Electroterapia

La electroterapia es el empleo de la electricidad con fines terapéuticos, o lo que es igual, aplicar una corriente eléctrica al organismo para conseguir nuestro objetivo: calmar el dolor, fortalecer un músculo, etc.

Efectos de la corriente eléctrica sobre el organismo

  • Cuando una corriente pasa a través del cuerpo provoca calor. Este calor hace que llegue más sangre a la zona y por eso aparece esa coloración rojiza en la piel (todos conocemos la sensación del calambre que nos puede dar un enchufe).
  • Analgesia.
  • Efecto excitomotor o movimiento del músculo al que le aplicamos la corriente. Este efecto lo aprovechamos para conseguir que un músculo, que carece de movimiento o tiene muy poco, se mueva (éste puede ser, por ejemplo, el caso de un brazo al que le acaban de retirar la escayola).

Los efectos dependerán de la dosis (intensidad y duración del tratamiento),de la extensión de la zona a tratar (ya que no es lo mismo un músculo pequeño que una gran masa muscular) y del tipo de tejido (los que son ricos en agua, como el músculo, son mejores conductores eléctricos).

Tipos de corriente en la electroterapia

Tipos de corriente en la electroterapia

Existen muchísimos tipos de corrientes eléctricas (aplicadas con distintas intensidades, frecuencias y duraciones en la electroterapia), que se clasifican en:

  • Corrientes de baja y media frecuencia (menos de 10.000Hz).
  • Corrientes de alta frecuencia (más de 10.000Hz):
  • Onda corta.
  • Microonda.
  • Ultrasonidos: realmente no son electroterapia, sino que se trata de ondas mecánicas de mucha frecuencia.
  • Magnetoterapia: no aplica directamente corriente eléctrica sobre el organismo sino una consecuencia de ella, el campo magnético.
  • L.A.S.E.R.: tampoco forma parte de la electroterapia sino que consiste en utilizar la emisión de una radiación para conseguir una amplificación de luz, que va a tener grandes y beneficiosos efectos.

Corrientes de baja y media frecuencia

Corriente galvánica: su actual aplicación se limita prácticamente a ser la base de la iontoforesis. Así, podemos evitar la administración de fármacos por vía oral, pero esta aplicación está limitada a determinados fármacos. La profundidad del fármaco es de 5 centímetros como máximo. El tratamiento es local, se va acumulando bajo la piel y se va absorbiendo poco a poco.

Por ejemplo, para el tratamiento de la excesiva sudoración de las manos se utiliza el “Bromohidrato de glicopirronio”. Este fármaco se coloca sobre un electrodo y se coloca sobre la piel. En general el tratamiento dura 20-30 minutos. El número de sesiones es de 2-3 por semana si el caso es crónico. Se utiliza en odontología y en dermatología. Otras aplicaciones son: ciática, parálisis facial, artrosis, tendinitis y capsulitis.

  • Corriente farádica clásica (frecuencia de 100 Hz): se utiliza como prueba diagnóstica.
  • Corriente de Träbert o ultraexcitante (frecuencia de 143 Hz): es analgésica. Se utiliza en problemas de vasos sanguíneos de las extremidades.
  • Corrientes diadinámicas de Bernard (frecuencia de 50 Hz): en función del tipo de corriente su efecto puede ser: analgésico, relajante de contractura muscular, produce contracción muscular, movilización del tejido conjuntivo o disminuye el edema . Se utiliza también en secuelas traumáticas y procesos degenerativos como la artrosis.
  • Corrientes exponenciales: se aplican en músculos denervados, también sobre las vísceras y sobre la pared de las arterias para conseguir la contracción de esas estructuras. Esto se traduce en que le devuelve al músculo su movimiento perdido (estimula la micción si se aplica sobre la vejiga, y promueve la evacuación del intestino en caso de estreñimiento).
  • T.E.N.S. (Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea): la analgesia persiste de minutos a días. Está especialmente indicada en dolores agudos o dolores crónicos localizados. Se trata de aparatos pequeños del tamaño de un “walkman” que la persona puede llevar consigo, aunque previamente debe conocer los parámetros de la intensidad y duración que necesita.
    Hay varios tipos de T.E.N.S., unos analgésicos y otros excitomotrices.
  • Corrientes de media frecuencia o interferenciales (su frecuencia oscila entre los 1000 y los 10.000 Hz): algunos aparatos sólo operan a una frecuencia fija de 4.000 Hz. Con ellas se consigue una mayor penetración en el organismo, más efecto con menor dosis y una mejor tolerancia y sensación cutánea que con las corrientes de baja frecuencia (las anteriores). Para que tengan efecto han de utilizarse dos corrientes simultáneamente.

Dependiendo de la frecuencia usada en electroterapia tiene varios efectos, entre los cuales destacan: la contracción de músculos atrofiados, recuperar inflamaciones, efecto analgésico y fortalecimiento muscular.

Corrientes de alta frecuencia

Las corrientes de alta frecuencia son aquellas cuya frecuencia supera los 10.000Hz, se caracterizan porque producen calor en la profundidad (en la termoterapia superficial el efecto no llegaba tan lejos. Las corrientes de alta frecuencia no tienen efecto excitomotor. Dentro de los agentes de alta frecuencia distinguimos tres: onda corta, microondas y ultrasonidos. Lo que provocamos con el calor en la profundidad es lo siguiente:

  • Calentamiento mínimo de la piel, donde realmente produce calor es más profundamente.
  • Produce una vasodilatación y, por tanto, aumenta el flujo sanguíneo. Esto es lo que se requiere en procesos de una cicatrización tales como esguices, luxaciones, fracturas, roturas y desgarros musculares, tendinitis, artrosis, contusiones,etc, siempre que no sea en fase aguda.
  • Sobre el músculo: relajación y sedación.
  • Efecto antiinflamatorio y analgésico se puede aplicar en caso de irritación nerviosa y en dolores de un miembro amputado.
  • Pueden suceder: cansancio, ansiedad, cefaleas o vértigos.
  • Mejoran la movilidad articular.

Onda corta

Es una corriente cuya frecuencia es de 27,12MHz y su longitud de onda de 11,06 metros. Consiste en un aparato que va conectado a la red eléctrica y desde ahí la corriente sufre una serie de modificaciones de manera que cuando sale al exterior se ha transformado en una corriente de alta frecuencia.

Peligros que puede ocasionar: quemaduras, pérdida del conocimiento, vértigo o cataratas.

Microondas

Se trata de una corriente que puede ser de 433, 915 y 2,456 megahertzios, que corresponden a longitudes de onda de 69, 32 y 12 cm. Las más frecuentes son las de 12cm. A menor longitud de onda, menor penetración.

Ultrasonidos

Se trata de una energía mecánica (y no eléctrica) cuya frecuencia es de 70.000-300.000Hz. Son aparatos tipo consola, no autotransportables, que constan de un cabezal(parte que se pondrá en contacto con la zona) y un generador de corriente alterna de alta frecuencia. Normalmente la superficie a tratar es de 5-12cm2 . La absorción de energía será mayor si el cabezal lo colocamos perpendicular a la piel y depende también de forma proporcional del contenido acuoso del tejido. El cabezal no deberá permanecer quieto en ningún instante.

Sus acciones más importantes son:

  • Analgesia
  • Relaja la tensión y el espasmo muscular
  • Es antiinflamatorio

Precaución con las prótesis internas porque la vibración del ultrasonido puede moverlas de su sitio.

Alcance del calor:

Onda corta…………………………..1-3cm
Microonda…………………………..1-5cm
Ultrasonidos………………………..1-5cm

Magnetoterapia

La magnetoterapia es una técnica terapéutica que aplica campos magnéticos sobre el ser humano con el fin de obtener beneficios a cambio.

Se vale de los campos magnéticos pulsados, que son originados por un aparato que se alimenta de corriente alterna. En fisioterapia se utilizan los campos magnéticos de baja frecuencia y cuya intensidad no supera los 150 Gauss.

Efectos de la magnetoterapia:

  • A nivel molecular actúa mejorando y facilitando cantidad de procesos, que originan una regeneración de los tejidos.
  • En concreto favorece la regeneración del hueso y del cartílago, por eso la magnetoterapia es buena para que consoliden las fracturas óseas.
  • Mejora el metabolismo y disminuye el consumo de oxígeno. Como la falta de oxígeno genera dolor, el efecto de esta técnica es analgésico.
  • Activa la circulación linfática y la de las plaquetas , con lo cual disminuye la probabilidad de trombos.
  • Acción antiinflamatoria.
También te puede interesar:  Cromoterapia

L.A.S.E.R.

El Láser es simplemente luz. Se consigue cuando se estimula la emisión de una radiación y de ahí se puede obtener una luz amplificada.

El Láser es una parte de fototerapia.

El haz de luz que se obtiene tiene una única dirección, un solo color y una gran brillantez, es de color rojo.

Efectos:

  • Tiene acción antiinflamatoria.
  • Analgesia.
  • Debido a sus acciones analgésica, antiinflamatoria y regeneradora se utiliza en multitud de procesos.
  • El Láser tiene menos potencia que la onda corta y la microonda.

Ventajas:

  • Tiene menor tamaño, así que es muy útil en medicina deportiva.
  • Para personas que portan marcapasos y no pueden ser expuestas a otros campos electromagnéticos, con el Láser los podemos tratar gracias a la coherencia y focalización del haz luminoso( no van a llegar al corazón).

Metodología de la electroterapia

Metodología de la electroterapia

Existen muchísimos tipos de corrientes eléctricas (aplicadas en electroterapia con distintas intensidades, frecuencias y duraciones). La colocación de los electrodos no es al azar sino que dependerá del músculo que queramos tratar, y se colocarán siempre en función de éste. Para ello, es necesario tener un conocimiento perfecto de la anatomía del organismo. Por este motivo la colocación de los electrodos, la decisión de los parámetros y el seguimiento de la evolución de la persona corre a cargo del profesional fisioterapéutico.

Si no se siguen las indicaciones oportunas se corre el riesgo de sufrir una quemadura en la zona. Las corrientes no son aplicables en todas las personas, hay situaciones en las que someterse a ella es una imprudencia por las repercusiones que tiene.

Metodología de la onda corta

Se puede aplicar de dos maneras:

  1. Enfrentando dos electrodos y colocando la parte del cuerpo a tratar entre ellos. A medida que separamos los electrodos, más profundo es el efecto.
  2. Un cable enrollado alrededor de sí mismo que está forrado por una estructura es lo que se coloca rodeando la zona.

Dosificación:

Proceso agudo: 0-200 watios.
Proceso crónico: 200-500 watios.

No se aplicará durante más de 20 minutos. Es posible la utilización de la onda corta pulsada, pero su eficacia es más dudosa. Su utilización principal es en: inflamaciones, artrosis, tendinitis, lumbalgias y también en procesos digestivos y relacionados con el aparato circulatorio.

Metodología de la microondas

El aparato generador es muy parecido al de la onda corta y también permite que sea pulsante. No tiene electrodos sino una antena que se va a enfrentar a la zona, que ha de estar al descubierto. La distancia de la antena al paciente varía entre 5-10cm. Cada sesión durará 25 minutos y pueden ser diarias o alternas, dependiendo de la lesión. Se sigue la misma dosificación que para la onda corta. No se debe aplicar si existen gotas de sudor, porque se pueden calentar demasiado. No se podrá aplicar nunca sobre las gónadas. Los peligros de la onda corta se vuelven a repetir aquí. El material de las sillas donde se sienta el lesionado es madera, ya que si fuese metal nos quemaría. De igual manera la persona debe despojarse de cualquier objeto metálico que lleve y también de las lentillas.

Metodología del ultrasonido

Contacto directo con la piel por medio de un gel de contacto.
Tratamiento subacuático: el medio de transmisión es el agua. Se utiliza un recipiente lleno de agua donde vamos a introducir la parte del cuerpo a tratar y el cabezal del aparato. Esta forma se reserva para zonas que no son muy accesibles o que son muy pequeñas.

Dosificación:
Contínuo——————–Hasta 1.5w/cm2
Pulsado———————Aprox. 0.3w/cm2

La duración de la sesión varía en función de la extensión de la zona a tratar y de la intensidad por la que se opte. Varía entre 3-15 minutos. Las lesiones agudas tendrán menos tiempo pero más seguidas las sesiones. En ningún caso la persona debe sentir dolor.

Metodología en magnetoterapia

El aparato conectado a una fuente de corriente alterna tiene forma de cilindro, es de plástico y dentro de él hallamos un solenoide. Puede tener distintos tamaños: 15-20cm o 60cm, dependiendo del tamaño de la zona a tratar. Los solenoides pueden estar también en serie o colocados en oposición, uno enfrente del otro. La magnetoterapia de barrido consiste en un cilindro que va recorriendo el cuerpo de la persona desde el cuello hasta los pies, es un tratamiento generalizado.

Metodología del láser

La dosis que elegiremos estará en función de la potencia y del tiempo. En fisioterapia usamos el láser de baja potencia, suele ser de una potencia menor a 1W/cm2. Los láseres de alta potencia se utilizan en cirugía (son capaces de cortar tejidos).

Indicaciones y contraindicaciones

Indicaciones y contraindicaciones

Indicaciones de la onda corta

  • Para producir analgesia.
  • Relajar la musculatura.
  • Tiene efecto antiinflamatorio.

Indicaciones de la microondas

  • Disminuye la tensión muscular. Se puede aplicar en contracturas musculares.
  • Reparación de traumatismos tales como esguinces, luxaciones o fracturas.
  • Artrosis, siempre que no esté en fase aguda.

Indicaciones del ultrasonido

  • Fibrosis y cicatrices
  • Traumatismos del aparato locomotor no agudos: lumbalgias, hernias discales, esguinces, tendinitis, retracciones musculares, heridas abiertas… Nunca en las 24-36 horas posteriores a la lesión.
  • Prótesis: cuidado cuando llevan material que pueda desprenderse

Indicaciones de la magnetoterapia

  • Retardos en la consolidación de las fracturas.
  • Osteoporosis, artrosis y artritis.
  • Lumbalgias.
  • Artritis reumatoide.
  • Desgarros musculares.
  • Psoriasis.
  • Esquizofrenia: se ha observado en ellos períodos de calma con los cambios lunares.
  • Sinusitis.
  • Espondilitis anquilosante: se caracteriza por la pérdida de movimiento de la columna vertebral , se queda rígida.
  • Jaquecas.
  • Neuralgias.
  • Asma bronquial y bronquitis.

Indicaciones del láser

  • Tiene acción antiinflamatoria.
  • Favorece la cicatrización y regeneración de los tejidos.
  • Analgesia.
  • Mejora la circulación linfática, hay quien lo utiliza para hacer desaparecer la celulitis.
  • Hemorroides
  • Cirugía estética: se utiliza muchísimo.

Debido a sus acciones analgésica, antiinflamatoria y regeneradora se utiliza en multitud de procesos. El Láser tiene menos potencia que la onda corta y la microonda.

Contraindicaciones generales de la electroterapia

Aunque algunas técnicas de electroterapia, que se detallan más adelante, tienen sus contraindicaciones específicas, siempre que tratemos con corriente eléctrica hay que valorar las siguientes situaciones:

  • Marcapasos.
  • Prótesis internas o material de osteosíntesis (clavos, placas, tornillos): se pueden calentar demasiado y lesionar el tejido vecino a ellos.
  • Zona anestesiada: porque no podemos valorar si se está provocando algún daño.
  • Tumores en la zona lesionada: induciríamos una extensión del tumor a otros tejidos que están sanos.
  • En embarazos no hay que hacer una aplicación abdominal.
  • Tromboflebitis y varices: el trombo se podía despegar, llegar al pulmón y producir una embolia pulmonar.
  • Inflamaciones o infecciones sistémicas agudas, por ejemplo, la tuberculosis.
  • Cuando exista una herida en el lugar donde se ha de colocar el electrodo.
  • Nunca sobre la zona del corazón, ni en los laterales del cuello, ni en la cabeza.
  • Zona ocular: puede ocasionar desprendimiento de retina.
  • Cartílagos de crecimiento.
  • Hemorragias recientes.

Contraindicaciones de la magnetoterapia

  • Cuando tengamos alguna infección.
  • Hemorragia.
  • Marcapasos.
  • Hipertiroidismo: con la magnetoterapia la activaríamos aún más.
  • Tumores malignos: porque ayudaríamos a su extensión.
  • Obstrucción venosa: peligro de embolia.
  • Implantes metálicos.
  • Infarto agudo de miocardio.
  • Diabéticos: peligro de hipoglucemia.
  • Con un tratamiento muy prolongado puede aparecer pérdida de masa ósea.

Contraindicación absoluta del láser

El ojo.

Contraindicaciones relativas

Gestantes, tumores, infecciones y afecciones de la glándula tiroides.


Te podría interesar

Publicidad