CHCM bajo: causas, síntomas y cómo subirlo

Que es CHCM bajo

La deficiencia de proteínas como la hemoglobina puede desencadenar un mal funcionamiento del organismo. Para verificar sus niveles, en muchos casos se realiza un estudio de CHCM, donde la presencia de CHCM bajo puede generar gran preocupación ya que las causas de su deficiencia está asociado a mucha patologías a situaciones.

Al tratarse de un cuadro multifactorial, puede tratarse de algo de fácil tratamiento. Sin embargo, esta disminución del CHCM también puede estar asociada a patologías de mayor gravedad, siendo esencial averiguar la causa y pautar un tratamiento lo más rápido posible. Si te preocupan sus valores, a continuación te ofrecemos toda la información relevante de este estudio de laboratorio.

Índice
  1. ¿Qué es el CHCM?
  2. ¿Cómo se mide?
  3. ¿Cuáles son los valores normales de CHCM?
  4. ¿Qué significa tener el CHCM bajo?
  5. Causas del CHCM bajo
    1. Intoxicación por plomo
    2. Anemia ferropénica 
    3. Anemia aplásica
    4. Anemia hemolítica
    5. Deficiencia de vitamina B12
  6. Síntomas 
  7. Tratamiento para el CHCM

¿Qué es el CHCM?

Estas siglas significan Concentración de Hemoglobina Corpuscular Media. Se trata de una prueba de laboratorio que permite medir la cantidad de hemoglobina en un volumen de sangre. Este estudio se realiza al solicitar un hemograma ya que muy difícilmente puede arrojar un diagnóstico si se hace de manera aislada. 

Al ser la hemoglobina la proteína encargado del transporte de oxígeno, es necesario indagar si se encuentra en valores normales. Si se encuentra en rasgos anormales, puede ser un indicativo de que algo no está funcionando bien, o existe alguna patología. De esta manera, y para lograr un diagnóstico certero, el CHCM puede determinar la cantidad de hemoglobina presente en la sangre y, de manera indirecta, si existe una buena oxigenación en el organismo.

El médico suele solicitar estos parámetros cuando sospecha que el paciente cursa una anemia. Por lo general, genera alerta si padece cansancio, problemas digestivos y/o vértigo. Sin embargo, puede ser indicativo de la existencia de otro tipo de afección.

¿Cómo se mide?

Para obtener los valores de CHCM, es necesario que se realice una hematología completa o hemograma. También puede solicitarse pruebas como: hematocritos, VCM, HCM y RDW.

El valor se medirá al multiplicar los gramos de hemoglobina en 100 ml de sangre, y luego dividido entre el porcentaje de hematocritos. El valor arrojado será expresado en la unidad gramos sobre decilitros. Dependiendo del laboratorio donde se realice el estudio, es posible que los resultados se muestren en porcentaje.

Medir CHCM

¿Cuáles son los valores normales de CHCM?

Antes de realizar la prueba, es necesario tener claro que el valor normal de CHCM varía según el laboratorio donde se realice. Sin embargo, la mayoría suele aceptar el siguiente rango: de 31 a 36 gramos sobre decilitros. En el caso de que los resultados estén expresados en porcentajes, entonces el rango varía entre 32 y 34% en niños, mientras que para los adultos sería de un 28 a un 36%.

Si el valor obtenido es superior a estos rangos, entonces se está en presencia de una posible poliglobulia o policitemia. En el caso de que sea inferior a las referencias, se dice que el paciente está cursando una anemia. 

Al haberse realizado en conjunto con otras pruebas, es que se puede determinar un diagnóstico y establecer el tratamiento más adecuado. Las causas de las anemias son diversas, por lo que las pautas serán indicadas según el caso clínico que se atienda.

¿Qué significa tener el CHCM bajo?

Una vez que los resultados arrojan que los valores de CHCM de una persona están por dejado del rango normal, se dice que está en presencia de CHCM bajo. En el momento en que esto ocurre, se habla de una anemia ferropénica. Si bien no siempre es este diagnóstico, el 95% de los casos apunta a esta afección. 

Aún así, es necesario mencionar que el hecho de que aunque se curse este tipo de anemia, en la mayoría de los casos no se presenta CHCM bajo. Solo el 20% muestra un valor inferior. Es la razón de que se soliciten pruebas para obtener un diagnóstico más certero.

Cuando esté parámetro se encuentra por debajo de lo normal, dependiendo del valor se puede clasificar en:

  • CHCM disminuido levemente: los valores varían de 29 a 32 g/dl.
  • CHCM disminuido moderadamente: el paciente presenta valores entre 25 a 29 g/dl.
  • CHCM disminuido severamente: los resultados son menores a 25 g/dl.

En los casos en que se encuentre disminuido moderada y severamente, es que suele presentarse anemia ferropénica severa.

Tener CHCM bajo

Causas del CHCM bajo

Aunque por lo general suele asociarse la anemia a la presencia de CHCM bajo, no siempre están relacionados. Existen otros factores que pueden favorecer la disminución de este parámetro: 

Intoxicación por plomo

En casos de pacientes que presentan intoxicación por metales pesados, específicamente el plomo, es normal ver que curse cuadros de anemia. Por lo general, lo síntomas para identificar este padecimiento varían según el rango de edad.

Los niños suelen presentar signos más evidentes, presentando con regularidad:

  • Irritabilidad.
  • Retraso en el desarrollo psicomotor.
  • Dificultad de aprendizaje.
  • Anemia.
  • Disminución del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Estreñimiento.
  • Problemas de audición. 
  • Episodios convulsivos.
  • Dolor abdominal.
  • Vómito.
  • Decaimiento.

En el caso de las mujeres embarazadas, los síntomas están mayormente relacionados con la gestación y al feto:

  • Muerte fetal. Puede presentarse un aborto o permanecer retenido en útero.
  • Nacimientos prematuros.
  • Aborto espontáneo.
  • Recién nacido bajo de peso.
  • Restricción del crecimiento intrauterino.

Cuando se trata de adultos, la sintomatología suele ser bastante variada:

  • Presión arterial elevada.
  • Dolor a nivel de las articulaciones y músculos. 
  • Dificultad para concentrarse.
  • Memoria deficiente.
  • Dolor de cabeza constante.
  • Cambios de ánimo recurrentes.
  • Dolor abdominal.
  • Conteo de espermatozoides disminuido.

Anemia ferropénica 

Se considera la anemia que mayormente se presenta. Está asociada a la mala absorción de hierro, por lo que el cuerpo no genera hemoglobina adecuadamente, y el oxígeno no se transportar correctamente

La anemia ferropénica también puede presentarse cuando existe alguna hemorragia. Esto también ocurre cuando se cursa la menstruación, pero no se considera un factor preocupante, ya que es normal en las mujeres.

Anemia aplásica

Se trata de un tipo de anemia que destaca por la baja producción de células sanguíneas, sobre todo glóbulos rojos. Todo se debe a que el funcionamiento de la médula ósea se ve afectado, lo que interfiere en el proceso de generar este tipo de células. 

Se han identificado dos causas que producen la anemia aplásica. El paciente puede estar cursando una patología de mayor severidad,  como alguna enfermedad tumoral, o se encuentra bajo un tratamiento de medicamentos que provocan este cuadro clínico. 

Causas del bajo CHCM

Anemia hemolítica

Destaca por una disminución en el conteo de glóbulos rojos. Todo se debe a que el mismo organismo destruye estas células sanguíneas a una velocidad mayor en la que suelen ser producidas, por lo que no es posible reponer la pérdida. 

Deficiencia de vitamina B12

Esta vitamina se encuentra asociada al metabolismo de las proteínas, incluyendo la hemoglobina. De existir una deficiencia, se estaría en presencia de una anemia perniciosa

Síntomas 

Cuando el paciente presenta una disminución de los valores de CHCM, no existe un cuadro de síntomas fácilmente identificable. Estos suelen pasar desapercibidos, por lo que está deficiencia solo puede comprobarse tras una analítica de sangre. Sin embargo, cuando se trata de niveles muy bajos, puede presentarse:

  • Mareos.
  • Cefaleas.
  • Falta de concentración. 
  • Debilidad.
  • Cansancio.
  • Manos y pies fríos. 
  • Aumento del ritmo circadiano.
  • Somnolencia.
  • Vértigo. 

Tratamiento para el CHCM

Para establecer un tratamiento, es necesario estudiar en primera instancia lo que está causando el CHCM bajo. El médico realizará un conjunto de preguntas para lograr dar con el diagnóstico. De esta manera, deberá conocer la dieta del paciente, sintomatología presentada y los estudios realizados.

Cuando existe deficiencia de hierro o de vitamina B12, se indicará un cambio en la alimentación, apuntando a un mayor consumo de carnes rojas, legumbres o verduras. También se puede indicar algún suplemento vitamínico para aumentar las reservas de la vitamina B12.

En casos de patologías como infecciones, se recetará medicamentos antibióticos que puedan atacar el foco que está provocando el cuadro clínico. Mientras que si se trata de enfermedades tumorales, será necesario derivar a un especialista en oncología para establecer el protocolo para tratar el problema.

Por último, si existe alguna hemorragia o pérdida de sangre, se procederá a realizar una transfusión para recuperar los niveles de hemoglobina.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más