Heces con sangre

Toda la información sobre las heces con sangre de color rojo brillante: qué son y cuáles son sus causas. También consejos para prevenirlas.

La sangre en las heces genera en la gran mayoría de los casos una gran preocupación entre quienes la sufren. Aunque en ocasiones la presencia de sangre en las heces puede ser un síntoma de trastornos graves como la enfermedad de Crohn, lo más habitual es que sea sólo un indicativo de un problema más leve, como una fisura anal por ejemplo.

Lo más importante es acudir al médico con la mayor brevedad posible para que realice el diagnóstico y dé con la causa de las heces con sangre. De este modo, puede determinar cuál es el tratamiento más oportuno.

Sangre en las heces de color rojo

Cuando las heces tienen sangre de color rojo, significa que la hemorragia se ha producido en el colon o en el recto; es decir, en la parte inferior del aparato digestivo. También puede deberse por una hemorragia en la zona superior del intestino, aunque ésta debe ser muy fuerte para dar lugar a este tipo de sangrado en las deposiciones.

Presencia de sangre en las heces

Tanto el color de las heces como el tipo de sangrado pueden ser reveladores acerca del problema de salud. Hay una gran selección de factores que se deben tener en cuenta porque facilitan en gran medida el diagnóstico: color de la sangre, si la sangre está o no mezclada con las heces…

Cuando la sangre es de color rojo brillante es muy fácil apreciarla ya que mancha el papel y, además, sigue goteando unos segundos tras la defecación. En un alto porcentaje de casos se debe a una hemorroides o a una fisura anal.

Publicidad

La sangre presente en las heces también puede ser de color negro; en este caso, se conocen como heces alquitranosas. Se caracterizan por tener un olor muy desagradable. En este caso, la causa se encuentra en la parte superior del aparato digestivo.

Cuando la sangre se mezcla con las heces y existe presencia de coágulos, lo más probable es que el problema esté en el intestino grueso. Algunas de las causas que se repiten con mayor frecuencia son pólipos y tumores colorrectales.

Heces con sangre de color rojo: causas

Causas de las heces con sangre de color rojo

A continuación señalamos las principales causas que dan lugar a heces con sangre de color rojo brillante.

Hemorroides

En un alto porcentaje de casos, quienes sufren esta condición es debido a la presencia de hemorroides. Un trastorno de carácter moderado cuya principal causa es el estreñimiento. La fuerza aplicada a la hora de defecar dilata las venas de la zona anal, dando así lugar a las almorranas.

Además de la presencia de sangre de color rojo brillante en las heces, otros síntomas propios de las hemorroides son picazón intensa en el área del ano, así como dolor intenso al defecar.

Es recomendable acudir al médico para que establezca el tratamiento más recomendado para cada caso concreto. Para aliviar los síntomas, los baños de asiento funcionan muy bien; tan sólo hay que sumergir la zona anal en agua tibia durante entre 15 y 20 minutos.

Fisura anal

Aunque no es una causa tan habitual como las hemorroides, una fisura anal también puede dar lugar a la presencia de sangre de color rojo brillante en las heces. Son habituales en personas que sufren de estreñimiento y provocan dolores y sangrado durante la evacuación del intestino.

Es habitual tanto en bebés como en niños, aunque puede afectar a personas de todas las edades. En la gran mayoría de los casos, la fisura anal mejora con tratamientos simples. Además, los médicos recomiendan realizar baños de asiento y consumir alimentos ricos en fibra para acelerar el proceso de curación.

Cáncer de intestino

La presencia de sangre roja en las heces puede ser un síntoma de cáncer en el intestino. Se trata de una enfermedad caracteriza por la formación de células malignas en la mucosa que recubre el intestino delgado.

No se conocen las causas concretas por las que se da el cáncer de intestino. Aún así, existen una serie de factores de riesgo que pueden influir en el desarrollo de la enfermedad: alimentación poco saludable, presencia de pólipos intestinales durante un largo periodo de tiempo, tener la enfermedad de Crohn y abuso del tabaco.

También te puede interesar:  Heces verdes

No obstante, son casos raros y en la gran mayoría de ellos, se acompaña de otros síntomas de carácter grave como cambios en el tránsito intestinal, presión en la zona anal y debilidad excesiva.

Diverticulitis

La diverticulitis es un trastorno que se da generalmente en personas adultas, a partir de los 40 años. Tiene lugar debido a la inflamación de los divertículos, pequeños pliegues situados en la pared del intestino.

Además de la presencia de sangre de color rojo brillante en las heces, esta enfermedad da lugar a otros síntomas tales como dolor abdominal intenso localizado en la parte inferior izquierda, náuseas, vómitos y temperatura corporal elevada.

Si la diverticulitis no causa ninguna complicación, el tratamiento consiste en la administración de antibióticos para tratar la infección, así como el consumo de dieta líquida para la recuperación del intestino.

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es un trastorno de salud crónico caracterizado por la inflamación del intestino. En muchos casos es asintomática durante un largo periodo de tiempo. Cuando se presentan los indicios, estos incluyen sangrado rectal, pérdida de peso y, en algunos casos, fiebre.

A pesar de los numerosos estudios realizados sobre la enfermedad de Crohn, a día de hoy no se conoce la causa exacta de este trastorno. Algunos expertos coinciden en que se debe a una reacción anormal del sistema inmunitario, aunque también hay quienes consideran que la genética juega un papel clave.

Este trastorno médico puede dar lugar a un amplio abanico de complicaciones: obstrucción intestinal, úlceras y problemas para absorber los nutrientes de los alimentos.

Alimentos

Otra de las potenciales causas de la presencia de sangre de color rojo en las heces es la ingesta de alimentos con colorante rojo, así como arándanos o zumo de tomate.

Diagnóstico

Ante la presencia de sangre en las heces, por muy leve que sea, es importante consultar con el médico de forma inmediata. Incluso si se considera que la causa está en un trastorno menor como las hemorroides, es esencial que el médico realice un diagnóstico y determine el tratamiento más adecuado para el mismo.

El médico en primer lugar realiza una historia clínica del paciente, tomando en consideración diferentes aspectos como los síntomas que acompañan a la presencia de heces en la sangre, la edad del paciente o si éste sufre alguna enfermedad crónica.

Una de las pruebas que se solicitan más habitualmente es una muestra de heces, la cual se envía a analizar al laboratorio para determinar si existe o no la presencia de sangre en las mismas.

A continuación, si lo considera oportuno procede con un tacto rectal. Un examen mínimamente invasivo en el que el médico introduce un dedo a través del ano para palpar el interior del final del tuvo digestivo. De este modo puede determinar si existen hemorroides, fisuras o fístulas anales.

En función de los resultados obtenidos, puede ver conveniente realizar pruebas adicionales como una colonoscopia. Una prueba médica destinada al diagnóstico de enfermedades del colon. Para su realización se introduce por el canal anal un tuvo flexible y se hace avanzar hasta alcanzar el colon. Incorpora una cámara en uno de sus extremos, por la cual el médico observa en tiempo real el intestino grueso.

¿Cómo prevenir las heces con sangre de color rojo?

Prevenir la sangre roja en las heces

Lo cierto es que no existe una medida 100% infalible para prevenir la presencia de sangre en las heces. No obstante, hay una serie de pautas básicas que merece la pena recordar para minimizar el riesgo de sufrir alguna de las enfermedades que dan lugar a esta condición, como las hemorroides.

En primer lugar se recomienda seguir una dieta rica en fibra para evitar las posibilidades de sufrir estreñimiento; un trastorno que, tal y como hemos señalado, puede originar hemorroides. En segundo lugar, es aconsejable evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol. Y, en tercer y último lugar, lo mejor es llevar un estilo de vida lo más relajado posible.

Además, a partir de los 50 años se recomienda realizarse de forma anual un análisis de sangre oculta en las heces y una colonoscopia cada cinco o diez años.

Conclusión

Encontrar sangre de color rojo brillante en las heces puede causar una gran preocupación ya que resulta impactante. No obstante, en la gran mayoría de los casos, la causa es un trastorno leve como una fisura anal o almorranas. Aún así, siempre hay que acudir al médico para que realice los exámenes oportunos y establezca el diagnóstico.


Te podría interesar