Los peligros de beber agua cruda

Beber agua cruda está de moda. Pero es una práctica muy peligrosa, que entraña graves riesgos para la salud de las personas.

En los últimos meses se ha puesto de moda beber agua cruda. Una tendencia que comenzó en Estados Unidos y que poco a poco se está extendiendo a todo el mundo. Lejos de ser algo propio de unas pocas personas, ya hay algunas marcas que comercializan agua que se ha obtenido directamente de un manantual, la cual se envasa y distribuye sin ningún tipo de tratamiento químico ni filtración; el precio de la botella en algunos casos supera los quince euros.

Quienes comercializan el agua cruda señalan que tiene un amplio abanico de beneficios para la salud, así como para la piel: proporciona hidratación, reduce las arrugas, fortalece las articulaciones… No obstante, la realidad es bien distinta. El agua que no ha sido tratada puede contener bacterias que provocan distintos problemas digestivos, tales como diarreas, los cuales pueden llagr a ser letales en determinados grupos de población.

¿Qué es el agua cruda?

¿Qué es el agua cruda?

El agua cruda, también denominada agua bruta, es aquella que no ha sido sometida a ningún proceso de análisis ni ha recibido tratamiento alguno. Por lo tanto, no se considera potable ni apta para el consumo humano.

Es el tipo de agua que se encuentra en reservas naturales, como manantiales por ejemplo; también la que se recolecta de la lluvia. Aunque su aspecto sea puro y cristalino, puede contener bacterias, minerales, restos de arcilla…

Quienes se suman a la moda de beber agua cruda, lo hacen por diversos motivos. Uno de los más frecuentes es que creen que es más pura y natural que la que ha sido tratada; y, por tanto, consideran que es más saludable. Claro que también hay quienes lo hacen por teorías conspiratorias, ya que creen que los gobiernos disuelven sustancias químicas en el agua potable para así controlar a la población.

Las mentiras del agua cruda

A continuación hemos recogido qué es lo que dicen las marcas que comercializan el agua cruda para convencer a la población de su consumo.

  • Energía y paz: una de las grandes mentiras en relación a este tipo de agua es que, como procede directamente de la naturaleza y no ha sido tratada, proporciona muchísima energía y paz, tanto a nivel físico como mental.
  • Probióticos: según las marcas que comercializan este agua, tiene un total de cinco probióticos que el cuerpo humano no puede obtener de ninguna otra forma. Falso.
  • La potabilización de agua es dañina: lo cierto es que, lejos de ser perjudiciales, los tratamientos que se utilizan en la actualidad para potabilizar el agua evitan que esta transmita enfermedades como la diarrea, el cólera o la fiebre amarilla, entre otras.

¿Es peligroso beber agua cruda?

El agua de manantial, aunque a simple vista parezca cristalina o pura, puede estar contaminada con parásitos, virus o bacterias de todo tipo, los cuales pueden ser perjudiciales para la salud. Los expertos advierten que cualquier agua que no esté filtrada, supone un riesgo.

A continuación señalamos algunas de las enfermedades que se repiten con mayor frecuencia debido al consumo de agua contaminada.

Cólera

Un trastorno diarreico de carácter agudo que requiere de atención médica urgente. Cada año mueren cerca de 100.000 personas en todo el mundo a causa de este trastorno, sobre todo en países subdesarrollados.

La aparición de los primeros síntomas tras el consumo de agua contaminada se da entre uno y cinco días después. Se trata de un trastorno asintomático en sus fases iniciales; a medida que la enfermedad avanza, los pacientes presentan una diarrea acuosa aguda con deshidratación grave.

También te puede interesar:  ¿Cuánta agua debemos beber al día?

Disentería

Disentería y agua cruda

La disentería es un trastorno gastrointestinal caracterizado por la inflamación de los intestinos. Los principales síntomas son dolor abdominal y calambres, diarrea acuosa, y, en los casos más graves, heces con sangre.

La infección se puede transmitir a través del consumo de agua o alimentos contaminados, así como de persona a persona.

Hepatitis A

La hepatitis A se puede contraer por beber agua contaminada; también se puede dar por otras causas, como mantener relaciones sexuales con una persona infectada. Este trastorno se caracteriza por la inflamación del hígado, y los síntomas son muy similares a los de la gripe; algunos pacientes también presentan ictericia.

Fiebre tifoidea

La fiebre tifoidea se propaga a través del agua y los alimentos contaminados, así como mediante el contacto con una persona infectada. Los indicios que se repiten con mayor frecuencia son: dolor de cabeza de gran intensidad, fiebre elevada, dolor abdominal y estreñimiento o diarrea.

Actualmente es una enfermedad poco común en países desarrollados. No obstante, continúa siendo una grave amenaza para la salud, sobre todo en países subdesarrollados.

Agua potable contaminada

Agua potable contaminada

Tal y como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso con el agua potable se llegan a dar casos de contaminación. Se estima que este tipo de agua da lugar a cerca de medio millón de muertes anuales a causa de la diarrea, especialmente en países subdesarrollados.

Hay que tener en cuenta que el agua potable ha pasado por un proceso de esterilización y filtrado. Así, el daño que puede provocar el agua cruda es muchísimo mayor.

Además de las potenciales contaminaciones a causa de bacterias, virus o parásitos, el agua cruda también puede estar contaminada por productos químicos que se encuentran de manera natural en el suelo, como el arsénico y el radón.

A todo ello hay que añadir que en muchos casos el agua de manantial está en contacto con animales, quienes pueden transportar parásitos como la Giardia o el Cryptosporidium, los cuales pueden dar lugar a distintas enfermedades.

Escasez de agua potable en el mundo

A día de hoy, la escasez de agua potable y de saneamiento es una de las principales causantes deenfermedades a nivel global. Las autoridades sanitarias advierten que el 16% de las personas no tiene acceso a agua potable.

La tasa de mortalidad en la población infantil es especialmente elevada en países subdesarrollados. Cada día mueren más de cuatro mil niños porque carecen de agua potable. En estos países, más del 90% de las muertes debido a una diarrea encuentra su causa en el agua no potable y en la falta de higiene.

Conclusión

Las autoridades sanitarias recomiendan evitar el consumo de agua procedente de fuentes naturales, e insisten en la necesidad de optar por agua que haya sido filtrada y desinfectada.

Esta peligrosa moda por el momento es complicado que llegue a España en forma de marcas que comercialicen agua cruda. Y es que, aunque se permita la comercialización del agua de manantial, es condición indispensable que supere una serie de pruebas de seguridad sanitaria. No obstante, ya hay quienes han optado por el consumo de agua cruda de manera individual.

Esperamos que las autoridades sanitarias intervengan y pongan fin a esta peligrosa práctica, prohibiendo la comercialización del agua cruda.

Los peligros de beber agua cruda
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad