Dieta de la sopa de cebolla

Dieta de la cebollaLa dieta de la sopa de cebolla, es una dieta que encontramos en gran abundancia por internet y con gran aceptación entre los usuarios por sus rápidos efectos (hasta 5kg en una semana). Básicamente aquí os describiremos  como hacerla, pero es importante que leáis hasta el final del artículo donde encontraréis una información muy importante de la doctora y conoceréis por tanto posibles incidencias en vuestra salud.

Las propiedades de la sopa de cebolla

La dieta de la sopa de cebolla te permitirá bajar muchos kilos en poco tiempo, según dicen por las propiedades de la cebolla, resulta ideal para adelgazar de forma muy rápida y además de forma sana. Según dicen la cebolla resulta ideal por su gran efectividad y la rapidez a la hora de conseguir resultados frente a la báscula.

La cebolla entre otras cosas nos puede ayudar a perder el exceso de líquidos y ayuda al riñón a trabajar mejor, nos ayuda a tratar enfermedades hepáticas y vesiculares, reduce los gases, ayuda con la diabetes. Vamos que estaríamos ante la dieta perfecta… si no leyeramos hasta el final, claro.

Receta de la sopa de la cebolla

  • 6 Cebollas
  • 2 Pimientos
  • 6 Tomates
  • 1 Apio
  • 1 Repollo

Preparación de la sopa

Trocear toda la verdura y hervirla en abundante agua, salpimentar y ¡listo!

Dieta de la sopa de la cebolla

Día 1: toda la sopa y fruta que desees salvo plátano
Día 2: toda la sopa y verduras que desees
Día 3: toda la sopa, fruta y verduras que desees
Día 4: toda la sopa y leche que desees. Además 6 plátanos
Día 5: toda la sopa que desees. 250 gr de carne de vaca y 6 tomates
Día 6: toda la sopa, verduras, pescado o pollo que desees
Día 7: toda la sopa, arroz integral, verduras y zumos que desees

Resultados: Con esto perderás entre 3 y 5 kg en una sola semana.

Opinión de la doctora

La dieta de la sopa de cebolla es la modificación de una dieta empleada en determinados enfermos ingresados en el hospital, como preparación previa a una intervención quirúrgica. El objetivo de esta dieta es “deplecionar” al paciente, es decir, hacerle perder líquidos, pues estos enfermos por su propia enfermedad presentan un exceso de los mismos.

Con la “Dieta de la sopa de cebolla” o la también denominada “Dieta de la cebolla” se pretende lo siguiente: 

  • Evitar el uso de diuréticos a altas dosis que complicarían el acto anestésico.
  • Disminuir la probabilidad de una crisis hipertensiva (subida de la tensión arterial) en el quirófano, para no complicar una cirugía que implica por sí misma un alto riesgo vital.

Es una dieta para pacientes ingresados

Fíjate que se hace en “enfermos ingresados”, en personas monitorizadas y clínicamente muy supervisadas, por lo que no es una dieta adecuada para practicarla por cuenta propia.

Por otra parte, cuando queremos adelgazar lo que deseamos realmente es perder “grasa”, no líquidos y con esta dieta lo único que consigues es bajar de peso, sí, pero a costa del agua de tu cuerpo que tú como persona sana no tienes en exceso, sino en la cantidad que te corresponde.

La dieta nos hará perder más músculos y agua que grasa

Puede que cuando acabes los siete días tu báscula marque cinco kilos menos y que te sientas feliz por ello, pero no te engañes, como mucho habrás perdido unos 500 grs. de grasa, el resto será agua que recuperarás rápidamente cuando empieces a comer normal, pues tu cuerpo deshidratado tenderá a compensar.

Resumiendo: La dieta de la sopa de cebolla es una dieta desequilibrada e insana que no recomiendo en absoluto. También insistiría en que no deben sobrepasarse los siete días, pero siendo tan desagradable y dura de seguir, la mayoría no la soportamos ni dos días. Como efecto contraproducente aborreceremos determinadas verduras y tenderemos a evitarlas en el futuro por asociación con una dieta en la que lo hemos pasado mal.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here