Ampollas en los pies

Analizamos las causas de las ampollas en los pies y aportamos una serie de tips y consejos para evitarlas. Además, explicamos los mejores remedios caseros para curarlas en tiempo récord.

Las ampollas son pequeñas bolsas de líquido que aparecen generalmente en los pies, aunque en ocasiones pueden darse en otras zonas del cuerpo como las manos. Causan un gran dolor a quien las padece y, además, resultan muy molestias.

Las ampollas son de color claro, con suero en su interior; no obstante, también pueden ser de color rojo si hay sangre en el interior de las mismas, o incluso de color verde amarillento si las ampollas se llenan de pus, lo que indica que hay una infección.

¿Por qué salen ampollas en los pies?

Las causas de las ampollas en los pies son muy amplias y variadas; las explicamos a continuación.

  • Roce: esta es la principal razón por la que aparecen ampollas en los pies, tanto en niños como en adultos. El roce o fricción se debe a un uso incorrecto del calzado, ya sea porque es demasiado grande o porque es pequeño y el pie tiene una presión excesiva. Las ampollas también se dan habitualmente cuando se estrenan zapatos nuevos; esto ocurre sobre todo en verano, con zapatos abiertos con los que no se llevan calcetines.
  • Quemaduras solares: las quemaduras solares en los pies, especialmente en la planta, son unas de las más dolorosas. Si se trata de una quemadura de segundo grado, pueden aparecer ampollas; además, la zona presenta un color rojizo y una gran sensibilidad. En ocasiones es necesaria la atención médica.
  • Hongos: la infección en los pies a causa de los hongos son ota causa probable de ampollas, sobre todo en primavera y en verano. Para evitar una infección de este tipo, es importante no mantener los pies húmedos durante un lardo periodo de tiempo y utilizar el calzado adecuado en las instalaciones públicas, como gimnasios o piscinas.

Ampollas en los pies por el sudor

El sudor es uno de los principales causantes de la aparición de ampollas en los pies; una transpiración deficiente puede originar una humedad excesiva en los pies, dando así lugar a estas pequeñas bolsas llenas de líquido.

Un buen truco para evitar la sudoración excesiva es aplicar polvos de talco en los pies y luego los calcetines.

¿Qué se debe hacer con las ampollas?

En ocasiones, por mucho que quieras cuidar tus pies y evitar la aparición de las ampollas, éstas acaban ganando de alguna forma la batalla. Pues bien, una vez las ampollas han hecho acto de aparición, es importante que sepas cómo debes tratarlas.

En primer lugar debes aliviar la zona afectada, para lo cual debes utilizar agua tibia y jabón. Lo mejor es que la ampolla se cure por sí misma; no obstante, si se encuentra en un área complicada, como por ejemplo la planta del pie, quizá sea mejor vaciar el líquido.

Para ello debes comenzar por estilizar una aguja con alcohol; de esta manera, evitas cualquier tipo de infección. A continuación, inserta la aguja en la burbuja de la ampolla y deja que el líquido se vacíe; recuerda que en ningún caso debes retirar la piel. Luego, desinfecta la zona, espera entre 15 y 20 minutos para que respire, y cubre con un vendaje.

Remedios caseros para curar las ampollas en los pies

Remedios caseros para las ampollas em los pies

Si quieres que la ampolla se cure por sí misma, existen una serie de remedios caseros muy efectivos para acelerar el proceso.

Aloe vera

El aloe vera es una de las plantas naturales con un mayor número de beneficios para la piel; y, como no podía ser de otra manera, tamvién ayuda de forma notable a curar las ampollas en los pies. El aloe vera calma de manera notable el dolor y, además, ayuda a que las ampollas se sequen en tiempo récord.

Para realizar este remedio necesitas una vaina de aloe vera. Luego, ábrela con un cuchillo y extrae el gel que hay en su interior; debes aplicarlo directamente sobre la zona afectada. Luego, cubre con una gasa y deja que actúe durante toda la noche.

Miel y cúrcuma

La miel y la cúrcuma son dos ingredientes con propiedades antibióticas y cicatrizantes. Un remedio casero 100% recomendable para tratar las ampollas en los pies.

Los ingredientes para este remedio son 3 cucharadas de miel de abeja y 1 cucharada de cúrcuma en polvo. Mezcla bien ambos ingredientes hasta obtener una pasta homogénea y aplicar sobre las ampollas; deja que actúe durante 30 minutos y aclara con abundante agua tibia. Puedes seguir este remedio dos veces al día.

Ajo

El ajo es un gran antibiótico natural, por lo que es un ingrediente 100% recomendable para tratar las ampollas en los pies. Permite que estas se curen rápidamente y, además, evita las infecciones.

En primer lugar debes calentar un par de litros de agua en una cacerola y, cuando llegue a su punto de ebullición, añadir 100 gramos de tomillo; deja cocinar unos minutos, retira, cuela, y deja templar. A continuación, sumerge los pies en la infusión de tomillo durante 20 minutos; una vez transcurrido el tiempo, debes secarlos con cuidado, prestando especial atención al espacio que queda entre los dedos.

El siguiente paso es picar tres ajos en un mortero. Cuando los tengas, envuélvelos en un par de gasas. Coloca estas gasas en la zona afectada por las ampollas y deja que actúen durante 15 minutos.

Bicarbonato de sodio

Este es uno de los remedios caseros contra las ampollas en los pies que funcionan mejor y más rápidamente; si estas no son muy grandes y se trata de una rozadura leve, puedes hacerlas desaparecer de un día para otro.

Como ingredientes necesitas 200 mililitros de agua, 20 gramos de bicarbonato de sodio y 40 mililitros de agua oxigenada. Mezcla bien todos los ingredientes en un bol y remueve bien hasta que quede homogéneo. Luego, con un algodón ve humedeciendo poco a poco la zona afectada.

Consejos para prevenir las ampollas en los pies

Prevenir las ampollas en los pies

Hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta para evitar en la medida de lo posible que aparezcan las molestas ampollas en los pies.

Calzado

Es esencial que los zapatos sean de la talla correcta; no deben ser apretados en exceso, pero tampoco sueltos. Los zapatos de tacón alto o las chanclas son algunos de los tipos de calzado que más favorece la aparición de ampollas.

También es importante saber que los pies se hinchan hasta en un 8% a lo largo del día, sobre todo en primavera y verano, cuando la temperatura es más alta. Por lo tanto, a la hora de comprar calzado, lo mejor es hacerlo a última hora de la tarde, cuando los pies están más grandes.

Después de comprar calzado nuevo, antes de salir a la calle, un buen truco es utilizarlo en casa durante un par de horas o tres; de esta manera, se ablanda y se adapta a la forma del pie.

Y, por último, en lo relativo al calzado, lo ideal es no utilizar los mismos zapatos más de tres o cuatro días seguidos. Al cambiar de calzado se cambian los puntos de roce de los pies, lo cual dificulta la aparición de ampollas.

Pies secos

Otro tip muy importante a valorar tiene que ver con el material tanto del calzado como de los calcetines para mantener los pies secos. En cuanto a los zapatos, lo mejor es optar por materiales naturales como el cuero, la tela o la lona; son materiales transpirables que permiten mantener la humedad alejada de los pies. Respecto a los calcetines, lo más aconsejable es que sean 100% algodón.

Esto es todo lo que debes saber sobre las ampollas en los pies, acerca de cómo evitarlas y también curarlas una vez han aparecido. A menos que estén en la planta, lo mejor es que se curen por sí mismas; por lo tanto, no es recomendable explotarlas. Con los remedios caseros que hemos señalado aceleras de forma notable el proceso de curación.

Ampollas en los pies
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad