Consejos para mejorar la autoconfianza

A menudo podemos sentirnos más confiados en algunas circunstancias y menos confiado en otras. Este nivel de confianza puede estar influenciado por eventos pasados ​​y los recuerdos que tengamos de estos.

La autoconfianza es el poder de confianza que posemos sobre nosotros mismos. Tener autoconfianza significa ser capaz de verse a sí mismo de forma optimista y enfocarse en reconocer las capacidades positivas que cada uno posee.

La confianza en sí mismo es una habilidad que se desarrolla con los años, pero también se relaciona a la personalidad de cada individuo, pues esta habilidad es parte de un rasgo de la personalidad.

A continuación te ofrecemos una lista con 10 consejos para confiar más en ti mismo.

Consejos para aumentar la autoconfianza

1. Observa lo que ya has logrado

A veces puede ser fácil centrarse en lo que no has hecho, pero enfocarte en lo que has logrado, ya sean logros grandes o pequeños, pueden ayudarte a obtener una mayor perspectiva de todas tus capacidades y cualidades positivas.

Valora lo que tienes y agradece por ello. Piensa en todo lo que has logrado y realiza introspección diariamente.

Una buena forma para reconocer tus logros puede ser tomar nota de ellos. Escribe una lista de todas las cosas que has logrado y te sientes orgulloso/a.

2. Practica el autoconocimiento

El autoconocimiento es un pilar fundamental a la hora de generar confianza en nosotros mismos. Esta habilidad sirve para conocerse mejor; y se basa en el análisis de nuestros propios pensamientos y emociones. Dicho análisis nos da una perspectiva de lo que somos y queremos lograr.

El autoconocimiento se puede lograr a través de la práctica del Mindfulness: un estado de consciencia elevado donde el sujeto puede observar sus pensamientos y emociones y analizarlos de manera objetiva.

3. Acéptate tal cual eres

En lugar de quejarte de tus debilidades, puedes tratar de encontrar maneras de mejorar tu vida y aceptarte tal y como eres. Debes tratarte con amor, valorarte y tener presente que no eres un ser perfecto -pues nadie lo es-, pero eres un ser valioso, digno de ser respetado y merecedor de amor.

Si te aceptas con todas tus virtudes y tus defectos, estarás dando un gran paso hacia el camino de la autoconfianza.

4. Mantén en claro tus propósitos

Es muy importante que te focalices en tus aspiraciones, comprendas a donde quieres llegar, qué deseas obtener y no te desvíes de tus objetivos.

Tener propósitos fijos te ayudará a luchar por ellos y no parar hasta llevarlos a cabo, una parte fundamental para cultivar la autoconfianza.

5. Autodisciplina

Para lograr aumentar la autoconfianza es sumamente importante implementar la autodisciplina. Gracias a esta capacidad puedes comenzar a cambiar tus comportamientos y alcanzar tus propias metas.

Puedes proponerte un cambio de actitud y establecerte metas para ir mejorando tus capacidades intelectuales e intrapersonlaes.

6. Piensa en tu futuro

Dedica unos minutos diarios para pensar cuales son tus objetivos a corto y largo plazo. Proponte metas fijas y factibles, y toma nota de ellas. Cuando tengas en claro lo que deseas lograr en la vida utilízalo como motivación.

Con esto lograrás aumentar tu autoestima y tu capacidad de autoconfianza.

Habla con otras personas

7. Habla con otras personas

Para mantener la autoconfianza o construirla es necesario mantener vínculos con otras personas. La comunicación es uno de los pilares esenciales para lograr confiar en uno mismo.

Puedes hablar con personas de tu entorno acerca de cómo te sientes, cómo te ves en la vida, y preguntarles cómo ellos te ven. También puedes mantener charlas con personas que se encuentran relacionadas con tus objetivos. Escuchando desafíos de otras personas y sus logros puedes sentirte mejor contigo mismo y puedes aprender a encontrar maneras de superar los obstáculos que se atraviesen en tu vida.

También te puede interesar:  Trastornos del sueño

8. Practica la asertividad

Adopta una forma de comunicación asertiva, que demuestre confianza en ti mismo y aprende a expresar tus necesidades y tus puntos de vista de manera directa y firme, pero a la vez, tranquila.

Ser asertivo te permitirá actuar por tu propio interés y hacer valer tus derechos y los derechos de los demás.

9. Acepta críticas constructivas, no destructivas

Siempre es bueno aceptar las criticas constructivas, puesto que estas nos ayudan a crecer en varios aspectos. Deja que las críticas bien intencionadas sean bienvenidas, pero no permitas que otras personas piensen por ti.

Haz a un lado las críticas negativas y destructivas. No dejes que personas con pensamientos negativos se entrometan en tu vida y tomen decisiones por ti.

10. Aprende a controlar tus pensamientos negativos

Si bien los pensamientos negativos se activan de manera inconsciente, puedes aprender a controlarlos para que no influyan ni se interpongan negativamente en tu vida.

Al darte cuenta de cuando un pensamiento negativo te esta invadiendo puedes tomar el control sobre él. Este control se basa en el reconocimiento de este pensamiento y la repercusión que genera en tu interior.

Los pensamientos negativos pueden ser muy destructivos si se les permite, por eso debes intentar cambiar ese pensamiento, ver las cosas positivas e intentar moldearlo para que no interfiera en tus objetivos.

Relación entre autoconfianza y autoestima

Aunque a veces tendemos a confundirlos, la autoestima y la autoconfianza son dos conceptos diferentes. Por eso, es necesario comprender sus roles cuando buscamos mejorar nuestras habilidades personales.

Cuando hablamos de autoestima nos referimos al valor que nos atribuimos a nosotros mismos y a nuestras capacidades. La autoestima trata acerca de cómo nos sentimos nosotros mismos en general; cuánta estima, consideración positiva, seguridad y amor propio poseemos. Ésta habilidad es desarrollada a partir de experiencias y situaciones pasadas, que dan forma a cómo nos vemos y nos sentimos en el presente.

La autoestima comienza a formarse desde la edad temprana. Desde niños comenzamos a desarrollar nuestra autoestima, la cual se podría ver directamente afectada por la crianza y el entorno. Por ejemplo: un niño al cual no se le permiten hacer las cosas por sí mismo, no se le valoran sus acciones positivas y no es tomado en cuenta por sus padres o demás personas de su familia, puede tender a presentar baja autoestima.

Tener autoconfianza nos ayuda a vernos a notros mismos de manera positiva, valorando nuestros aspectos positivos por sobre los negativos. Si presentamos un buen control de nuestra autoconfianza podremos tomar nuestras mejores capacidades y exprimirlas de manera favorable y saludable.

Usualmente quienes padecen baja autoestima, son personas inseguras de sí mismas que tienden a presentar un bajo nivel de autoconfianza. Quienes presentan alta autoestima, pueden ser personas que tienen un gran control en su autoconfianza, pero también hay quienes presentan una “falsa alta autoestima”, que son personas inseguras y con falta de autoconfianza que intentan fingir su personalidad para demostrar todo lo contrario.

Consejos para mejorar la autoconfianza
Valore este artículo

Artículos relacionados


Deja un comentario