Exudado vaginal: para qué sirve y cómo se hace

Qué es el exudado vaginal y para qué

El exudado vaginal es una de las pruebas más solicitadas por los ginecólogos cuando se busca detectar una infección en curso. Se trata de un procedimiento bastante sencillo y rápido de hacer, donde se utilizan las secreciones vaginales como muestra para realizar un examen de laboratorio.

Se realiza cómodamente en la consulta médica, por lo que la muestra debe ser obtenida por el mismo médico tratante. Además, no solo identifica al patógeno que está causando la infección. También permite conocer otras características del flujo y hasta el pH de la vagina. Si te vas a someter a este procedimiento, a continuación te presentamos toda la información referente al exudado vaginal para despejar tus dudas.

Índice
  1. ¿Qué es un exudado vaginal?
  2. ¿Para qué sirve el exudado vaginal?
  3. ¿Cuándo se realiza?
  4. ¿Cómo se realiza?
  5. Preparación previa a la prueba
  6. Riesgos del exudado vaginal
  7. ¿Por qué debe realizarse un exudado?

¿Qué es un exudado vaginal?

Se trata de un procedimiento médico mediante el cual se toman muestras en fresco de las secreciones de la vagina y el cuello del útero, que servirá para diagnosticar si existe o no alguna infección, además de identificar el patógeno causante. A diferencia de la citologia, en este caso no puede ser posible realizar un diagnóstico a nivel morfológico. Por lo que, si hay presencia de células cancerígenas, no podrá ser detectado.

Qué es el exudado vaginal

A lo largo de ciclo menstrual, el flujo vaginal cambia su olor, aspecto y consistencia. Si este aumenta o disminuye de forma repentina, o cambia alguna de sus características, entonces podría ser indicativo de que se está cursando algún problema médico. De esta manera, pasan a considerarse como las señales que le permiten al médico determinar si es necesario realizar el examen o no. Además, la paciente debe notificar si presenta otro síntoma para lograr un diagnóstico más certero, y así poder indicar un tratamiento mientras se esperan los resultados.

El procedimiento es rápido y las molestias son mínimas, a menos que se presente irritación, escozor o similares. En este caso, puede llegar a generar un poco de dolor.

Antes de tomar la muestra, se debe tener en cuenta que los cambios del moco pueden verse afectados por otros factores como la edad, uso de anticonceptivos, fase del ciclo o embarazo. Por lo que en algunos casos los cambios serán normales.

¿Para qué sirve el exudado vaginal?

A través de esta prueba diagnóstica, es posible identificar distintas patologías originadas por una alteración de la flora vaginal o algún otro patógeno. En muchos casos, ha sido utilizado para diagnosticar infecciones de transmisión sexual.

Los expertos indican que para obtener resultados más exactos, se recomienda tomar la muestra de la zona posterior.

Entre las patologías que se detectan con el exudado vaginal, se tienen:

  • Vaginosis bacteriana: se presenta como una alteración de la flora bacteriana de la vagina. La cantidad de lactobacilos disminuye considerablemente, mientras que aumenta la presencia de Gardnerella vaginalis, Mycoplasma hominis, Mobilincus y Bacteroides. Sin embargo, no se encuentran células inflamatorias. Por lo general, se sospecha de vaginosis bacteriana cuando el pH es de 4,5 o superior, el flujo aumenta y tiene un color grisáceo, el test de aminas es positivo y más del 20% de las células epiteliales son clue.
  • Candidiasis: puede presentarse tanto en la vagina como en la vulva. Suele ser causada por el Candida albicans, un microorganismo que está presente en la flora vaginal. La razón por la que aumenta su presencia puede deberse a múltiples factores.
  • Trichomaniasis: es una afección que se transmite por contacto sexual. Tras la toma de la muestra, se recomienda realizar el examen lo más pronto posible para poder detectar el parásito vivo y evitar un falso negativo.

Además de estas infecciones, a través del exudado se pueden detectar otras, aunque son de menor frecuencia. Suelen estar involucrados los siguientes patógenos:

  • Mycobacterium tuberculosis.
  • Salmonella sp.
  • Enterobacteriaceae.
  • Estreptococcus agalactiae.
  • Enterobius vermicularis.

¿Cuándo se realiza?

Si bien puede tratarse de un examen de rutina, los ginecólogos recomiendan realizar el exudado vaginal en situaciones puntuales. También puede realizarse por solicitud de la paciente si considera que es necesario. Aún así, no debe ser recurrente, ya que implica manipular la zona vaginal. Desde el punto de vista médico, es indispensable el exudado cuando:

  • Existen síntomas que hagan sospechar que se cursa una infección vaginal. En este sentido, se debe averiguar si se presenta ardor, irritación, escozor o picor. Esto, acompañado en cambios físicos de las secreciones de la vagina. Aquí se contempla cambios de colores, tornándose blanquecino, grisáceo, amarillo, pardo o hasta con sangre. También su aspecto se asemeja al requesón o yogurt cortado. También aparece olor fétido, en muchos casos similar a pescado podrido. Todas estas señales, en muchos casos, permiten llegar a un diagnóstico sin necesidad de realizar la prueba, aunque suele hacerse para indicar un tratamiento más especializado en torno al patógeno causante.

Exudado en embarazo

  • Se cursa un embarazo: Es un examen esencial que debe ser realizado en las etapas finales de la gestación. Se utiliza como método para diagnosticar la presencia de estreptococo. Se trata de una bacteria mortal si la contrae un recién nacido. Suele transmitirse durante el trabajo de parto. Si se realiza el examen y es positivo, entonces se procederá a un tratamiento antibiótico durante el parto.

¿Cómo se realiza?

En primera instancia, es indispensable que se le explique a la paciente en qué consiste el procedimiento. Así podrá estar más relajada al momento de realizar la toma de muestra. La mujer se colocará en posición ginecólogica, permitiendo un mejor acceso a la zona. El médico procederá a colocar el espéculo, un instrumento que expande la vagina y permite tener acceso a la paredes vaginales y el cuello del útero.

Luego tomará un hisopo y lo introducirá en la cavidad para tomar la muestra de las secreciones. Esto debe realizarse hacia el fondo para lograr obtener suficiente flujo para el estudio del cultivo. De ser necesario, la recolección se hará del cuello del útero, por lo que se introducirá el hisopo en el orificio para lograr que se impregne.

Tras esto, se colocará dentro de un tubo para ser transportado al laboratorio donde se realizará el examen.

Preparación previa a la prueba

Aunque la prueba no exige ninguna preparación previa para realizar la toma de muestra, los profesionales ofrecen algunas recomendaciones para que los resultados no se encuentren alterados:

  • Se debe realizar tres o cuatro días después de haber finalizado la menstruación.
  • No mantener relaciones sexuales al menos 48 horas antes de la prueba.
  • Realizar un lavado externo de la zona.
  • No recurrir a lavados o duchas vaginales ni utilizar desodorantes vaginales.
  • La prueba no se debe realizar si se está cursando algún tratamiento tópico como óvulos vaginales, cremas, entre otros.

Riesgos del exudado vaginal

Se ha comprobado que la toma de muestra durante un exudado es un procedimiento seguro. Por lo que no representa ningún riesgo para la paciente mientras se realiza. Aún así, puede resultar ligeramente molesto, sobre todo en el momento de colocar el espéculo o cuando se toma la muestra. Si existe otro malestar, se considera que es un malestar ajeno a la prueba.

Riesgos del exudado vaginal

¿Por qué debe realizarse un exudado?

El diagnóstico de cualquier patología a nivel vaginal debe realizarse de manera oportuna. Si no se aplica un tratamiento, puede convertirse en una enfermedad crónica que puede afectar la zona pélvica o generar infertilidad. En cuadros clínicos más graves, puede derivar a un caso de cáncer.

En la actualidad, la métodos de diagnóstico han evolucionado, por lo que es posible identificar el patógeno causante del problema, permitiendo un tratamiento más específico.

También te podría interesar...

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Al dar clic sobre el botón Aceptar, usted acepta expresamente nuestra política de cookies. Más información