¿Qué es la espirometría? Para qué sirve e interpretación de resultados

que es la espirometria para que sirve e interpretacion de resultados

Los pulmones figuran entre los órganos de mayor importancia para que el cuerpo humano cumpla cada una de sus funciones. Debido a que se pueden ver afectados por muchas patologías, es necesario realizar pruebas para determinar qué está afectando a su funcionamiento. En este sentido, la espirometría figura entre las pruebas más exactas para dar con un diagnóstico certero.

Si bien este método no es realizado dentro de las consultas profesionales, el médico especialista emitirá una orden para que el paciente acuda con un técnico especialista para que realice la prueba. Si se te ha indicado realizar una espirometría y desconoces de qué se trata, aquí te traemos toda la información relevante sobre esta técnica de diagnóstico.

Índice
  1. ¿Qué es la espirometría?
  2. ¿Por qué se solicita realizar una espirometría?
  3. ¿Cómo se realiza la espirometría?
  4. ¿Para qué se realiza la espirometría?
  5. ¿Qué se mide en una espirometría?
  6. Resultados de la espirometría
  7. Contraindicaciones para realizar una espirometría

¿Qué es la espirometría?

La espirometría es la técnica que se emplea en medicina para explorar la función respiratoria de una persona. Para obtener esta información, se miden los flujos y volúmenes manejados por el sistema respiratorio. Gracias a esto, se puede lograr el diagnóstico de patologías respiratorias y realizar seguimiento de las mismas.

Qué es la espirometria

El equipo necesario para realizar una espirometría recibe el nombre de espirómetro. Este instrumento de medida determina los volúmenes y capacidades manejadas por el sistema respiratorio. Consta de un sistema que recolecta el aire y otro sistema de inscripción que puede graduarse a la velocidad deseada por el operador. 

Los espirómetros son capaces de medir el flujo de aire que maneja el paciente durante la respiración. En palabras más sencillas, la cantidad de aire que se inhala y/o exhala durante el tiempo que esto dure.

¿Por qué se solicita realizar una espirometría?

  • Se emplea para el estudio de signos y síntomas respiratorios como la tos o dificultad respiratoria.
  • Diagnóstico y seguimiento de la disfunción pulmonar.
  • Control de enfermedades respiratorias crónicas.
  • Monitoreo de tratamiento antiinflamatorio bronquial o broncodilatador.
  • Detección de estenosis (estrechez) de las vías respiratorias superiores.
  • Medir el impacto de algunas enfermedades sistémicas sobre la función pulmonar.
  • Pesquisa de enfermedades pulmonares en pacientes de riesgo.
  • Evaluación preoperatoria principalmente en cirugías mayores.
  • Valoración de incapacidad laboral o invalidez.

¿Cómo se realiza la espirometría?

Ante todo, debemos tener en cuenta que la espirometría no es un estudio que se practique como parte de su chequeo rutinario. Así que, si nunca te has realizado una, no tienes de qué preocuparte.

Inicialmente, el médico debe indicar la realización de la espirometría si lo cree necesario para realizar el diagnóstico de una patología o enfermedad del sistema respiratorio.

  • El paciente al que se le indica una espirometría deberá acudir al lugar indicado con ropa cómoda. Es recomendable no ingerir comida abundante ni fumar por lo menos dos horas previas a la realización del estudio.
  • El técnico a cargo de la prueba procederá a medir el peso y estatura para introducir los datos en el sistema informático.
  • Al sujeto en estudio se le indicará permanecer sentado. Luego se le colocarán clips en la nariz para restringir el paso de aire por esta vía.

Cómo realizar la espirometria

  • Se le facilitará un dispositivo que cuenta con una boquilla adherida a uno de sus extremos, la cual colocará en su boca. Deberá sostenerla con los dientes, asegurándose de sellar el espacio alrededor de la boquilla con los labios y con cuidado de no bloquear el agujero con la lengua.
  • Será necesario permanecer como se indica en el paso anterior durante todo el tiempo que dure la realización de la prueba. En el proceso, el paciente podrá respirar sin impedimento por la boca.
  • El técnico le indicará al momento de iniciar el estudio que tome aire con normalidad.
  • Seguidamente se le indicará que libere el aire suavemente hasta vaciar sus pulmones en la mayor medida posible.
  • Teniendo sus pulmones vacíos se le pedirá que tome una gran inspiración. Esta deberá ser profunda, logrando llenar sus pulmones por completo.
  • Por último se solicitará que exhale profundamente con mucha fuerza hasta que se le indique que pare. Este paso debe durar aproximadamente 6 segundos en los cuales no deberá detenerse a pesar de sentirse completamente vacío. Deberá seguir exhalando durante este periodo donde el espirómetro registrará cada pequeña exhalación.

Este procedimiento debe repetirse unas 3 veces. De haber mucha diferencia entre los resultados es posible que se deba realizar el estudio nuevamente, o que el médico tratante administre bronco dilatadores y espere unos 15 minutos para realizar otra ronda de espirometría para determinar si ayudó a mejorar el flujo de aire.

¿Para qué se realiza la espirometría?

La espirometría se utiliza de esta forma para diagnosticar enfermedades respiratorias como:

  • Asma bronquial.
  • Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC).
  • Bronquitis crónicas.
  • Fibrosis pulmonar
  • Enfisema.

Realizar espirometria

Después de ser diagnosticadas, la espirometría podrá ser utilizada periódicamente para evaluar la evolución de la enfermedad o su mejoría.

¿Qué se mide en una espirometría?

  • El volumen corriente o VC que es la cantidad de aire que se inhala y exhala normalmente.
  • La capacidad vital o CV que es el volumen máximo que somos capaces de inspirar y exhalar de manera normal. Se obtiene de la suma del volumen corriente más los volúmenes de reserva inspirados y exhalados.
  • Otro volumen importante que el espirómetro no es capaz de medir es el volumen residual. Este corresponde al aire que permanece en los pulmones después de una expiración máxima. Este volumen solo se pierde cuando cesa la función pulmonar (con la muerte). El volumen suele ser de 1200 ml aproximadamente.
  • La capacidad vital forzada (CVF) que es la capacidad de inhalar y exhalar aire en condiciones forzadas, por lo que es mayor a la capacidad vital. En enfermedades respiratorias obstructivas estos se ven alterados.
  • También podemos medir el volumen espiratorio forzado o (VEF1) que es la cantidad de aire expulsado en el primer segundo de la espiración máxima, realizada después de una inspiración máxima.

Resultados de la espirometría

Existen rangos normales para cada uno de los valores que se puede obtener mediante la realización de una espirometría. Ante la alteración de alguno de ellos o varios según sea el caso, su médico podrá realizar un diagnóstico de su patología respiratoria. O bien indicar estudios más especializados para confirmar o desestimar una impresión diagnóstica.

Contraindicaciones para realizar una espirometría

Si bien la espirometría es un excelente método para diagnosticar patologías respiratorias, existen casos puntuales donde los profesionales recomiendan no realizar:

  • Pacientes con deterioro físico o mental que les impida realizar una espiración forzada (adultos mayores, pacientes con demencia, menores de 6 años).
  • Pacientes con hiperpresión torácica.
  • Desprendimiento de retina.
  • Lesiones bucales, hemiparesia facial, traqueostomías.
  • Tos con sangre.

 

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más