Surf como terapia: los beneficios del surf para la salud mental

El surf es un deporte que ofrece innumerables beneficios a nivel físico y mental. Veamos cuáles son y cómo podemos aplicarlos.

No todas las personas tienen la ventaja de vivir cerca del mar y  poder surfear cualquier día de la semana, pero para quienes lo hacen, es una gran oportunidad para mantenerse saludables en todos sus aspectos. El surf es una actividad recreativa y divertida que tiene una cultura propia, y ofrece grandes beneficios a la salud física.

Aunque el surf consiste en gran parte en la habilidad física y de coordinación, también es importante comprender los aspectos mentales de este. Esto se debe al hecho de que nuestra mente lo controla todo, desde nuestros pensamientos hasta nuestros movimientos.

En los últimos años, la terapia de surf como una forma alternativa de “sanación mental” ha estado ganando impulso. Diferentes organizaciones internacionales combinan los elementos terapéuticos que ofrece el océano con la aventura del surf para crear un impacto positivo en la vida de las personas.

El hecho de estar esperando una ola no significa que tengamos que sentarnos allí solamente a esperarla. El surf es más que esperar y tomar una ola. Este deporte puede funcionar como un método muy efectivo para diversos tipos de afecciones mentales, entre ellos el trastorno del espectro autista y trastorno de estrés post traumático.

El surf como terapia de TEPT

Surf como terapia de TEPT

Publicidad

Estar en contacto con el mar te da vida, nos ayuda a evadirnos de nuestros problemas, a descansar la mente y a relajarnos; en ese momento solo pensamos en tomar la siguiente ola.

El surfista y productor estadounidense Josh Izenberg, comenzó a realizar investigaciones acerca del poder del surf, y sus usos no solo en el área deportiva, sino también como terapia. Este junto a investigadores, comprobó que estar en el océano y realizar la práctica de surf puede disminuir los síntomas del trastorno de estrés postraumático.

¿Qué es el trastorno de estrés post traumático?

El trastorno de estrés post traumático es una alteración mental que desarrollan algunas personas luego de experimentar o ser testigos de un evento amenazante o altamente estresante. Este puede ser un evento que pone en peligro su vida, como un combate, un desastre natural, un accidente o una agresión sexual; pero también puede ser un evento que pone en riesgo la vida de otro individuo, del cual la persona afectada es testigo.
Los factores personales, como la exposición traumática previa, la edad y el sexo, pueden predisponer a una persona a desarrollar un trastorno de estrés post traumático.

Quienes padecen este tipo de trastorno, pueden tener recuerdos perturbadores, sentirse nervioso, padecer trastornos del sueño como insomnio o parálisis del sueño o tener continuos pensamientos intrusivos que no le permiten continuar con sus actividades cotidianas. La mayoría de las personas que padecen TEPT (trastorno de estrés post traumático) comienzan a sentirse mejor después de algunas semanas o meses de ocurrido el evento.

Beneficios del surf para el tratamiento de TEPT

La evidencia sugiere que el surf puede ayudar a las personas a enfocarse conscientemente en su cuerpo y en cómo se siente. Esto ayuda a que el sistema nervioso se “despegue” y comience a salir de la respuesta de estrés de inmovilización que caracteriza el TEPT.

Resurface, el documental dirigido por Izenberg, pretende mostrar al mundo los beneficios del surf en la salud mental. El mismo muestra los beneficios que el mar brindó a los militares que sufrieron traumas físicos y mentales en sus combates. El director pretende motivar a las personas a explorar los beneficios terapéuticos de estar dentro y alrededor del mar, comprender las fuerzas de la naturaleza y dominar un deporte tan desafiante como el surf.

Los investigadores afirman que el surf ofrece una gran promesa como terapia. Estamos hablando de un ejercicio desafiante en un ambiente al aire libre; donde solo nos encontramos nosotros frente a la fuerza del mar.

En el caso de los militares, quienes se niegan a asistir a una terapia tradicional de grupo, el surf los ayuda a abrirse n a sus experiencias comunes cuando hablan con otros surfistas en la playa. Hablan sobre el surf y luego se adentran en cosas que son más profundas que eso, experiencias comunes y traumas comunes. Es una terapia disfrazada de recreación, afirma Helen Metzger.

El surf como terapia para el autismo

Las investigaciones del surf como sistema terapéutico son recientes, escasas y limitadas, pero existentes. Según las investigaciones que se han realizado sobre este deporte como un sistema terapéutico, han demostrado que el surf  puede funcionar como una terapia altamente efectiva para tratar a niños que padecen trastorno del espectro autista, e incluso puede ayudar a disminuir la severidad de dicha afección.

El trastorno del espectro autista es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta la forma en que el sujeto percibe a las demás personas y socializa con estas. Esto causa serios problemas en la interacción social y la comunicación.

En general, los niños con autismo presentan funciones cognitivas bastante independientes y no se interesan por realizar  juegos grupales o relacionarse con los demás. Pero desde que  comenzó a utilizarse el surf como terapia para el autismo, la mayoría de los niños han demostrado una buena disposición para interactuar entre ellos, e incluso han forjado amistades.

Con el surf, los niños que padecen un trastorno del espectro autista logran “encontrar paz” en el agua, aprendiendo a tomar olas o simplemente estando en contacto con el mar. “El proceso de aprender a surfear se parece mucho al de aprender a ser. Tienes un problema con el equilibrio que hace que pierdas el control de tu cuerpo y eso ocurre cuando aprendes a andar. La fuente de investigación deriva de ahí” afirma Jesús Borrego, director de la Asociación Gaditana de Solo Surf.

Existen varios campamentos de surf, especializados en la terapia con niños autistas.  Estos campamentos terapéuticos de surf se pueden utilizar como una intervención para fomentar el desarrollo de habilidades sociales en niños con autismo. Algunos de los campamentos trabajan únicamente con niños de edad escolar, mientras que otros incluyen participantes con edades que van desde 5 a 18 años y con niveles variables de discapacidades del desarrollo y problemas de conducta. El programa de los campamentos terapéuticos de surf se divide en 2 partes: primero se les enseñan a los participantes las habilidades físicas necesarias para surfear, y luego se realizan las actividades grupales, sociales y autodidactas que ayudan a mejorar la comunicación.

También te puede interesar:  Adicción al trabajo

Con la terapia de surf los niños han mejorado sus síntomas, reportando más confianza, mayor interacción social, aumento en la iniciación de la comunicación, mayor producción verbal, mejora en las relaciones entre pares y menos explosiones agresivas.

Beneficios del surf para la salud

Beneficios del surf para la salud

A menudo realizamos ejercicios pensando en las mejoras físicas que podemos lograr, como tonificar y aumentar musculos, marcar abdominales, mejorar nuestra circulación o tener esos bíceps que tanto deseamos, pero el ejercicio no solo sirve para mejorar la salud física, también es una de las maneras más efectivas de mejorar la salud mental.

Realizando ejercicio regularmente se puede tener un impacto positivo en diferentes tipos de trastornos, como la depresión, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), entre otros.

El surf por su parte, en un nivel puramente físico, es un entrenamiento altamente efectivo para todo el cuerpo, que combina la fuerza superior y el ejercicio de brazos en la remada, el entrenamiento de resistencia, y el ejercicio de la parte inferior del cuerpo mientras se ejercitan los músculos de las piernas para guiar la tabla una vez que estamos sobre ella.

Por otro lado, el surf además de ser un ejercicio físico que trabaja casi todos los músculos de nuestro cuerpo, es una excelente terapia natural. No solo para mejorar los síntomas del TEPT y el TEA (como lo mencionamos anteriormente), sino también para disminuir los síntomas de otros tipos de afecciones mentales.

En términos de beneficios mentales, el océano es un mundo diferente y un entorno muy alejado del bullicio de la vida cotidiana, por lo que es una excelente forma de desconectar y despejar la mente.

Beneficios del surf para la salud mental

Entre los diversos beneficios que el surf le brinda a nuestra salud mental podemos destacar:

Disminuye el estrés

La práctica de surf es una manera efectiva de romper con el ciclo de estrés. Además de liberar endorfinas en el cerebro, nos ayuda a trabajar y relajar los músculos, y aliviar la tensión en el cuerpo. Dado que el cuerpo y la mente están estrechamente vinculados, cuando el cuerpo se siente mejor es probable que la mente también lo haga.

Encontrarse sobre una fuerza tan grande como el mar, con toda su inmensidad, nos permite relajar la mente, liberar nuestros pensamientos y reflexionar. Nos encontramos ahí, sobre una tabla, solo nosotros conectándonos con la naturaleza, sin nada que nos interrumpa, tan solo tomando consciencia de que somos parte de ella.

Aumenta el estado de consciencia

El surf es un deporte que utiliza en gran parte la conciencia. Desde que nos adentramos al mar estamos plenamente conscientes de que somos parte de él, debemos conocer sus fuerzas y lograr una sintonía con estas.

Kelly Slater, uno de los mejores surfistas a nivel internacional, cuenta que cuando está en sintonía con el mar y las olas, lo único que su cuerpo le pide es surfear. “Observo las olas y siento los movimientos en mi cuerpo que son útiles”.

En el momento de la remada, ya debemos estar pensando en los movimientos que vamos a realizar, para que cuando tomemos la ola nuestro cerebro nos envíe los impulsos adecuados para realizar esos movimientos, ya sea para realizar un correcto take off, despegues o giros perfectos. Por tanto, somos conscientes en todo momento de lo que estamos haciendo y qué movimientos va a realizar nuestro cuerpo. Así como la práctica del mindfulness nos sitúa en el presente, con el surf también podemos lograrlo.

Mantiene el equilibrio

Uno de los mejores beneficios asociados con el surf es la mejora que crea en su equilibrio. Para permanecer en la tabla de surf, se debe tener una gran capacidad para mantener el equilibrio, buscar la posición correcta y amoldar nuestro cuerpo para eso. El equilibrio es una habilidad que se traslada a la vida cotidiana.

Aumenta la perseverancia

El surf no es un deporte fácil de aprender. Puede llevar meses el salir de la zona de espuma y entrar para comenzar a correr olas, incluso puede llevar años el poder correr una pared (parte de la ola sin espuma, por donde surfeamos y avanzamos); todo depende del tiempo que se le dedique.

El surf es un deporte que requiere tiempo, compromiso y perseverancia para progresar. Una vez que se logra ese compromiso y se supera la barrera de la frustración de las primeras veces, las recompensas son enormes.

Gracias a la perseverancia, no solo podremos disfrutar de los beneficios físicos y mentales que el surf ofrece a nuestra salud, sino que también nos habremos demostrado a nosotros mismos que podemos alcanzar metas que en algún momento parecían inalcanzables.

Fomenta la interacción social

El surf es un deporte que une a todas las clases sociales. Si bien en algunos países es considerado un deporte de clase media-alta, en otros, como Hawaii o Brasil, es practicado indistintamente a la clase social que se posea. En el agua las clases sociales desaparecen. Todos buscan lo mismo, tomar una ola.

Si bien el surf es un deporte que se practica usualmente de manera individual, también es un deporte que implica una interacción social. Gracias a este deporte conocemos personas que comparten nuestra misma pasión e interés. También nos ayuda a respetar el lugar del otro, pues existen ciertos códigos de preferencia que son menester seguir para evitar lesiones y enfrentamientos innecesarios, por ejemplo:  el surfista que se encuentra remando más cerca del pico tendrá prioridad para tomar la ola; una vez tomada es solo suya, a menos que quiera compartirla.

¡El mejor surfista, es el que más se divierte!

Surf como terapia: los beneficios del surf para la salud mental
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar