Flores de Bach

Flores de BachEn la actualidad, son muchas las personas que buscan opciones distintas a la medicina tradicional para tratar sus afecciones físicas y emocionales.

Entre las terapias alternativas de mayor auge en la sociedad resalta el uso de las flores de Bach, las cuales fueron creadas por el doctor Edward Bach entre 1926 y 1934. Muchas personas consideran que las flores de Bach son remedios mágicos o esotéricos y nada más alejado de la realidad; se trata de una terapia que contempla al ser humano como un todo y cree que existe una relación directa entre el estado emocional de los individuos y el desarrollo de las enfermedades, es decir, sugiere que cualquier desequilibrio psíquico es capaz de afectar la salud del cuerpo.

Si quieres conocer más sobre las flores de Bach, qué son, para qué sirven y sus propiedades, te invitamos a seguir leyendo con atención.

Origen de las flores de Bach

Seguramente es mucho lo que has escuchado acerca de las flores de Bach y aún no sabes ciertamente de dónde provienen. ¡Estás a punto de descubrirlo! Las flores de Bach fueron creadas por Edward Bach, un homeópata y bacteriólogo londinense que fue director de uno de los hospitales más importantes de Inglaterra. El Dr. Bach tenía una filosofía que, si bien en aquél momento era poco común, hoy en día se ha vuelto la premisa de muchas terapias y disciplinas que persiguen el crecimiento personal: una mente sana es igual a un cuerpo sano. Para Bach, el origen de las enfermedades se encuentra en el conflicto entre la mente y la personalidad, lo cual produce un bloqueo de la energía que afecta de forma directa las emociones, el cuerpo y el espíritu.

En función de la filosofía explicada anteriormente, el doctor Bach comenzó una extensa investigación acerca de las propiedades curativas de ciertas ramas nativas de la región de Gales y su poder para ayudar al cuerpo humano a superar problemas emocionales, todo esto con la intención de encontrar una fórmula que ofreciera el equilibro mental necesario para combatir los conflictos psíquicos de las personas. Al finalizar sus estudios el doctor Bach obtuvo 38 sustancias destinadas a solucionar distintos trastornos: las flores de Bach.

Qué son las flores de Bach

Las flores de Bach son 38 sustancias naturales derivadas de distintas flores, arbustos y agua de manantial. Además de estas 38 esencias, existe un remedio adicional conocido con el nombre de rescue remedy o remedio de rescate, el cual está elaborado con 5 de las sustancias primarias de Bach y ofrece ayudar a la persona en estados de emergencia emocional. Esta última preparación es la más famosa de las flores de Bach y es muy utilizada para calmar estados de ansiedad crónica. Por lo tanto, podemos decir que la terapia de las flores de Bach es una alternativa totalmente natural que tiene como objetivo sanar los desequilibrios emocionales de las personas para ofrecer un bienestar pleno mental y físico.

Para qué sirven las flores de Bach y sus propiedades

Tipos de Flores de Bach

Las flores de Bach, debido a que son preparadas con ingredientes naturales, pueden ser ingeridas por cualquier persona y no causan ningún tipo de efecto secundario. Su objetivo principal es ayudar a corregir los problemas emocionales o psíquicos que pueda presentar cualquier individuo, por lo tanto, cada una de las 38 esencias tiene un propósito diferente, veamos:

  • Agrimonia: ideal para quienes tienden a reprimir sus emociones, sufren de angustia, disfrazan sus sentimientos con falsa alegría y suelen calamar sus tormentos con cualquier tipo de droga o adicción.
  • Álamo temblón: para tratar el miedo a la muerte o a lo sobrenatural. También ayuda a quienes sufren de diversas fobias.
  • Haya: para personas críticas, arrogantes e intolerantes que no respetan las opiniones de los demás.
  • Centáurea: para quienes no saben decir “no”, personas exageradamente complacientes, que sacrifican sus intereses ante los demás y son de poca voluntad.
  • Ceratostigma: para aquellos que necesitan la aprobación ajena debido a su falta de seguridad y confianza en sí mismos. Para personas indecisas que cambian mucho de opinión.
  • Cerasífera: para quienes sienten temor a enloquecer, a realizar malas acciones y para personas con pensamientos irracionales.
  • Brote de castaño: para todos aquellos individuos que no aprenden de sus errores y los siguen cometiendo a lo largo de sus vidas.
  • Achicoria: es ideal para aquellos que son sobreprotectores con sus familiares o seres muy queridos al punto de manipularlos, meterse en los asuntos ajenos, criticarlos y ser siempre la víctima de todos los problemas. Esta sustancia también es positiva para personas posesivas y egoístas.
  • Clemátide: esta flor de Bach es para todos esos individuos que prefieren evadir la realidad y escapar de los problemas para vivir en un mundo de falsa felicidad.
  • Manzano silvestre: ayuda a limpiar el alma y la mente de todas aquellas personas que se consideran impuras o tienen baja autoestima.
  • Olmo: para quienes creen que no son capaces de cumplir con sus responsabilidades.
  • Genciana de campo: para los pesimistas, deprimidos sin causa aparente o para quienes no saben manejar la frustración.
  • Aulaga: para los desesperanzados que no encuentran sentido a nada.
  • Brezo: para los ensimismados que no escuchan a las demás personas porque solo piensan en ellos.
  • Acebo: para tratar los celos, la envidia, el odio, el rencor y la desconfianza. Para todo el que necesite amor.
  • Madreselva: ideal para aquellas personas que se quedaron estancadas en el pasado y no pueden vivir y disfrutar el presente.
  • Hojarazo o carpe: para quienes padecen agotamiento mental.
  • Impaciencia: como su nombre infiere, trata la impaciencia y la irritabilidad.
  • Alerce: para quienes se sienten inferiores a los demás y están orientados al fracaso.
  • Mímulo: timidez, miedo a lo nuevo, a lo desconocido.
  • Mostaza: ayuda a mejorar la depresión y la tristeza intermitentes que aparecen por causas desconocidas.
  • Roble: para todos aquellos que son obsesionados por su trabajo y lo hacen sin descanso.
  • Olivo: para todo tipo de agotamiento.
  • Pino: para el sentimiento de culpa que no deja de causar desesperación y reproche.
  • Castaño rojo: para los que se preocupan exageradamente por sus seres queridos y temen a diario que algo malo les pase.
  • Jarilla: para quienes padecen angustia a diario y pesadillas.
  • Agua de roca: para las personas perfeccionistas.
  • Scleranthus: para los que siempre están indecisos.
  • Leche de gallina: ideal para aliviar las secuelas de todo tipo de traumatismo físico o mental.
  • Castaño dulce: para quienes sienten que no pueden sufrir más y experimentan una desesperación crónica.
  • Verbena: para quienes necesitan fortaleza y quieren combatir el fanatismo.
  • Vid: ayuda a quienes tienen obsesión con el poder.
  • Nogal: para quienes no saben cómo manejar las dificultades y tienen miedo a las nuevas etapas.
  • Violeta de aguas: para las personas orgullosas y que se creen superiores a los demás.
  • Castaño de Indias: para quienes no pueden dejar ir ciertas ideas de su mente y se enfrascan en sus miedos.
  • Avena silvestre: para quienes están desorientados con respecto a su misión en la vida y carecen de metas personales.
  • Rosa silvestre: para los que sufren de resignación, apatía y desinterés.
  • Sauce: para quienes se sienten víctimas de todo y son personas resentidas.

Cómo actúan las flores de Bach

Las 38 esencias de las flores de Bach se caracterizan por su cualidad vibracional, y cada una tiene una vibración distinta que le brinda sus características y propiedades particulares. Esto se consigue lograr durante su elaboración, ya que en el proceso de creación de las flores de Bach se transmite la carga energética de las flores o plantas al agua con que será preparada la sustancia a través de un método de solarización o ebullición, dependiendo del caso.

El resultado que se obtiene es una esencia con una carga energética especial que, al entrar en contacto con el cuerpo humano, ejerce una resonancia vibracional que ayuda a equilibrar el descontrol interno. Por esta razón el efecto de las flores de Bach no depende de la cantidad de remedio que se consuma, sino de la constancia y la frecuencia del consumo.

¿Cómo tomar flores de Bach?

Cómo tomar flores de Bach

Lo primero que debes saber acerca de tomar flores de Bach es que no se puede ir a la farmacia y comprar la esencia que creemos que necesitamos. Para encontrar la flor de Bach que mejor favorezca a nuestro a cuerpo y mente es necesario asistir a una consulta con un terapeuta o un homeópata quien, después de conversar y conocer cuáles son tus debilidades, te orientará sobre qué flor de Bach debes tomar, cómo hacerlo y durante cuánto tiempo. Dependiendo de las necesidades de cada quien, la persona deberá ir con una receta a la farmacia, donde realizarán un preparado especial y personalizado a base de las flores de Bach que se hayan recetado.

Por lo general, el consumo de esas esencias consiste en aplicar cuatro gotas del preparado debajo de la lengua entre 6 y 8 veces al día. Algunas veces recomienda el aplicado tópico de las flores de Bach, en estos casos se recomienda mezclar el preparado con cremas corporales. Las flores de Bach pueden ser consumidas por todo tipo de persona sin causar ningún efecto secundario, incluso pueden ser administradas a mujeres embarazadas y a niños.

¿Funciona la terapia con flores de Bach?

Las flores de Bach son una terapia alternativa que sirve de gran ayuda para atender ciertos problemas emocionales como la depresión y la ansiedad. Sin embargo, estas sustancias no deben ser un sustituto de los fármacos recetados por el especialista médico, por lo tanto, si sufres de algunas condición que requiere el consumo de fármacos y estás interesado en comenzar a tomar flores de Bach, es importante que lo consultes con tu médico. Muchas personas han encontrado alivio a sus problemas emocionales consumiendo los remedios del doctor Bach, pero es importante tener en cuenta que estas preparaciones no son medicinas que actúan tratando complicaciones mayores como una depresión clínica.

Asimismo, son muchos los portales que ofrecen recetas caseras de flores de Bach para tener tu propio preparado en casa, lo cual no es absolutamente nada recomendable. Te explicamos, solo un experto puede saber la cantidad de flores que necesita un preparado para ejercer el efecto esperado, y solo un experto puede realizar correctamente el método de solarización o ebullición. Por lo tanto, en lugar de obtener los efectos no deseados o comprometer aún más tus estados de ánimo, te recomendamos que acudas donde un especialista en flores de Bach para obtener un preparado 100% original y, sobre todo, confiable.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here