Brackets: tipos y características

Llevar Brackets

La ortodoncia es una rama de la odontología cuya función es estudiar, prevenir, diagnosticar y tratar malformaciones que pueden tener los dientes de las personas. Los profesionales de la salud bucal aplican diferentes técnicas para lograr que sus pacientes tengan una linda sonrisa, entre ellas el uso de Brackets.

No solo los niños requieren corregir desviaciones o anomalías en la posición y función de las estructuras dentales, también los adultos quieren corregir cualquier defecto. Para aclarar cualquier duda que se pueda tener, en este artículo vamos a hablar de los tipos de Brackets que hay y sus características.

Índice
  1. ¿Qué factores inciden en la elección de unos Brackets?
  2. Tipos de Brackets y sus características
    1. Brackets de metal
    2. Brackets transparentes
    3. Brackets de autoligado
  3. ¿Cuál de los tipos de Brackets debo elegir?
    1. ¿Qué precios tienen cada uno de los Brackets?
  4. ¿Y la ortodoncia con alineadores transparentes?

¿Qué factores inciden en la elección de unos Brackets?

La elección de unos Brackets depende de varios factores, como por ejemplo la edad del paciente, su sexo, sus gustos, preferencias y estilo de vida. Y es que quizás un adulto prefiere un aparato de ortodoncia lo más discreto posible, mientras que quizás un joven prefiere lucirlos de manera abierta.

Evidentemente, el paciente debe hablar de manera franca con su odontólogo y determinar cuál es el mejor método para él, teniendo en cuenta también su presupuesto. Ahora bien, si hay algo cierto es que cualquier sacrificio por tener una sonrisa bonita y una buena salud bucal valen totalmente la pena.

elección de unos Brackets

Tipos de Brackets y sus características

Los Brackets son instrumentos de ortodoncia que consisten en piezas cuadrangulares que se adhieren a los dientes para corregir la mala posición de los mismos. Los Brackets se colocan de forma fija en la dentadura, aunque de manera temporal; están hechos de diferentes materiales y cada cierto tiempo se le realizan ajustes.

Pasemos a hablar de los diferentes tipos de Brackets disponibles en el mercado y cuáles son sus características, así como ventajas o desventajas.

Brackets de metal

Se trata de uno de los métodos dentales más conocidos, que consiste en un conjunto de accesorios metálicos que se fijan con un cemento especial. Dichas piezas se colocan al frente de los dientes, por lo que son totalmente visibles y están unidas por un arco de metal también.

Este arco es el encargado de transmitir a los dientes la fuerza que se requiere para realizar los movimientos que se necesitan para alinearlos correctamente. El arco de metal se une a la estructura general de los Brackets mediante el uso de unas gomas o ligas especiales de ortodoncia.

Normalmente las ligas transparentes son las predilectas de los adultos, mientras que los niños eligen con más frecuencia las de colores llamativos y divertidos. Actualmente pueden usarse unos modelos de Brackets metálicos mucho más pequeños que los tradicionales, hasta casi la mitad del tamaño e igual de eficientes. 

Brackets transparentes

 Los Brackets transparentes, también llamados Brackets estéticos, son más discretos que los metálicos y también son más bonitos o atractivos cuando se ven de cerca. El material de construcción de estos aparatos es de cerámica o plástico resistente, aunque también los hay de zafiro, que permiten ver la tonalidad de la dentadura.

Brackets transparentes

Si bien es cierto que son un poco más caros que los metálicos, los Brackets transparentes son menos perceptibles desde lejos e igual de efectivos. Ahora bien, también se fijan en la parte delantera de los dientes y utilizan tanto un arco como ligas para mantener unidas las piezas.

Los Brackets transparentes, en especial los de zafiro, no se manchan con el transcurrir del tiempo o al ingerir ciertos tipos de alimentos y bebidas. La estética no se pierde al seguir la rutina de citas o ajustes periódicos y por otra parte, son tan resistentes como los Brackets metálicos.

Brackets de autoligado

Estos aparatos de ortodoncia pueden ser tanto de metal como de otros materiales más estéticos, pero lo que los diferencia es que no utilizan ligas. El arco de los Brackets se fija al conjunto mediante la utilización de un novedoso sistema de pestañas de anclaje que funcionan como clip de agarre.

Como resultado disminuye el roce que puede existir en los otros aparatos y la distribución de la fuerza que ejerce el arco en los dientes mejora. Los Brackets de autoligado benefician al ortodoncista y al paciente, porque no hacen falta tantos aparatos auxiliares o la aplicación de procedimientos tan invasivos.

Otra ventaja de los Brackets de autoligado es que al no utilizar ligas, acumulan menos placa y residuos de alimentos, por lo que son más higiénicos. Como resultado, el paciente tiene menos problemas de salud bucales como sangrado gingival o mal aliento y evita asistir a tantas sesiones de limpieza.

Brackets linguales

Se trata del único método de ortodoncia totalmente imperceptible, sin importar la distancia de otros, ya que se fijan en el lado interior de los dientes. Como resultado, las personas más tímidas sienten la confianza de sonreír sin ningún tipo de pena ya que no se verá que usan Brackets.

Hay varias modalidades de Brackets linguales, lo que incluye los de tipo estándar y los que están construidos a la medida y necesidades del paciente. Aunque se trata de los Brackets más costosos que se pueden colocar en la dentadura, presentan ciertas ventajas que valen cada centavo invertido en ellos.

Al utilizar aparatos de ortodoncia lingual no tendrás que visitar al dentista tantas veces para efectuar los ajustes frecuentes y requeridos de los alambres. Por otro lado, normalmente el tiempo de uso y tratamiento de ortodoncia se reduce hasta la mitad del que se tarda con otros aparatos.

¿Cuál de los tipos de Brackets debo elegir?

La respuesta a esa pregunta dependerá de tus gustos, preferencias, forma de vida y también del presupuesto que tienes disponible o que estás dispuesto a invertir. Nota que no decimos gastar, decimos invertir porque cualquier cantidad de dinero que uses para tu salud y bienestar definitivamente está bien utilizado.

Al hablar de gustos, nos referimos a que quizás te agrade la idea de hacer el tratamiento divertido y ameno utilizando ligas de distintos colores. O quizás lo que deseas es que los Brackets se noten lo menos posible para que no seas objeto de chistes de mal gusto.

Por otra parte, si eres atleta (quizás de deportes de contacto) o quieres que para nada se noten los aparatos ortopédicos, los linguales son lo que necesitas. En todo caso, será necesario conversar de manera franca con tu odontólogo y plantearles todas tus preguntas o inquietudes para que elijan el mejor tratamiento.

Ahora bien, si te preocupa la función de cada uno, la buena noticia es que cualquiera que elijas tendrá la misma efectividad para mejorar la dentadura. Es posible que en algunos casos puntuales, lo mejor sea el uso de un método concreto, pero por regla general, podrás elegir el que más te guste.

Tipos de Brackets para elegir

¿Qué precios tienen cada uno de los Brackets?

Es evidente que los precios variarán dependiendo del centro odontológico donde te realices el tratamiento y también de qué tan capacitados están los especialistas. No obstante, lo que más influirá en los precios es el tipo de método que decidas utilizar para corregir la postura de tus dientes.

En líneas generales podemos decir que los Brackets más económicos siempre son los metálicos y en orden de precio después vienen los transparentes o estéticos. Dependiendo de que los selecciones con ligas o con la tecnología de autoligado, el precio aumentará un poco más.

Finalmente, los Brackets más costosos son los linguales, ya que se fabrican a medida y son invisibles al colocarse en la parte interna de la dentadura.

¿Y la ortodoncia con alineadores transparentes?

Este tipo de técnica, llamada también Invisalign, se ha popularizado en años recientes y es una alternativa a la ortodoncia fija temporal tradicional. Los alineadores transparentes se construyen con un polímero termoplástico, lo que da como resultado una especie de “forro” delgado y traslúcido que casi no se aprecia.

Este método corrector de la dentadura no interfiere para nada con tu forma de hablar, no genera heridas en la lengua o parte interna de los labios por roce. Se pueden retirar las férulas dentales al comer o cepillarse los dientes, por lo que puedes ingerir lo que quieras y mejorar tu higiene bucal.

Lo más importante será tener los aparatos colocados en la dentadura la mayor parte del día, por lo menos unas 22 horas, para que hagan su trabajo. En cuanto a su precio, está en un lugar intermedio entre los Brackets transparente de zafiro y los Brackets linguales, pero son una buena opción.

 

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más