Las mejores frases de desamor

El desamor es un sentimiento contrario al amor, un sentimiento de abandono, de olvido, de dolor. El desamor es una de las causas más frecuentes por las que fracasan las relaciones de pareja y los matrimonios. ¿Por qué estoy con esta persona? es una de las preguntas claves que marcan la primera señal del desamor. 

Según Caryl Rusbult – profesora de la Universidad de Carolina del Norte -, siempre que hay amor puede ocurrir el desamor; donde este último es un componente clave a la hora de poner punto final a una relación.

A continuación mostraremos una lista con las mejores frases relacionadas al desamor.

“Nunca te dejé de querer, solo dejé de insistir”

Esta frase nos hace reflexionar acerca de cómo a veces las personas se desenamoran por falta de amor de la otra persona. Cuando el amor no es correspondido y la persona que está realmente enamorada se cansa de pedir afecto y atención sucede lo que llamamos desamor.

“Él le había puesto los tres puntos suspensivos a la historia… ella borró dos”

Podemos deducir en esta frase, que el joven no sabía bien lo que quería, si quería continuar con ella o no. Pero en este caso la joven se cansó de esperar; se armó de valor y puso el punto final a la relación.

Publicidad

A veces cuando tanto cuesta decidir si realmente queremos estar con alguien, es por que no estamos del todo convencidos. Quizás sea porque sabemos en cierto punto que esa persona no es la indicada.

“Nunca vuelve quien se fue… aunque regrese”

Entendemos con esta frase que cuando alguien se va de nuestras vidas por decisión propia y luego se arrepiente y pretende volver, por más que vuelva y sea perdonado, un vínculo se habrá roto, ya no volverá a ser lo mismo.

“Nunca deberías tratar de volver al lugar dónde alguna vez fuiste feliz”

Cuando se es feliz en un lugar y luego se regresa, ya no será lo mismo. Ese momento de felicidad fue único e incomparable; por tanto, si volvemos al lugar donde hemos sido felices, ese lugar dejará de ser un lugar especial y pasará a ser un lugar más, como cualquier otro.

“El se enamoró de sus flores y no de sus raíces, pero en invierno no supo qué hacer”

Esta frase nos muestra cómo a veces nos sentimos enamorados por la apariencia física o banalidades de la otra persona y no por su su esencia, pero cuando pasa el tiempo y comenzamos a conocer su verdadera personalidad, no todo es color de rosas o a veces esas rosas, tienen muchas espinas.

“No es una falta de amor, sino una falta de amistad lo que hace matrimonios infelices”

Un matrimonio perdura cuando en el mismo se pueden complementar distintos aspectos afectivos. Por un lado debe respetarse el aspecto amoroso, aquí encontramos el amor del matrimonio, un amor que se supone verdadero; por otro lado, el compañerismo y amistad, dos pilares fundamentales a la hora de llevar a cabo un matrimonio puro y desinteresado.

Los amigos están para aconsejarnos, para comprendernos; están ahí cuando más los necesitamos. Si en una relación no existe la amistad, probablemente no exista la confianza, por tanto, no perdurará.

También te puede interesar:  Trastorno límite de la personalidad o borderline

Desamor

“Me has roto el corazón-grito ella entre lagrimas. Te lo haz roto tu misma- dijo él- por esperar algo que sabías que no te podía dar “

En esta frase se muestra a una joven que sufre por un amor no correspondido. Ella esperaba más de lo que el estaba dispuesto a dar. Podemos deducir que el joven no estaba tan enamorado como ella. Esto suele suceder cuando la persona que tenemos al lado no es la indicada, no nos complementa.

Cuando una pareja no se complementa, todo lo que se puede dar nunca será suficiente, en cambio cuando se encuentra la persona indicada hasta el más mínimo esfuerzo puede ser considerado como la mayor muestra de amor.

“Me enamoro con cada palabra. Me destrozo con cada acción”

Esta frase nos habla acerca del valor de el accionar. Muchas veces, como dice el refrán ” las palabras se las lleva el viento”. De nada sirve decir tal o cual cosa si mediante actos no se demuestra. En este caso tenemos a una persona que se ha enamorado de las hermosas palabras que alguien le aseguraba. Pero al llegar a los hechos se ha dado cuenta que no eran más que palabras que carecen de verdad, pues a la hora de actuar, ese alguien que iluminaba con sus promesas, terminó decepcionandola.

Son nuestros actos quienes nos definen, no nuestras palabras. La palabra, así como lo vemos en su definición, es la mínima unidad lingüística con significado. El acto, por su parte, se encuentra relacionado con el hacer; con llevar a cabo una acción. Nuestras acciones son el mejor argumento que podemos dar.

“Soltar duele. Sostener lo insostenible duele más”

A veces en las relaciones, debemos aprender a soltar para avanzar. Hay momentos en que nos acostumbramos a la rutina y nos cuesta desprendernos de esta; lo mismo ocurre con el amor. Nos acostumbramos a estar con la misma persona; quizás con alguien que no amamos, alguien que nos lastima y nos hace mal, una persona toxica; lo hacemos solo por el simple miedo a lo nuevo; el miedo a la pérdida; a desprendernos.

A largo plazo estas situaciones terminan siendo perjudiciales; pues seguir con algo insostenible lo único que nos dará es infelicidad. En cambio, si optamos por dejar ir lo que no es parte de notros, nos encontraremos rodeados de paz.

“Los ojos no sirven de nada si la mente no quiere ver”

El amor a veces nos ciega, no nos permite ver la realidad tal cual es, sino que vemos mediante los ojos de la otra persona. Esto ocurre sobre todo en las primeras etapas del amor. En la fase de enamoramiento; cuando todo es color de rosas y esa persona de la cual nos enamoramos representa la perfección. En este momento tendemos a llevar una venda en los ojos, que nos imposibilita ver a esa persona tal cual es, con sus defectos y sus virtudes.

Recién a partir de a etapa de desilusión, comenzaremos a ver a esa persona como es realmente. Descubriremos sus defectos, nuestros defectos y los defectos de la relación.

“Lo que niegas, te somete. Lo que aceptas, te transforma”

Esta celebre frase de Carl Jung puede ser utilizada en varios aspectos de la vida. Habla del poder de la aceptación del y del cambio que ésta puede generar.

La negación es un mecanismo de defensa. Éste implica bloquear de la consciencia los eventos externos que somos incapaces de manejar. Si optamos una actitud de resistencia y negación estaremos evadiendo la realidad, reprimiendo emociones, y no comprenderemos la causa de nuestras inquietudes o de nuestro sufrimiento.  En cambio, si aceptamos una situación tal cual es, podremos entenderla y modificarla.

La aceptación ayuda a que nuestras emociones reprimidas sean liberadas y transformadas. De esta manera podremos comenzar a sentirnos en armonía con notros mismos y con nuestro entorno.

Las mejores frases de desamor
Valore este artículo


Te podría interesar