Etapa pre esquemática

La etapa pre esquemática es la segunda etapa en el desarrollo del dibujo en el niño; esta se da entre los cuatro y siete años aproximadamente, cuando finaliza la etapa del garabateo. 

En esta etapa toma elementos de la etapa del garabateo que luego irá transformando. A medida que el niño avanza desde el escenario de la marca, podrá dibujar sus primeras figuras humanas, que emergen de sus garabatos. Aparece la creación consciente de la forma, en otras palabras comienza a aparecer la intensión consciente de dibujar tal o cual cosa; el niño va a querer comenzar a crear. Dichas representaciones serán bidimensionales.

¿Qué dibuja el niño en la etapa pre-esquemática?

En la  etapa pre-esquematica el niño comienza dibujando la figura humana como un círculo con dos círculos dentro de este (representando los ojos), una linea (representando la boca) y lineas verticales y horizontales que van en diferentes direcciones  (representando los miembros inferiores y superiores); también puede representar la figura humana como dos círculos y dos líneas verticales, esto se debe a que el niño dibujará lo que sabe de sí y no la representación visual concretamente.

A medida que pasa el tiempo el niño comenzará a agregar detalles tales como el cabello a la cabeza, la ropa al cuerpo.Ya a los cinco años podrá realizar una figura humana primitiva.

Finalmente habrá inclusión gradual de partes adicionales del cuerpo, tales como dedos de las manos y los pies, y a los seis años esa figura primitiva será más reconocible, pudiendo a su vez dibujar algún elemento que hable de la persona al lado de ella, debido a la expansión de su entorno.

Dibuja lo que lo rodea, la relación entre lo que dibuja es caprichosa, la significación es emocional y relaciona objetos según sus afectos, es por ello que al representar los miembros de la familia lo hace en un orden determinado pues la perspectiva del mundo del niño es egocéntrica, es decir, centrado en lo que el hace y piensa.

En cuanto al color no hay relación entre lo que grafíca y el objeto real, pues la elección del color tiene más que ver con preferencias del niño, por eso no hay  que corregir al niño cuando utiliza un color diferente al del objeto real. Hay que observar también la flexibilidad del dibujo ya que los cambios hablan de la evolución y la fijeza de estancamiento en el desarrollo.

También te puede interesar:  Los psicólogos más influyentes de la historia de la psicología

En esta etapa comenzarán a buscar la aprobación de sus dibujos -si todavía no lo han hecho en el pasado-, llevándolos a los adultos para su confirmación, y señalando las diversas personas y otros objetos que han dibujado.

Les gusta usar diferentes materiales para expresar sus ideas. Empiezan a entender y a dibujar la tercera dimensión en sus dibujos; por ejemplo, tratarán de mostrar parte del objeto oculto detrás de otro objeto.

¿Qué debemos tener en cuenta en la etapa pre-esquemática?

Que debemos tener en cuenta en la etapa pre-esquematica

A partir de esta etapa, los niños comienzan a plasmar su emociones, pensamientos, miedos y deseos en sus dibujos. Debemos tener en cuenta las representaciones que el niño realiza, puesto que las mismas pueden decir mucho de su personalidad o de su percepción del mundo que lo rodea.

Observemos lo que dibuja, a que le brinda mayor protagonismo, que colores utiliza y las posiciones en las que ubica el dibujo.

Cuando dibuja personas, debemos observar el tamaño de las mismas. Las más grandes tienden a representar personas dominantes, quienes mantienen el control, y las más pequeñas pueden representar personas inestables o inseguras.

Si dibuja figuras imaginarias como monstruos  u otros personajes ficticios, puede estar representando sus temores o deseos.

Los colores oscuros tienden a representar sentimientos negativos, a diferencia de los colores claros, los cuales representan sentimientos armoniosos.

Si se dibuja a él mismo o a otra persona en el inferior de la hoja, puede significar que se siente inseguro, con baja autoestima y falta de autoconfianza -lo mismo para la persona representada-. Si se dibuja en la parte superior, puede representar soberbia, exceso de autoestima e incluso puede llegar a ser  un factor determinante que ayude a diagnosticar un trastorno narcisista.

Etapa pre esquemática
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad