Sideremia

Todo sobre la sideremia. Veremos qué es, qué significa y qué riesgos puede tener para la salud tener la sideremia alta o baja.

Algunos vocablos del lenguaje médico pueden resultar confusos y desconocidos, sin duda la palabra sideremia forma parte de ellos. Descubre a continuación su significado y qué importancia tiene para la salud del cuerpo humano.

La mayoría de las personas nunca ha escuchado la palabra sideremia hasta que su médico la menciona. ¿Sabes qué es la sideremia? Es la concentración de hierro sérico presente en el suero sanguíneo que se mide a través de una analítica sanguínea con el propósito de descartar o diagnosticar distintas patologías. Los valores de la sideremia suelen ser mayores en hombres que en mujeres y están asociados comúnmente a enfermedades hematológicas como la anemia.

Ante la presencia de una analítica sanguínea con valores anormales de hierro sérico resulta importante acudir al médico para conocer la causa de dicho trastorno. Para saber detalladamente qué es la sideremia y cuáles son los valores normales, te invitamos a continuar leyendo este artículo de eSalud.

Sideremia y valores normales

Cuando se elimina un coágulo que se ha formado en el torrente sanguíneo se crea una sustancia amarillenta que conocemos con el nombre de suero sanguíneo. El suero tiene la misma composición del plasma, solo que carece de fibrógenos, las proteínas responsables de la coagulación del fluido. Sideremia es la cantidad de hierro sérico concentrado en el suero sanguíneo.

Los valores de sideremia se pueden conocer a través de una analítica de sangre que, por lo general, es procesada el mismo día y los resultados se pueden obtener en pocas horas. Como mencionamos anteriormente, los valores pueden variar según la edad, el género y el estado de salud de cada persona. Los niveles normales de hierro sérico en suero sanguíneo oscilan entre 50 y 150 mg/dl.

Cuando la concentración de hierro sérico es inferior a 30 mg/dl se considera que la persona presenta deficiencia de esta sustancia, lo cual se conoce con el nombre de hiposideremia. Por el contrario, cuando hay mucho hierro sérico concentrado en el fluido amarillento se habla de hipersideremia, condición que se diagnostica cuando los valores superan los 150 mg/dl.

Sideremia baja: causas, síntomas y tratamiento

Sideremia baja

La deficiencia de hierro sérico en el suero sanguíneo puede afectar la correcta oxigenación de los tejidos. Esta condición puede causar alteraciones en el funcionamiento del cuerpo humano que suelen manifestarse a través de diversos síntomas, los cuales serán más o menos intensos dependiendo del grado de la hiposideremia. Los síntomas más comunes de esta afección son:

  • Cansancio y debilidad, sobre todo después de algún tipo de esfuerzo físico.
  • Mareos y dolor de cabeza.
  • Irritabilidad, cambios de humor y depresión.
  • La piel luce más pálida.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Alteraciones en la frecuencia cardíaca que pueden estar acompañadas de palpitaciones y dificultad para respirar.
  • Labios agrietados.
  • Uñas quebradizas.
  • Deseos de comer hielo o tierra por causa del trastorno malacia.

La hiposideremia, si bien representa la deficiencia de hierro sérico en el cuerpo humano, puede estar causado por enfermedades o trastornos que impiden la correcta absorción del hierro en el organismo. La hiposideremia está asociada a las siguientes condiciones:

  • Sangrado abundante durante la menstruación: cuando el cuerpo pierde grandes cantidades de sangre no es capaz de reponer tan rápidamente la concentración de glóbulos rojos y hierro en sangre, por lo tanto disminuye la concentración de dicho mineral en el fluido.
  • Dieta desequilibrada: para tener niveles de hierro óptimos en el organismo es vital llevar una alimentación rica en esta sustancia. Personas celiacas o vegetarianas pueden presentar hiposideremia debido a su tipo de alimentación.
  • Embarazo: durante el periodo de gestación el cuerpo de la mujer suele necesitar mayores cantidades de hierro para la formación correcta del embrión.
  • Hemorragias internas: cualquier pérdida excesiva de sangre, sobre todo en el sistema gastrointestinal, complican la correcta absorción del hierro en el cuerpo humano, lo cual deriva una hiposideremia.
  • Consumo de algunos fármacos: algunas medicinas como los antibióticos, colestiramina, antiácidos con calcio y colchicina pueden afectar la absorción de hierro.  
  • Otras causas de hiposideremia: enfermedad de Crohn, celiaquía, neoplasia avanzada, cirugía bariátrica para bajar de peso.
También te puede interesar:  Linfocitos altos

Tratamiento de los niveles bajos de hierro sérico  

La sideremia baja no es una enfermedad, es una condición derivada de oytras afecciones que están alterando el funcionamiento del organismo. Por esta razón lo primordial es acudir al médico para recibir un diagnóstico y conocer qué está causando la deficiencia de hierro. Por lo tanto, el tratamiento de la hiposideremia dependerá de su causa.

Por lo general, las personas que presentan bajos niveles de hierro en sangre deberán mantener una dieta a base de alimentos ricos en este mineral y consumir suplementos de hierro, incluso si se trata de una mujer embarazada. Cuando el organismo presenta problemas para absorber el hierro puede ser necesario consumir vitamina B12 y, en casos muy críticos, realizar transfusiones. La hiposideremia por causa de medicamentos suele tratarse suspendiendo el consumo del fármaco. Una vez que los niveles de hierro vuelven a la normalidad los síntomas desaparecen.

Sideremia alta: causas, síntomas y tratamiento

Sideremia alta

Al igual que la hiposideremia, la hipersideremia es causada por otras afecciones que alteran la concentración de hierro sérico en sangre. Esta condición está mayormente asociada a enfermedades hematológicas, veamos sus principales causas:

  • Anemia hemolítica: es el tipo de anemia que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficientes glóbulos sanos debido a que se destruyen antes de ,o normal. Esta enfermedad suele ocurrir debido a que la médula ósea no funciona correctamente y no es capaz de reponer a tiempo las células sanguíneas destruidas.
  • Anemia perniciosa: cuando los intestinos no pueden absorber la vitamina B12 se presenta en el cuerpo un descenso importante de glóbulos rojos que trae como consecuencia la hipersideremia. Enfermedades autoinmunes y complicaciones gastrointestinales son las principales causas de anemia perniciosa.
  • Talasemia: es un trastorno hematológico hereditario que causa una producción anormal de de hemoglobina que destruye los glóbulos rojos y deriva una anemia hemolítica.
  • Ictericia: la ictericia no es una enfermedad, es el color amarillento que adopta la piel a causa de enfermedades vinculadas con el mal funcionamiento hepático. Muchas personas que presentan ictericia también tienen niveles elevados de hierro sérico en sangre. La ictericia es causada por un aumento súbito de bilirrubina en el organismo.
  • Hemocromatosis: se trata de un desorden genético que estimula la absorción excesiva de hierro y lo almacena en el hígado o en el páncreas. Algunos tipos de anemias, talasemias y el consumo de alcohol pueden causar hemocromatosis.

Los síntomas de la hipersideremia pueden variar dependiendo de la causa, pero por lo general la condición se manifiesta de la siguiente forma:

  • Piel de color oscura.
  • Fatiga, cansancio, debilidad y falta de energía.
  • Dolores articulares.
  • Pérdida de peso.
  • Disminución del deseo sexual.
  • Pérdida de vello corporal.
  • Algunas personas no presentan ningún síntoma.

Tratamiento para los valores elevados de hierro sérico

El tratamiento dependerá exclusivamente del diagnóstico. Por lo general se recomienda a la persona evitar el consumo de carnes rojas y demás alimentos ricos en hierro. Es probable que una persona con hipersideremia deba someterse a transfusiones de glóbulos rojos y a varias extracciones de sangre para nivelar la concentración de hierro. Sin embargo, primero será necesario realizar una serie de pruebas para comprobar el estado de salud de la médula ósea, del sistema gastrointestinal y del hígado.

Cualquier alteración en los niveles de hierro en sangre debe ser atendida por un especialista médico de forma inmediata. Atender a tiempo estas condiciones es vital para preservar la salud del organismo, por lo tanto, si presentas síntomas de hipersideremia o hiposideremia no dudes en contactar a tu médico.

Sideremia
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad