Tratamientos dentales tras la extracción de la muela de juicio

Extraer muela de juicio

Los llamados dientes de leche o temporales son un total de 20 y comienzan a salir cuando un bebé tiene entre seis u ocho meses de edad. Estos dientes suelen caerse solos o con un poco de ayuda y no duele tanto, pero la extracción de la muela de juicio es otra cosa.

Quizás con solo pensarlo ya te duele la cabeza, de hecho a muchas personas no les gusta ir al dentista, pero es necesario acudir cada cierto tiempo. Con el objetivo de que te resulte menos traumático, vamos a hablar un poco de los tratamientos dentales tras la extracción de la muela de juicio.

Índice
  1. ¿Por qué la llaman la muela de juicio?
    1. ¿Hace falta extraerlas siempre?
  2. Tratamientos dentales tras la extracción de la muela de juicio
    1. Morder una gasa para detener el sangrado
    2. No ingieras alimentos hasta que se termine el efecto de la anestesia
    3. Hay que evitar enjuagarse la boca o escupir
    4. Debes cepillarte la herida y los puntos después de 24 horas
    5. Usa compresas frías y toma tus medicamentos
    6. No comas ciertos alimentos y bebe mucha agua
    7. Evita realizar ejercicios o grandes esfuerzos físicos
    8. Descarta completamente fumar o ingerir bebidas alcohólicas

¿Por qué la llaman la muela de juicio?

Después de salir los dientes temporales, estos comienzan a ser sustituidos por los dientes permanentes o de hueso, entre los 6 y 12 años de edad. Ahora bien, las llamadas muelas de juicio o cordales pueden aparecer entre los 17 y los 26 años de edad o quizás nunca salen.

Estos terceros molares son las últimas piezas dentales en aparecer en la boca y son un total de cuatro, ubicadas en los cuatro extremos de las mandíbulas. Se les conoce como muelas de juicio porque tienden a nacer cuando la persona ya es mayor de edad y en teoría tiene “mayor juicio” o madurez.

Tratamientos muela de juicio

¿Hace falta extraerlas siempre?

La extracción de la muela de juicio es necesaria si no ha salido o sale solo una parte, lo que provoca dolor, inflamación e infección. Por otra parte, pueden desplazar los demás dientes, lo que se conoce como maloclusión, o pueden aparecer tumores o quistes en el área maxilar.

Un odontólogo será el más indicado para decidir si debe efectuar una extracción de la muela de juicio, realizando un procedimiento habitual de exodoncia. Claro está, cada caso es diferente según lo impactada que esté la muela, pero muchas de ellas se pueden retirar como cualquier otra pieza molar.

Para ello se aplica anestesia local, lo que evitará que sientas dolor, aunque sí percibirás que se realiza presión y algunos movimientos para aflojar el diente. Si la ampliación del alveolo de la encía no es suficiente para la extracción, puede que se deba realizar un pequeño corte en la encía.

En casos más difíciles, quizás se requiera quitar un poco de hueso del maxilar para llegar a la muela de juicio y después se cierra la herida. No tienes que angustiarte por nada, es un procedimiento indoloro realizado por un profesional y solo dura unos minutos, como máximo unos 20 en total.

Tratamientos dentales tras la extracción de la muela de juicio

Es cierto que la extracción de la muela de juicio constituye un procedimiento odontológico fundamental, pero los tratamientos dentales posteriores o cuidados son igual de importantes. Es imprescindible que se entienda que el dolor y las posibilidades de infección se reducen de manera significativa si se realiza el cuidado adecuado.

La prioridad es seguir las instrucciones que indica el odontólogo sobre los tratamientos dentales tras la extracción de la muela de juicio y tomar los medicamentos. Para conseguir una adecuada cicatrización de la herida y una pronta recuperación, ten en cuenta los siguientes consejos después de la cirugía dental:

Morder una gasa para detener el sangrado

Tras la extracción de la muela de juicio, el dentista te colocará una gasa sobre la herida, la cual deberás morder moderadamente fuerte. El objetivo de esto es evitar el sangrado abundante, aunque seguramente de la herida continuarán brotando diminutas gotas de sangre unos cuantos días más.

Se debe hacer compresión en la herida con la gasa alrededor de una hora, humedeciéndola con agua si empieza a secarse o cambiarla si es necesario. Si se retira la gasa y el sangrado persiste, usa otra para repetir la compresión hasta que no haya hemorragia y se forme un coágulo. En el improbable caso de que el sangrado no se detenga después de horas, tendrás que regresar a verte con el odontólogo.

Tratamientos odontologicos

No ingieras alimentos hasta que se termine el efecto de la anestesia

Después de la extracción de la muela de juicio, probablemente seguirás con el área adormecida por varias horas gracias a la acción de la anestesia. Por varias razones, evita ingerir alimentos para que no te hagas daño por quemarte si están muy calientes, y morderte sin siquiera percatarse o sentir dolor.

Hay que evitar enjuagarse la boca o escupir

En las primeras 24 horas tras la extracción de la muela de juicio no debes escupir ni enjuagarte la boca porque expulsamos el coágulo de la herida. Como resultado, aparecería de nuevo la hemorragia en el alveolo expuesto de donde se extrajo la cordal.

Se recomienda esperar más de 24 horas para enjuagarse cada dos horas con agua salada y tibia, evitando enjuagues bucales que contengan alcohol que irriten la herida. En ocasiones se recomienda enjuagarse durante siete días con clorhexidina y utilizar un gel con este componente para aplicar en el área de la herida.

Debes cepillarte la herida y los puntos después de 24 horas

Después de las 24 horas tras la extracción de la muela de juicio, debes cepillarte sin temor el área para tener una correcta higiene en la herida. Claro está, no debes hacerte daño, pero el objetivo es evitar que se acumule residuos de alimentos en la herida, lo que provocaría infección o inflamación. 

Cepillar dientes

Usa compresas frías y toma tus medicamentos

Puedes aplicar hielo o compresas frías en las áreas del rostro próximas al lugar de la extracción de la muela de juicio para reducir la inflamación. Es importante tomar todos los medicamentos que te recomiende el odontólogo según sus instrucciones, en especial los que combaten infecciones y el dolor. 

No comas ciertos alimentos y bebe mucha agua

No se debe ingerir alimentos con semillas o muy pequeños que puedan incrustarse en la herida, procura comer alimentos más blandos, quizás abundantes en proteínas. Es prudente masticar por el lado donde no se extrajo la muela y es útil beber mucha agua fría, pero no con sorbete la primera semana.

Evita realizar ejercicios o grandes esfuerzos físicos

Especialmente las primeras horas y días posteriores a la intervención mantén la cabeza elevada y procura descansar.disminuyendo todo lo posible la actividad física. Evita hacer ejercicios o grandes esfuerzos como agacharse o cargar peso, hasta cuatro días después de la extracción de la muela de juicio o podrías expulsar el coágulo.

Descarta completamente fumar o ingerir bebidas alcohólicas

Tanto el tabaco como el alcohol retrasan el periodo de curación e incrementa de manera considerable el riesgo de infección o inflamación de la herida. Por lo tanto, evítalos completamente si quieres mejorar rápido y apropiadamente.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más