Clorofila

Beneficios de la clorofila

Cuando se habla de la clorofila, lo primero en lo que se piensa es en las plantas. Y es que el verdor que despiden las hojas es producto de esta sustancia. Durante muchos años se pensó que solo era esencial en el funcionamiento de las plantas. Pero se ha comprobado que tiene grandes beneficios para el organismo humano.

Ya sea consumida de manera natural o a través de suplementos, de ambas formas se pueden aprovechar los beneficios que otorga este compuesto. Si deseas incluir en tu dieta los beneficios de la clorofila, aquí te explicamos qué es, para qué sirve y toda la información relevante para poder consumirla de manera segura.

Índice
  1. ¿Qué es la clorofila?
  2. Propiedades de la clorofila
  3. Beneficios de la clorofila
  4. ¿Cómo encontrarla?
  5. Efectos secundarios y riesgos
  6. Clorofila natural
  7. ¿Cómo tomarla?

¿Qué es la clorofila?

La palabra clorofila siempre ha estado directamente relacionada con las plantas y la vegetación. Esta sustancia se reconoce como el pigmento que le brinda la coloración verde a las hojas de las plantas. También se puede encontrar en algunos tipos de algas y hasta bacterias.

Gracias a su presencia, es posible que estos seres vivos puedan realizar la fotosíntesis. Y es que, a través de este proceso, es posible transformar la energía obtenida de la luz solar, en energía química. Por lo general, todo esto da lugar a los frutos.

Qué es la clorofila

De manera popular, se le ha catalogado como la sangre de las plantas por considerarse de gran importancia en su desarrollo y vida. Sin embargo, a diferencia de la sangre humana, su componente principal es el magnesio.

Aunque siempre se ha mantenido este concepto de esta sustancia, a lo largo de los años, algunos estudios han demostrado que puede tener beneficios su consumo en humanos.

La clorofila ha sido alabada por ser rica en antioxidantes y vitaminas, lo que la convierte en una sustancia de grandes beneficios para el organismo.

No solo puede obtenerse a través del consumo de alimentos de color verde como las lechugas, espinacas, albahaca, y otros. En el mercado también existen un gran número de suplementos a base de clorofila. En realidad se trata de clorofilina, integrando en su composición cobre en lugar de magnesio. Esto permite una mejor absorción y obteniendo a la vez los grandes beneficios de la clorofila.

Propiedades de la clorofila

No solo se trata de una sustancia que interviene en el proceso de producción de frutos en las plantas. Cuando hablamos del cuerpo humano, cuenta con un gran número de propiedades que favorecen enormemente su funcionamiento. Además, el consumo de suplementos se ha asociado a propiedades terapéuticas.

  • Favorece el fortalecimiento del sistema inmune.
  • Ayuda en el proceso de eliminación de hongos en el organismo.
  • Funciona como suplemento para desintoxicar la sangre.
  • Puede utilizarse para limpiar el sistema digestivo, siendo bastante favorecedor a nivel de los intestinos.
  • Ayuda a la eliminación de olores corporales. Ideal para el tratamiento del mal aliento al eliminar bacterias de la boca.
  • Aporta energía al organismo.
  • Se utiliza como suplemento para prevenir la aparición de cáncer.
  • Es un excelente antioxidante gracias a que cuenta con grandes reservas de vitaminas A, C y E.
  • Se considera un antiinflamatorio al combatir ciertas bacterias que dan a lugar procesos inflamatorios. Se ha comprobado que sirve como tratamiento contra la artritis.

Beneficios de la clorofila

Teniendo en cuenta las propiedades que ofrece la clorofila, esto ha permitido observar un gran número de beneficios:

  • Cicatrizante: detiene procesos inflamatorios y elimina bacterias de la piel que pueden afectar la cicatrización de las heridas. También se ha catalogado como tratamiento efectivo ante el acné y poros agrandados. Además, también es utilizada para tratar la piel que ha sido dañada por los rayos del sol.
  • Producción de sangre: la clorofila interviene en el proceso de producción de células sanguíneas, más específicamente los glóbulos rojos. Esto a su vez, favorece la oxigenación del líquido rojo, permitiendo un mejor transporte de oxígeno a todas las células del cuerpo. Lo cual favorece el funcionamiento de órganos como el corazón y cerebro, siendo esencial para la conservación y mejora de la memoria. Además, ayuda a que los niveles de azúcar en la sangre se mantengan estables. Otros beneficios a nivel del sistema circulatorio incluyen fortalecimiento de los músculos del corazón, regulación de la presión arterial y mejora la circulación de sangre.
  • Beneficios capilares: se ha comprobado que aplicar esta sustancia en el cuero cabelludo favorece la eliminación de la caspa.

Consumo de clorofila

  • Combate el cáncer: se ha evidenciado que consumir suplementos de forma oral favorece la reducción de tumores. Sus beneficios se han observado mayormente en cáncer de páncreas y de hígado.
  • Adelgazante: es un beneficio exclusivo de la clorofila oral. Acompañado de una dieta equilibrada, esta sustancia favorece la pérdida de peso. Además, ayuda a controlar los niveles de colesterol y trigliceridos en el organismo.
  • Digestivo: favorece el proceso digestivo, aligerando el trabajo del cuerpo, mientras que mantiene la flora intestinal controlada. Es un tratamiento eficaz para personas que sufren de estreñimiento.
  • Desintoxicante: es una sustancia purificadora que interviene en la eliminación de toxinas y sustancias dañinas para el organismo. También influye en la destrucción y eliminación de cálculos de oxalato cálcico.
  • Fortalecimiento óseo: la presencia de magnesio en la clorofila contribuye en el crecimiento de los huesos, así como a mantenerlos saludables.
  • Favorece el sueño: se ha comprobado eficaz en el tratamiento de problemas como la dificultad para conciliar el sueño. Tiene un efecto calmante, lo cual resulta beneficioso para aquellas personas que sufren de estrés, ansiedad o nervios.
  • Regulador hormonal: la presencia de vitamina E en su composición es lo que le brinda propiedades antioxidantes, algo que favorece la producción de hormonas como la testosterona en hombres y estrógenos en mujeres.

¿Cómo encontrarla?

Aunque la clorofila se encuentra fácilmente en los vegetales, su consumo suele ser mucho más habitual en suplementos a base de clorofilina. Y pueden encontrarse en variedad de presentaciones:

  • Tabletas.
  • Líquido.
  • Ungüentos.
  • Aerosoles.
  • Polvos solubles.

Qué es la Clorofilina

Efectos secundarios y riesgos

A día de hoy no se ha demostrado que el consumo de clorofila de manera natural o con suplementos tenga algún efecto tóxico. Por lo que se asume que es una sustancia segura de consumir. Sin embargo, existen algunos reacciones que pueden producirse como resultado de su consumo:

  • Problemas a nivel del sistema digestivo, siendo recurrente padecer diarrea.
  • Cambio en la coloración de las heces, pudiendo tornarse verdes, amarillentas o negras. En algunos casos, muchos pacientes suelen confundirlo con sangrado gastrointestinal.
  • Escozor o eccema causado por la aplicación de ungüento.

Hasta el momento no existe ningún estudio que indique efectos adversos de su administración durante el embarazo o la lactancia. Aún así, por precaución, se desaconseja su consumo en estos periodos.

Clorofila natural

Si se prefiere consumir algo mucho más natural, es posible fabricar líquido a base de clorofila de manera casera. Para esto será necesario utilizar sólo dos ingredientes: perejil y agua. De 90 gramos de perejil es posible obtener 2 cucharadas de clorofila.

Sin embargo, la obtención de clorofila no solo se limita al uso de perejil. El consumir alimentos como espinacas, judías verdes, hierba de trigo o rúcula se considera como una fuente de clorofila. Aún así, hay que tener en cuenta que no todo alimento verde tiene suficientes reservas de esta sustancia. Vegetales como el brócoli poseen bajos niveles, por lo que no se considera ideal para este fin.

¿Cómo tomarla?

La manera en que se toma la clorofila varía según la manera en que se consuma. En primer lugar, los médicos recomiendan el método más natural, y consiste en consumir alimentos verdes que suelen ser los que poseen mayor cantidad de esta sustancia en su composición. De esta manera, no se dosifica la cantidad administrada pero se obtiene lo necesario para el funcionamiento del organismo.

Por el contrario, si se prefiere consumir un suplemento de clorofilina, solo basta con dirigirse a una farmacia o herbolario para adquirir alguna de las presentaciones disponibles.

Aunque en el prospecto aparece la cantidad indicada de consumo, no existe una dosis recomendada. Por lo que será necesario consultar a un médico para que indique una pauta de tratamiento con clorofila.

Se recomienda un consumo diario de 100 a 300 miligramos de clorofila al día. Y el tratamiento no debe exceder más de 3 meses.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más