10 remedios naturales para combatir el dolor menstrual

Consejos y remedios naturales para aliviar el dolor menstrual y los cólicos de la regla con elementos cotidianos y caseros que calman la dismenorrea.

La mayor parte de las mujeres en edad fértil experimentan dolor durante la menstruación, un periodo que se extiende entre tres y siete días una vez al mes. La dismenorrea, que es el nombre científico que recibe el dolor menstrual, puede presentarse también en forma de calambres y cólicos, que van a menudo acompañados de mareos, irritabilidad, náuseas, mareos, jaquecas, hinchazón de vientre, senos o piernas, fatiga y tristeza. Aunque no suponen un problema grave de salud, las molestias físicas derivadas de la menstruación pueden afectar al normal desarrollo de la vida diaria.

Los calambres son comunes durante los años de adolescencia, cuando la mujer comienza a tener el período. Es más frecuente en mujeres entre 20 y 24 años, y por lo general desaparece después de uno a dos años, cuando se produce el equilibrio hormonal.

El dolor menstrual lo causa la producción de prostaglandinas, sustancias que actúan en el sistema reproductor. Los primeros síntomas suceden, por lo general, antes de que comience la menstruación y desaparecen día a día. Afortunadamente, existen muchos remedios naturales que nos pueden ayudar a disminuir y aliviar estas molestias para ganar en salud y bienestar.

Quizá no sea posible prevenir por completo los calambres y dolores menstruales. Sin embargo, mantener un estilo de vida saludable que incluye una nutrición adecuada, un peso corporal saludable, control y ejercicio pueden ser útiles para aliviarlos y poder llevar una vida normal durante esos días que resultan muy molestos para buen número de mujeres.

Combatir el dolor que origina la menstruación es posible mediante algunas medidas naturales, aunque si las molestias perseveran, o no se consigue mitigarlas, es aconsejable acudir a un profesional sanitario para descartar otros problemas de salud más importantes. Las siguientes medidas pueden ayudar a evitar el uso de medicamentos que requieren receta médica.

¿Qué encontrarás en este artículo?

Publicidad

Una dieta sana, pobre en grasas y sal

Una dieta sana es clave para aliviar el dolor menstrual

Las molestias físicas que conlleva el período menstrual pueden aliviarse llevando una dieta sana en la que la presencia de frutas y verduras sea relevante, con bajos aportes de grasa y sales. De este modo se disminuyen inflamaciones y edemas. Beber agua abundante, así como caldos de verduras sin grasa, contribuye a la hidratación y el equilibrio del sistema digestivo.

Sustituir las grasas menos saludables como las saturadas que están presentes en los productos de origen animal, y elegir otras más saludables como el aceite de oliva, suponen un primer paso para mejorar la circulación sanguínea y el estado de salud general.

Lácteos sí, pero desnatados

Entre los productos lácteos, conviene decantarse por los más bajos en grasa o descremados. Lo aconsejable es que el aporte de calorías que nos proveen las grasas provenga de pescados, nueces y aceites vegetales, de modo que en esos días será mejor evitar los lácteos grasos como los quesos curados.

Infusiones calmantes

Beber líquidos calientes alivia las molestias estomacales, los posibles escalofríos y espasmos. La infusión de manzanilla resulta una buena elección, al igual que el té de jengibre, otro magnífico remedio para aliviar el dolor menstrual de una forma natural. El jengibre tiene poder antiinflamatorio y ayuda a reducir la hinchazón que puede presentarse en el abdomen y en las piernas: muchas mujeres experimentan la impresión de que las piernas parecen pesar el doble durante la menstruación, de modo que aliviar el sistema circulatorio es un buen consejo para sobreponerse a este malestar.

Un buen descanso

Si el descanso y una buena rutina del sueño son importantes para la salud, especialmente ante los dolores menstruales. El descanso ayuda a relajarse, desconectar de las preocupaciones y eliminar crispaciones que hacen sentirse peor. El silencio y la calma disminuirán la irritabilidad que se da en muchas ocasiones cuando surgen estas molestias físicas.

Bebida de hinojo

Bebida de hinojo para aliviar el dolor menstrual rápido

Las propiedades antiespasmódica y antiinflamatoria atribuidas al hinojo pueden ayudar a relajar los músculos del útero, lo que a su vez alivia los calambres y las molestias. Agregar una cucharadita de semillas de hinojo a una taza de agua hirviendo y dejar en infusión durante cinco minutos. Añadir una cucharadita de miel y mezclar bien. Beber este té de hierbas dos veces al día, tres días antes de la fecha de inicio esperado del ciclo y seguir bebiéndolo según sea necesario para el dolor.

Endulzar con miel y beber infusión de leche y cebolla

Otro remedio probado para los calambres menstruales es endulzar con miel. Ayuda a reducir los coágulos de sangre y calmar los músculos de las paredes uterinas. Esto, a su vez, reduce los calambres durante la menstruación. Añadir una o dos cucharaditas de miel a una taza de leche caliente y beber en cuanto se sientan los calambres resultará muy beneficioso y al mismo tiempo, agradable.

También te puede interesar:  Aparato reproductor femenino

También la leche hervida con una cebolla resulta de gran alivio: para prepararlo se hierve un litro de leche con dos cebollas y se bebe caliente en cuanto se perciba dolor.

Más magnesio en la dieta

Obtener más magnesio a través de la dieta parece ayudar a aliviar el dolor de la menstruación. Se encuentra en muchos alimentos y también se presenta en forma de como suplemento si no se puede obtener de los alimentos que se consumen a diario. Este mineral ayuda a regular el funcionamiento nervioso y muscular, entre otras tareas vitales. La cantidad diaria recomendada de magnesio para las mujeres en edad fértil es de aproximadamente 320 miligramos al día. Una onza de almendras secas o media taza de espinaca hervida tienen cada una alrededor de 80 mg.

Albahaca fresca en las comidas

La alhabaca resulta muy eficaz para reducir el dolor menstrual porque contiene ácido cafeico, un compuesto orgánico que actúa como analgésico. La albahaca se puede añadir fresca a las comidas, como condimento, o hacer una infusión con dos cucharadas de albahaca en medio litro de agua.

Aceite de pescado y aceite de onagra

Otro remedio natural para el alivio de dolores y calambres durante el período es tomar suplementos de aceite de pescado, vitamina B1 o aceite de onagra. La onagra contribuye a reducir los efectos del síndrome premenstrual, por lo que se puede administrar antes de la menstruación y actuará de modo preventivo.

Medidas físicas: aplica calor sobre el vientre

Aplicar calor para el dolor menstrual

Está comprobado que el calor es vasodilatador y alivia los dolores. Aplicar una almohadilla térmica o una bolsa de agua caliente sobre el abdomen ayuda notablemente a calmar el malestar que genera el período. En este caso, el calor aplicado tópicamente es tan eficaz como un analgésico.

Masaje con aceites esenciales para el alivio del dolor

El uso de ciertos aceites esenciales aromáticos y masajes también puede aliviar el dolor menstrual y los calambres: una mezcla de aceites esenciales como la lavanda, la salvia y la mejorana son aconsejables para realizar automasajes en el sentido de las agujas del reloj. Otro masaje recomendado sería aplicar una mezcla de aceites esenciales de canela, jengibre o geranio, mezclados con aceite de almendras.

La ducha ayuda a relajarse

Una ducha de agua caliente, aunque no demasiado, ayuda a la relajación y disminuye los dolores. Cuidado si se tiene la tensión arterial baja, porque en esos días disminuye y podría provocar mareos: dejar la puerta del baño abierta durante la ducha, para que no se condensen los vapores puede evitar ese contratiempo. Por lo demás, el agua templada calmará los dolores y aportará sensación de bienestar.

Aumentar las endorfinas

Yoga para aliviar dolores menstruales

Además de su efecto analgésico, las endorfinas también pueden beneficiar al estado de ánimo y proporcionan sensación de bienestar. La actividad física ayuda a liberar endorfinas, que contribuyen a reducir el dolor de manera natural. El ejercicio aeróbico suave y los estiramientos evitan los calambres de la regla, así que correr suavemente o caminar puede ser un gran apoyo para reducir estos dolores. Los mejores ejercicios son andar y nadar con moderación, ya que los movimientos bruscos o pesados pueden ser perjudiciales.

Hay que tener en cuenta que el ejercicio físico nivela otros aspectos como la glucosa en sangre, lo que también podría agravar los cólicos menstruales. Otra buena opción consiste en practicar yoga, una disciplina física con la que se realizan posturas que ejercen presión sobre el vientre y proporcionan alivio. Este tipo de ejercicios también ayudan a aliviar la fatiga, el estrés y la ansiedad y a mejorar la salud.

Recomendaciones finales

Todos estos consejos naturales deben ir acompañados de otras costumbres saludables como no fumar, no sobreexponerse al sol en verano y evitar las bebidas alcohólicas.

Hay que recordar que llevar una buena alimentación, evitar malos hábitos y hacer ejercicio físico moderado y de forma constante también es clave para prevenir este tipo de dolores. Si se sufre con frecuencia de cólicos o dolores menstruales, es bueno valorar la posibilidad de aportar calcio, vitaminas y magnesio a la dieta. Lo más importante es preservar la salud.

Si las molestias persisten o se padece un dolor menstrual insoportable a pesar de haber seguido estas recomendaciones, hay que acudir al médico. Los desarreglos menstruales pueden ser síntomas de una dolencia más seria, así que hay que prestar atención a cualquier cambio en esas molestias: nada más sabio que el propio cuerpo para identificar ese momento.

10 remedios naturales para combatir el dolor menstrual
Valore este artículo


Te podría interesar