Glucomanano: qué es y para qué sirve

Qué es el glucomanano

Cuando hablamos de suplementos para adelgazar, el glucomanano figura entre los más efectivos para lograr bajar de peso. Esto es así gracias a que provoca una sensación de saciedad que es posible rebajar sin mucho esfuerzo. Sin embargo, como cualquier complemento alimenticio, es necesario consumirlo con precaución.

Al ser de origen vegetal por provenir de un tubérculo, su consumo se considera de riesgo mínimo, provocando pocos efectos secundarios y poco recurrentes. Si estás en la búsqueda de una dieta para adelgazar, añadir esta fibra a tu alimentación puede ser tu solución. A continuación te ofrecemos toda la información necesaria para consumirla de manera segura.

Índice
  1. ¿Qué es el glucomanano?
  2. ¿Para qué sirve el glucomanano?
  3. ¿Cómo se consume?
  4. Propiedades y beneficios
  5. Efectos secundarios
  6. Contraindicaciones
  7. ¿Qué opinan los profesionales?

¿Qué es el glucomanano?

También conocido como glucomanano de Konjac, se trata de una fibra polisacárida con propiedades dietéticas obtenida del tubérculo Amorphophallus konjac. Durante siglos, ha sido de gran utilidad en Oriente. Sin embargo, en años más recientes, la población occidental ha reconocido sus beneficios. A pesar de que su popularidad ha crecido por ayudar a bajar de peso, se sabe que puede tener otras aplicaciones en la salud.

Glucomanano: qué es

Algo que hace destacar a esta sustancia es la característica de ser muy soluble. Gracias a esto, tiene la facilidad de captar agua, logrando producir soluciones viscosas. Siendo reconocida como la fibra de mayor viscosidad que se conoce hasta el momento.

Para lograr obtener el glucomanano, es necesario obtener primeramente el tubérculo. Tras esto, se someterá a un proceso de deshidratación para luego moler. Como último paso, se debe utilizar etanol sobre el producto obtenido para lograr su purificación.

Al tratarse de una fibra, no es posible digerirlo, por lo que su paso a través de todo el sistema digestivo arrastra parte del contenido que se haya consumido. Es así como pasa a considerarse no nutritivo ya que no aporta nutrientes al organismo.

Todo esto permite que quien lo consuma sienta mayor saciedad, por lo que ayuda a bajar de peso. Aunque en el pasado solía ser popular adquirir píldoras de glucomanano, en la actualidad es más común encontrarlo de manera comercial en forma de fideos, no teniendo ningún aporte calórico para quien lo consume, considerándose como uno de sus puntos negativos.

¿Para qué sirve el glucomanano?

El glucomanano ha sido catalogado como un suplemento que favorece la pérdida de peso. Se debe a que al ser una fibra hipersoluble, una vez que llega al estómago, empieza a absorber agua, permitiendo que se hinche rápidamente. Con esto se provoca la sensación de saciedad, pudiendo aprovechar los nutrientes y calorías del resto de los alimentos.

Al no poseer una carga nutritiva, pasa a considerarse un suplemento ya que favorece el control de porciones al momento de comer. A su vez, esto permite controlar la cantidad de calorías que se consumen al día, lo cual ayuda a bajar de peso.

¿Cómo se consume?

La manera en que se consuma esta fibra dependerá de la presentación. En este sentido, se tiene en cuenta que se puede adquirir en:

  • Cápsulas: para consumirlas de manera segura, es necesario que al momento de la administración se tomen de 2 a 3 vasos de agua. El glucomanano necesita suficiente agua para lograr el efecto de saciedad. Se recomienda que media hora antes de comer, se consuma de 500 a 1500 mg de esta fibra. Si la persona se encuentra en tratamiento con algún medicamento, es necesario que la cápsula sea administrada una hora antes que el fármaco.
  • Fideos sin calorías o pasta shirataki: su preparación es bastante sencilla. Los fideos se deben cocinar como cualquier otra pasta tradicional. Solo que, en este caso, se hinchará y aumentará su tamaño rápidamente. Se considera un suplemento de cocción rápida.

Cómo consumir el glucomanano

En ambos casos, una vez que entre en contacto con el agua y ya dentro del estómago, pasará a convertirse en una sustancia de gran viscosidad que se mezclará con el resto de los alimentos a digerir. Gracias a esto, facilitará el tránsito intestinal, con lo que se evitará el estreñimiento. Todos estos detalles es lo que ha permitido que se utilice dentro de ciertos planes de dieta.

Propiedades y beneficios

Aunque se habla del glucomanano como una fibra dietética, esta fibra ha sido reconocida en el mundo oriental por muchos más beneficios, destacando entre sus propiedades:

  • Efecto adelgazante: al tratarse de una fibra soluble que se transforma en una masa viscosa dentro del estómago, ralentiza el proceso de digestión. Esto incide directamente en el tiempo en que la persona se siente satisfecha, por lo cual es más sencillo controlar el apetito.
  • Controla el colesterol malo y los triglicéridos en la sangre: interviene en el proceso de absorción de grasas, con lo cual se reduce las probabilidades de padecer alguna patología cardíaca, sobre todo presión arterial alta e infartos.
  • Favorece el tránsito intestinal: como se trata de una fibra hipersoluble, permite que las heces retengan mayor cantidad de agua. Como resultado, su tamaño aumentará y a la vez, será más fácil su evacuación. Esto se considera un tratamiento efectivo para el estreñimiento.
  • Controla los niveles de glucosa en la sangre: al intervenir en el proceso de absorción del azúcar de los alimentos, esto reduce los niveles de glucosa en la sangre y a su vez previene la aparición de diabetes.
  • Prevención de cáncer: estudios aseguran que su consumo puede llegar a prevenir la aparición de cáncer colorrectal. Todo se debe a que esta fibra funciona como un prebiótico, con lo cual se mantiene la flora bacteriana controlada, mientras que protege al intestino.

Sin embargo, algunos expertos han considerado que sus propiedades y beneficios son más amplios. Se ha considerado que esta fibra favorece el cuadro clínico de algunas enfermedades inflamatorias que afectan al intestino. La razón se asocia a que esté tipo de sustancias interviene en la eliminación de microorganismos patógenos, favorece el proceso de curación del intestino y ayuda al sistema inmune a trabajar correctamente, logrando una mejor respuesta.

Efectos secundarios

El glucomanano, en su mayoría, se ha considerado como un complemento alimenticio sin grandes riesgos y seguro de consumir. Sin embargo, en la actualidad se ha considerado que su administración debe ser regulada para evitar cualquier efecto adverso.

Al considerarse una fibra, esta favorece el tránsito intestinal, lo que a su vez permite que los alimentos sean arrastrados, impidiendo la correcta absorción de nutrientes. Aunque por lo general no supone un problema, si su consumo es prolongado, puede provocar desnutrición.

Es indispensable que se beba suficiente agua, ya que puede causar obstrucción intestinal a causa de que las heces se vuelven duras y secas. Si se llega a producir estreñimiento severo, entonces será necesaria intervención médica inmediata.

A nivel intestinal puede provocar ciertas molestias a nivel intestinal y abdominal, como el caso de las flatulencias y meteorismo. Al tratarse de una fibra que actúa como prebiótico, tiende a provocar estos efectos. De suceder, se detiene su consumo de manera temporal y se vuelve a introducir poco a poco.

Efectos secundarios del glucomanano

Además, se ha comprobado que interfiere en la absorción de ciertos medicamentos como los antidiabéticos, anticolinérgicos y antagonistas del calcio. Este efecto se producirá en cualquier fármaco y vitaminas liposolubles.

Por último, es necesario tener en cuenta que el consumo de esta fibra puede reducir los niveles de azúcar e insulina tras comerlas. Por lo que es necesario tener ciertas precauciones.

Contraindicaciones

Existen situaciones en que el glucomanano está totalmente contraindicado ya que puede suponer un riesgo para la salud de quien lo consume.

Se considera un suplemento no apto para niños, personas con problemas esofágicos y personas mayores, ya que existe la posibilidad de que se produzca asfixia por bloqueo de las vías respiratorias altas. Debido a esto, se ha suspendido su distribución en la presentación de gelatina culinaria.

Tampoco se recomienda durante el embarazo, en periodo de lactancia o personas que sufren patologías que les dificulta tragar, como el Parkinson o esclerosis múltiple.

¿Qué opinan los profesionales?

Muchos expertos en salud han indicado que el consumo de glucomanano puede ser beneficioso si se realiza de manera prudente. Para esto, se insta a acudir a una cita médica con un especialista para que determine una pauta adecuada para la persona. Y que solo es efectiva si se sigue una dieta baja en calorías.

Además, algunos estudios han determinado que es útil en el tratamiento de desórdenes alimenticios como la bulimia nerviosa. Esto debe ir a la par con el seguimiento de un profesional en nutrición y en psiquiatría para lograr tratar la patología con éxito.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más