Mejillones

Repasamos cuáles son las propiedades de los mejillones y por qué son tan beneficiosos para la salud. Las mejores recetas para disfrutar de ellos.

Los mejillones son uno de los alimentos más naturales que existen. Tienen un alto contenido en vitaminas, aminoácidos y minerales, por lo que resultan muy beneficiosos para el buen funcionamiento del organismo. Mejoran tanto el aspecto como la salud de la piel al mismo tiempo que fortalecen el sistema inmune, ayudan a reparar tejidos, e incluso alivian los síntomas de la depresión.

Existen una gran selección de especies de mejillones, como el barbudo, el mediterráneo o el rubio, entre otras. Todas ellas se pueden encontrar tanto en agua dulce como salada. La carne de las hembras es de color anaranjado, mientras que en el caso de los machos la carne tiene un color entre amarillo y blanquecino.

Por lo general, los mejillones se encuentran en zonas costeras poco profundas, así como en los bordes de estanques y lagos. Resultan muy fáciles de encontrar y recolectar, de modo que su consumo es muy popular en los países mediterráneos.

Propiedades de los mejillones

Propiedades de los mejillones

Los mejillones son muy ricos en proteínas. Contienen un índice muy bajo de grasas saturadas, aunque son ricas en grasas poliinsaturadas, las cuales resultan muy beneficiosas para el funcionamiento del organismo, como el Omega 3. Además, son muy ricos en vitaminas, principalmente del grupo B, así como de una gran selección de minerales ( calcio, yodo, hierro, potasio y magnesio).

Publicidad

En relación a las propiedades de los mejillones, destaca su alto contenido en vitamina C y distintas vitaminas del grupo B, especialmente B12. La vitamina B12 es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y la formación de glóbulos rojos.

Por su parte, el selenio favorece el buen funcionamiento del sistema inmune, además de proteger la glándula tiroides. Además, el magnesio fortalece el sistema óseo y proporciona energía al organismo.

No hay que olvidarse del yodo, que también participa en el buen funcionamiento del metabolismo; se encarga de regular el nivel de energía y favorecer el funcionamiento del sistema celular.

Beneficios de los mejillones para la salud

Beneficios de los mejillones para la salud

Los mejillones son uno de los alimentos más beneficiosos que existen, con una gran selección de efectos positivos sobre la salud y el organismo. Se pueden consumir de muchísimos modos diferentes, y están considerados como uno de los alimentos más naturales del mundo.

Fortalecen el sistema inmune

Una de las principales propiedades de los mejillones tiene que ver con su alto contenido en vitamina A, la cual juega un papel muy importante en un amplio abanico de funciones en el organismo: favorece la producción de glóbulos blancos, ayuda a mantener el sistema óseo en buen estado, regula tanto el crecimiento como la división celular…

Además, fortalece de manera notable el sistema inmune, de modo que el organismo está mejor preparado para hacer frenta a enfermedades como la gripe o el resfriado.

Cuidan el sistema muscular

Los mejillones son una de las mejores fuentes de proteínas de alto valor biológico. Los expertos señalan que tanto adultos como niños necesitan consumir proteínas a diario por una gran selección de razones, siendo las más importantes tres.

Por un lado, las proteínas son fundamentales para el crecimiento, algo esencial durante la infancia. Por otro lado, ayudan a preservar la masa muscular. Y, por último, participan en la reparación de los tejidos.

Fortalecen los huesos

Los mejillones son muy ricos en vitamina C y fósforo, de modo que son grandes aliados para fortalecer los huesos y dientes. Se estima que una taza de mejillones aporta prácticamente el 20% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C.

Además, esta vitamina ayuda tanto en la reparación como en el mantenimiento del sistema óseo, además de en la curación y cicatrización de heridas. También tiene un papel importante a la hora de combatir infecciones y neutralizar los radicales libres dañinos para el organismo.

Son antiinflamatorios

Los mejillones son el marisco con mayor cantidad de ácidos grasos Omega-3, lo cual les otorga grandes propiedades antiinflamatorias. Además, ayudan a cuidar el sistema cardiovascular, minimizando el riesgo de sufrir enfermedades como el infarto de miocardio.

Son antioxidantes

Los mejillones contienen selenio, un nutriente esencial para el buen funcionamiento del organismo. Es muy importante para proteger el cuerpo de las infecciones y los daños provocados por los radicales libres, además de favorecer la producción de ADN.

Alivian la depresión

Los mejillones son muy ricos en vitamina B12, la cual tiene un papel clave en un amplio abanico de funciones corporales. Algunos estudios llevados a cabo recientemente han demostrado que niveles altos de vitamina B12 en el organismo alivian de forma notable los síntomas propios de la depresión.

También te puede interesar:  Kale

Mejoran el aspecto y la salud de la piel

Gracias a su alto contenido en vitamina C, los mejillones ayudan a mejorar tanto el aspecto como la salud de la piel. De este modo, consumiendo este alimento con frecuencia, la piel se ve muchísimo más luminosa y tersa.

Controlan la presión arterial

El sodio que contienen los mejillones ayuda en el control del volumen sanguíneo y la presión arterial. Se estima que una ración de mejillones proporciona casi el 20% del sodio que un adulto necesita a diario.

Refuerzan las defensas

Otro de los nutrientes presente en los mejillones es el zinc, esencial para conservar un buen estado de salud. El organismo hace uso de él para protegerse ante la invasión de virus y bacterias, además de para producir ADN y proteínas.

Las mejores recetas de mejillones

Las mejores recetas de mejillones

Para disfrutar al máximo de los beneficios y propiedades de los mejillones para la salud, es interesante conocer algunas recetas.

Mejillones con vinagreta de verduras

Ingredientes

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla
  • Aceite
  • Vinagre

Elaboración

  1. En primer lugar se abren los mejillones. Para ello se ponen a cocer en una olla tapada con un chorrito de vino blanco.
  2. Para preparar la vinagreta, se emulsionan en un bol el aceite de oliva y el vinagre.
  3. A continuación se pica la 1/2 cebolla, así como el pimiento verde y el pimiento rojo. Se añaden al bol de la vinagreta.
  4. Luego, se pone media cucharada de vinagreta en cada mejillón y se deja reposar unos minutos antes de servir.

Mejillones a la marinera

Ingredientes

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 cebolleta
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • Perejil picado
  • Aceite

Elaboración

  1. Para comenzar con la elaboración de la receta se lavan bien los mejillones; para ello se raspan las conchas con energía, de modo que se eliminen todas las impurezas.
  2. A continuación se pican la cebolleta y el diente de ajo y se ponen a sofreír en una cacerola con aceite a fuego suave. Cuando la cebolleta esté suficientemente rehogada se rocía con el vino blanco y se deja cocer un par de minutos.
  3. Se colocan los mejillones en la cazuela y se dejan cocer durante ocho minutos, hasta que estén completamente abiertos. Es recomendable remover los mejillones cada cierto tiempo.
  4. Por último, se espolvorean los mejillones con perejil picado y se sirven con su propia salsa.

Mejillones gratinados

Ingredientes

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 100 ml de vino blanco
  • 500 ml de leche
  • 80 gramos de harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. En primer lugar se lavan los mejillones para retirar cualquier resto de suciedad que tengan en la concha.
  2. A continuación se pone el vino a calentar en una cacrola y se añaden los mejillones. Se coloca la tapa y se espera a que se abran.
  3. Se espera a que se abran y a continuación se poca la carne y se reserva junto con las conchas.
  4. Se pica la cebolla y los dientes de ajo y se ponen a pochar en una cacerola con un chorrito de aceite. Se añade el pimiento verde previamente picado. Se sazona y rehoga todo bien.
  5. Una vez las verduras estén pochadas se añade la salsa de tomate y los mejillone picados. Se mezclan todos los ingredientes y se rehogan durante cinco minutos.
  6. Es el momento de repartir el relleno en las conchas de los mejillones.
  7. Se cubre la bandeja de horno con una capa fina de sal gruesa y se colocan encima los mejillones rellenos.
  8. Para elaborar la bechamel se pone un poco  de aceite en una cazuela, se añade la harina y se rehoga un poco. Luego se vierte la leche poco a poco, se salpimenta y se deja cocinar durante diez minutos sin dejar de remover.
  9. Cuando la bechamel esté lista se coloca en una manga pastelera y se cubre cada mejillón con un poco de ella. Se gratinan en el horno.

Conclusión

Tal y como hemos señalado, los mejillones son uno de los alimentos más saludables y nutritivos que existen, aptos para personas de todas las edades. Además, admiten una gran selección de modos de preparación, lo cual es un gran punto a favor.

Mejillones
4 (80%) 4 votos


Te podría interesar