Garganta irritada

La información más completa sobre la garganta irritada: cuáles son sus causas, los síntomas, y los mejores remedios caseros para decir adiós al dolor.

La garganta irritada es una de las afecciones más comunes, tanto entre adultos como entre niños. Se suele acompañar de otros síntomas como ardor o molestias para ingerir tanto los alimentos como las bebidas.

Generalmente, su origen se encuentra en una infección en las amígdalas o en la faringe, las gran mayoría de las cuales son de pronóstico leve; a no ser que se presente fiebre muy alta, no precisa de tratamiento médico. Existen un gran selección de remedios caseros que ayudan a que la infección remita en apenas unos días sin producir mayores complicaciones.

¿Por qué se irrita la garganta?

Hay una gran variedad de causas que explican la irritación de garganta.

  • Resfriado y gripe: son dos afecciones respiratorias muy habituales tanto entre niños como entre adultos. Uno de sus principales síntomas es precisamente el dolor de garganta, el cual se suele acompañar de tos seca.
  • Amigdalitis: otra de las causas más frecuentes de la garganta irritada, la cual está producida por infecciones que pueden tener su origen en un virus o en una bacteria.
  • Mononucleoisis infecciosa: se trata de una infección de origen vírico que afecta tanto a la garganta como a los ganglios linfáticos.
  • ETS: existe determinadas enfermedades de transmisión sexual que presentan la irritación de garganta como uno de sus síntomas, como la gonorrea. No es una de las causas más habituales de esta afección, pero también merece la pena tenerla en cuenta.
  • Tabaco: el humo del tabaco puede irritar la garganta. Además, fumar aumenta de forma considerable el riesgo de padecer tumores de boca, garganta y laringe.

Síntomas de la garganta irritada

Respecto a los síntomas, la garganta irritada ya es de por sí un síntoma. Este viene acompañado de otros como ronquera, cosquilleo, dolor al tragar e incluso fiebre.

En función de cuál sea la causa de la irritación de garganta, también pueden presentarse otras señales de alerta, como glándulas inflamadas en el cuello, manchas blancas o pus en las amígdalas, pérdida de peso o enrojecimiento de la garganta.

Tosa seca y garganta irritada

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo que protege el aparato respiratorio frente a aquello que está causando la irritación de garganta. La tos seca se caracteriza porque no hay mucosidad, y es un síntoma muy común de la gripe, aunque también se puede dar en caso de resfriado.

Hay algunos trucos muy sencillos para aliviar la tos, así como la irritación de garganta. Uno de ellos es tomar caramelos duros de miel, que actúan a modo de protector local y ayudan a suavizar la garganta. Y, el otro, tomar duchas de vapor, muy efectivas para combatir la tos seca.

Tratamiento para el dolor de garganta

Irritación de garganta

Generalmente, el dolor de garganta cede con remedios caseros elaborados con ingredientes 100% naturales. Si existe dolor de cabeza, el médico puede prescibir analgésicos; de la misma manera, si existe fiebre, se pueden tomar antipiréticos.

Consejos para tratar la garganta irritada

Si te duele la garganta y ésta está irritada, hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta.

  • Gárgaras: son muy efectivas para refrescar la zona y, además, combatir los virus y bacterias. En el siguiente punto explicamos una serie de remedios caseros para hacer gárgaras que funcionan muy bien.
  • Hidratación: mantenerse hidratado es esencial, pero es aún más importante cuando te duele la garganta para evitar que los tejidos de la zona se resequen, aumentando la irritación. Fundamental tomar dos litros de agua diarios, además de alimentos con un alto contenido en agua, como la sandía o el melón.
  • Bebidas frías: mejor evitar las bebidas frías porque pueden aumentar las molestias y el dolor de garganta fruto de la irritación.
  • Dormir: no es recomendable irse a dormir justo después de comer. La digestión provoca que los juegos gástricos ascienda, irritando así la garganta. Lo ideal es esperar un par de horas.
  • Higiene: por supuesto, la higiene es muy importante para prevenir la aparición de gérmenes. Indispensable lavarse las manos con regularidad, así como mantener una buena higiene bucal.
También te puede interesar:  Faringitis

Remedios naturales para la garganta irritada

Si tienes la garganta irritada, debes saber que existen un amplio abanico de remedios naturales que puedes elaborar de forma rápida y sencilla en casa, que resultan muy efectivos.

Agua con sal

Garganta irritada: gárgaras de agua con sal

Uno de los remedios más sencillos, pero también uno de los más efectivos. Se trata simplemente de hacer gárgaras de agua tibia con sal dos o tres veces al día; la cantidad idónea es media cucharada de sal por cada vaso de agua. La sal absorbe el agua de las células de la membrana mucosa.

No es recomendable hacer gárgaras por más de tres veces al día ya que las membranas mucosas se pueden acabar resecando, consiguiendo así el resultado contrario al esperado.

Infusión de salvia

Este remedio casero también funciona muy bien para luchar contra la garganta irritada. La salvia es un ingrediente natural con propiedades antibióticas que ayuda de manera notable a aliviar el dolor de garganta.

La preparación es muy sencilla. Pon a hervir 200 mililitros de agua en una cacerola. Cuando llegue a su punto de ebullición, añade un par de cucharadas de salvia y deja cocinar un par de minutos a fuego suave. Una vez transcurrido el tiempo, deja reposar 10 minutos, cuela y añade una cucharita de sal.

Luego, haz gárgaras con la infusión de salvia. Lo ideal es repetir tres veces al día.

Miel

Si la garganta irritada se acompaña de tos seca, la miel es un ingrediente fantástico. Es un antiséptico natural, de forma que ayuda a destruir los microbios que causan las enfermedades infecciosas. Basta con tomar una o dos cucharadas de miel lentamente, dejando que ésta repose durante unos segundos en la parte posteror de la boca.

Un remedio muy efectivo para niños mayores de un año y adultos.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los mejores ingredientes para tratar la irritación de garganta. Tiene propiedades expectorantes que ayudan a disminuir de forma notable las flemas, así como a eliminar las bacterias.

La preparación y aplicación de este remedio es muy fácil. Simplemente tienes que mezclar en una taza agua tibia con un par de cucharadas de vinagre de manzana. Luego, haz gárgaras con esa mezcla. Puedes repetir este proceso cada dos horas hasta que el dolor de garganta desaparezca.

Manzanilla

Manzanilla para la garganta irritada

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas, por lo que es un remedio casero muy efectivo para tratar la garganta irritada.

Debes preparar el remedio de la siguiente manera. Pon a hervir un par de tazas de agua en una cacerola. Cuando llegue a su punto de ebullición, añade un par de cucharadas de manzanilla. Deja que hierva a fuego lento un par de minutos, retira, deja enfriar durante unos minutos y cuela.

Empapa una toalla de algodón o compresa en la infusión y aplícala directamente en la zona del cuello en la que el dolor de garganta es más intenso. Deja actuar unos veinte minutos, hasta que se enfríe. Puedes repetir este remedio tantas veces como consideres necesarias.

Garganta irritada
4.5 (90%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad