción Corporal

Loción Corporal

Deja que tu loción corporal se enfríe en la nevera o congelador durante un tiempo y cuando este fría aplícala sobre la zona afectada. Es un remedio casero sencillo y muy practico, la loción corporal mantendrá la zona hidratada y puedes repetir el procedimiento 3 o 4 veces al día. La baja temperatura de la loción te proporcionara un alivio rápido para el ardor de las quemaduras de sol.

Aloe vera

Aloe vera, remedio eficaz contra las quemaduras

El Aloe vera contiene vitaminas A, C y E entre otras y, además, contiene propiedades hidratantes, antioxidantes y ayuda a la regeneración celular de la piel. No es de extrañar que podamos encontrar una amplia lista de remedios naturales basados en esta planta.

Si tienes una planta de Aloe vera cerca, corta una de sus hojas y aplica el gel que contiene en su interior sobre las partes quemadas. Puedes cortar la hoja a lo largo para extraer el gel con cuidado o untarlo directamente usando la hoja a modo de pincel, realiza cortes sobre ella para que supure la sábila.

Compresas frías

Las compresas frías pueden ayudar a refrescar y nutrir la piel que ha sido afectada por el sol.

Humedece algunos paños con agua fría, extiéndelos sobre la piel y cámbialos cuando adopten la temperatura de la piel. Puedes sustituir el agua por leche fría y de esta manera, estarás hidratando y nutriendo la piel. Puedes aplicarlo 3 o 4 veces al día.

Si tienes manzanilla en casa sigue el mismo procedimiento que antes. La manzanilla contiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que ayudaran a reducir el dolor en la piel.

Maicena o polvos de talco

Polvos de talco, excelente para las quemaduras

Si la piel esta muy sensible debido a las quemaduras de sol puede que resulte molesto el roce de la ropa sobre la zona inflamada, en este caso los polvos de talco pueden ayudarte a reducir la fricción. Repite esta acción tantas veces como lo necesites.

No olvides consumir abundante agua, nuestra piel es el organismo mas grande de nuestro cuerpo y las células que le dan forma están compuestas mayoritariamente por agua. Después de una estancia prolongada bajo los efectos del sol las células de nuestro cuerpo necesitan agua para poder regenerarse.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here