Cateterismo

Cateterismo

Al mencionar la palabra cateterismo, seguro piensas enseguida en el corazón, y es que, es uno de los órganos más importantes para los seres humanos, pues todo el cuerpo y tu vida dependen de su buen desarrollo y funcionamiento. Pero, existen circunstancias que pudieran cambiar esa realidad y limitar el buen procedimiento del mismo, por latidos cardíacos irregulares, lesiones en los vasos sanguíneos, coágulos, sangrados, entre otras afecciones.

Para ello, la revisión exhaustiva de este órgano vital es posible mediante un cateterismo. Ahora, antes de emplear un tratamiento tan minucioso, es muy importante que te preguntes: ¿Realmente se lo que es? ¿Podría hacerme un cateterismo si lo necesitara? ¿Es realmente beneficioso?

La buena noticia es que las respuestas a estas preguntas podrás responderlas aquí y ahora mismo. Así que no dejes de leer hasta el final.

Índice
  1. ¿Qué es un cateterismo?
    1. ¿Cuánto dura el tratamiento?
  2. Cateterismo cardíaco
    1. ¿Cómo se realiza el cateterismo cardíaco?
    2. ¿Por qué realizar un cateterismo cardíaco?
  3. Riesgos del cateterismo
    1. ¿Cómo es la recuperación post-cateterismo?
    2. ¿Cómo saber si hay una emergencia post-cateterismo?
  4. Tratamientos del cateterismo
    1. Cateterismo cardíaco transradial
    2. La angioplastia e implante de stent
    3. Aterectomía
  5. Tipos de cateterismo

¿Qué es un cateterismo?

Es un examen que se realiza mediante un catéter, un pequeño y delgado tubo de metal que se introduce por un vaso sanguíneo, y, con la ayuda de un cardiólogo, se guía el instrumento hasta el órgano vital. En la mayoría de los casos, el catéter se inserta en la gran arteria femoral ubicada en los glúteos. Todo esto sin que sea necesaria una intervención quirúrgica.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Aunque es un procedimiento delicado, no debes sentir miedo, pues no estarás mucho tiempo en el centro médico. El examen puede llevarse a cabo entre 30 y 60 minutos, dependiendo de cada paciente y sus complicaciones o molestias.

Sin embargo, en algunos casos puede durar más tiempo si junto al cateterismo se emplean otros tratamientos complementarios o especiales. En el proceso donde se realiza la aplicación del catéter en la ingle, sí es necesario que el paciente permanezca varias horas acostado boca arriba para evitar sangrados.

Cateterismo cardíaco

El cateterismo cardíaco se basa en un procedimiento invasivo y complejo que permite evaluar el estado del corazón de manera profunda y detallada, logrando conocer el funcionamiento de las arterias coronarias, los niveles de sangre que bombea el corazón, la medición de las cavidades cardíacas y la supervisión de alguna válvula alterada. Es decir, un chequeo completo.

¿Cómo se realiza el cateterismo cardíaco?

Por ser un examen muy relevante, la primera acción que tomará el especialista será brindarte alguna medicación para relajarte antes de iniciar todo el proceso. Después, será necesario limpiar la zona del cuerpo donde se introducirá una vía intravenosa en una de las venas.

Posteriormente, se coloca una sonda plástica delgada más grande dentro de la vena o la arteria y por ella se transfiere el catéter, que es muy pequeño y es el que permite llegar hasta el corazón mediante la utilización de rayos X.

Una vez allí, el médico puede realizar diversas acciones, como por ejemplo tomar muestras de sangre del corazón, hacer medición de la presión y el flujo sanguíneo en las cámaras del corazón o en las arterias de su alrededor, así como ejecutar una biopsia del miocardio.

Antes de la evaluación, es importante que tomes en cuenta algunas consideraciones, como estar descansado y en ayunas durante al menos 4 horas. Además, evitar o suspender el consumo de medicación propia, o aquella que no haya sido prescrita por el especialista del corazón.

Síntomas del cateterismo cardíaco

¿Por qué realizar un cateterismo cardíaco?

Como es natural, seguramente puedes sentir los latidos de tu corazón cuando estás unos minutos de silencio, pero sin la presencia de síntomas es imposible saber cómo fluye toda la actividad de un órgano como el corazón, si existe alguna anormalidad, complicaciones o infección.

Y es aquí donde el cateterismo brinda la oportunidad para conocer y diagnosticar, si es el caso, la diversidad de problemas cardíacos que se puedan presentar. Tales como los que leerás a continuación:

  • Angina de pecho inestable: Se trata de un fuerte dolor en el pecho por falta de riego sanguíneo en las arterias coronarias. Es de atención inmediata ya que puede desencadenar a un infarto si el dolor es recurrente.
  • Arritmias: El catéter puede llegar a las cavidades internas del corazón, como las aurículas y los ventrículos, lo que brinda un estudio de las arritmias mediante la estimulación eléctrica de las paredes del corazón. Mediante el cateterismo se pueden tratar y eliminar algunas arritmias.
  • Malformaciones cardíacas: Aunque es posible identificarlas con una ecocardiografía, el cateterismo también permite diagnosticar y tratar ciertas malformaciones del corazón con pequeñas comunicaciones interventriculares.
  • Infarto de miocardio: Es la obstrucción de las arterias coronarias, generando igualmente un infarto del músculo del corazón, el miocardio. Es problema de gravedad que debe atenderse con urgencia.

Riesgos del cateterismo

Como todo tratamiento de salud, hay peligros incorporados que debes sopesar al momento de requerir un cateterismo para ti o algún familiar. Sin embargo, debes tener presente que los riesgos se pueden disminuir siempre y cuando exista una programación del examen. Por eso, te mencionaremos cuáles son los riegos más comunes tras la realización de un cateterismo:

  • Hemorragia excesiva.
  • Reacción alérgica.
  • Infecciones en la zona en la que se inserta el catéter.
  • Inmersión en la presión arterial.
  • Daños en los vasos sanguíneos.
  • Dolor intenso en la zona donde se inserta el catéter.
  • Peligro de radiación durante el tratamiento.
  • Formación de coágulos de sangre.
  • Latidos irregulares del corazón.
  • En casos extremos: fallo renal, ataque cardiaco o apoplejía.

También es relevante conocer algunas contraindicaciones, pues no todas las personas pueden realizarse un cateterismo si presentan algunas de estas situaciones. De ser así, deberán recurrir a otro tipo de tratamiento para atender su corazón.

Por otro lado, es importante saber que este procedimiento no se recomienda cuando se presentan las siguientes situaciones:

  1. Hemofilia.
  2. Diabetes.
  3. Problemas renales.
  4. Antecedentes de ataque al corazón.
  5. Infecciones.

¿Cómo es la recuperación post-cateterismo?

Este punto no debe causarte preocupación, ya que la recuperación suele ser muy rápida en comparación con otras evaluaciones médicas. Si no se presentan complicaciones, el paciente es dado de alta el mismo día, pasadas algunas horas de reposo o al día siguiente.

Para ayudar que no se manifiesten dificultades, es de suma importancia suspender todo tipo de actividades físicas que alteren el proceso respiratorio, así como evitar levantar peso durante las próximas 2 semanas después del procedimiento.

Al estar en casa, es normal que el paciente pueda sentir dolores leves en la zona donde fue colocado el catéter, además de presenciar algunos hematomas a su alrededor. Pero, toda la recuperación también variará según el lugar dónde se haya decidido realizar el examen. Como por ejemplo:

Si el punto de partida fue en la ingle, será necesario limitar las subidas y bajadas por escaleras durante los primeros 3 días, pero se recomienda caminar distancias cortas en superficies planas. Por otra parte, no conducir motocicletas o vehículos, levanta peso, practicar deportes o colocarse de puntillas los 2 días siguientes de la evaluación.

Ahora, si el catéter fue colocado en el brazo, las limitaciones son las siguientes: no levantar nada de peso, ni mover, empujar o retorcer haciendo fuerza con los brazos. Para ambos casos, también debe suspenderse todo tipo de actividad sexual durante los siguientes 5 días, evitar baños durante una semana o supervisar que la zona donde estuvo el catéter no se humedezca entre las primeras 24 a 48 horas.

¿Cómo saber si hay una emergencia post-cateterismo?

Si presentas algunos de estos síntomas o irregularidades, es necesario que asistas al centro médico o te comuniques con el especialista que realizó el tratamiento. Presta atención al siguiente listado:

  • Sangrado abundante en la zona dónde se insertó el catéter.
  • Área dónde se aplicó el catéter cambiante de color, frío al tacto o insensible.
  • Secreción amarilla o verde.
  • Dificultad para respirar que no desaparece tras el reposo.
  • El pulso se siente irregular.
  • Presencia de vértigo, sensación de desmayo o cansancio.
  • Expectoración de sangre o mucosa amarillo o verde.
  • Escalofríos o fiebre por encima de 38 grados.

Tratamientos del cateterismo

Tratamientos del cateterismo

El procedimiento de cateterismo puede complementarse con otro tipo de tratamientos, y además, realizarse de diversas formas, lo que puede aportar mejores resultados o disminuir algunos riegos.

Cateterismo cardíaco transradial

Aunque es un tratamiento inusual, ya que son pocos los centros médicos que lo realizan, sí es convencional en países de Europa y Asia. Lo interesante de este cateterismo es que el especialista en cardiología puede acceder al corazón insertando el catéter desde el interior de la muñeca, específicamente por la arteria radial.

Como beneficio, se puede resaltar que el procedimiento es más práctico y cómodo, logrando que puedas volver a casa una vez finalizado el chequeo, eliminando complicaciones con relación al sangrado y evitando que debas permanecer acostado durante muchas horas.

Sin embargo, no es para cualquier paciente, sobre todo si presenta enfermedad renal avanzada, realización de cirugía de bypass de la arteria coronaria o complicaciones mayores que requieran catéteres más grandes.

La angioplastia e implante de stent

Son procesos que ayudan a mejorar el flujo de sangre en las arterias y venas del cuerpo. La angioplastia, que puede realizarse con o sin implante de stent, un tubo pequeño y flexible de plástico o malla de alambre para dar apoyo a las paredes dañadas de la arteria, se puede emplear en diversas partes del cuerpo para atender diferentes afecciones, como las siguientes:

  1. Obstrucción o estrechamiento de la aorta y sus ramas.
  2. Enfermedad de arteria periférica (PAD).
  3. Hipertensión renal vascular.
  4. Enfermedad de la arteria carótida.
  5. Estrechamientos venosos.
  6. Fístulas o injertos de diálisis obstruidos.

A diferencia de los otros procedimientos, se inserta un catéter con cabezal en forma de balón y cuando llega a su destino, se inyecta un líquido de contraste en la arteria para visualizar mejor la obstrucción, y, además, el balón de la punta permite inflarse y desinflarse con el fin de desobstruir el vaso y aumentar el flujo de sangre en la arteria.

Aterectomía

Este procedimiento quirúrgico es muy similar al segundo mencionado en este listado, como es la angioplastia. Se emplea un láser o cuchilla en forma de espiral para cortar y eliminar las acumulaciones de placa en las paredes arteriales, dando así mayor flujo sanguíneo. También pueden agregarse implantes de stent.

Soluciones para el cateterismo

Tipos de cateterismo

Además del catéter cardíaco, que se usa normalmente para atender afecciones del corazón, también existen otros prototipos que se pueden emplear según las necesidades del paciente. Descubre ahora cuáles son cada uno de ellos:

  • Catéter pericardio: Se introduce por debajo de la región del apéndice del esternón, ya que permite un mejor drenaje del líquido que se encuentre acumulado en el pericardio, que es una de las membranas que cubre el corazón. Este método se utiliza principalmente cuando el paciente presente problemas respiratorios.
  • Catéter doble J: En pacientes con cálculos renales, el catéter es introducido en el uréter, evitando así su obstrucción por el desplazamiento de los cálculos existentes.
  • Catéter Permacap: Esta técnica se emplea mediante cualquier acceso vascular para suministrar tratamiento de quimioterapia en pacientes oncológicos o antibióticos; también puede ser utilizado en pacientes con dificultad vascular o que presentan alto riesgo de muerte.
  • Catéter para ventrículo cerebral: Se emplea cuando existen complicaciones vasculares cerebrales, tales como una hemorragia, traumatismos craneoencefálicos, tumores malignos, entre otros.
  • Catéter de Tenckoff: En este procedimiento el catéter es insertado a nivel intraperitoneal, o en el área del abdomen, con el fin de brindar un tratamiento sustitutivo de la función renal.

Así que, con el análisis que has hecho de toda esta información, podrás determinar que el cateterismo es mucho más que un examen médico enfocado a la atención del corazón. Además, no solo se realiza en personas de edad avanzada, también puede efectuarse de la misma manera en niños y adolescentes si la situación de salud lo requiere.

Lo más importante es que sea de la mano de un especialista cualificado, instrumentos profesionales y un equipo médico responsable y autorizado para garantizar excelentes resultados. Por su complejidad, es normal tener un poco de miedo o preocupación, pero con este aspecto asegurado, tendrás mayor confianza en que todo saldrá bien. ¿Preparado? Estamos seguros de que sí.

También te podría interesar...

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Al dar clic sobre el botón Aceptar, usted acepta expresamente nuestra política de cookies. Más información