Trastorno de conducta: causas, síntomas, diagnostico y tratamientos

El trastorno de conducta es un tipo de trastorno emocional y de comportamiento bastante serio. Quienes padecen este trastorno presentan alteraciones en el comportamiento y muestran un patrón de conducta interrumpido, ansioso y agresivo. Los trastornos de conducta afectan la concentración y la capacidad del sujeto para controlar sus emociones y sus impulsos.

Éste Trastorno puede ocurrir en niños y adolescentes, y permanecer en la edad adulta. Es normal que los niños y los adolescentes en el transcurso de su desarrollo tengan problemas relacionados con el comportamiento, pero cuando ese comportamiento va en contra de las normas aceptadas, es duradero y viola los derechos de los demás, podemos deducir que estamos frente a un trastorno de conducta. Dicho trastorno implica una serie de comportamientos problemáticos, que incluyen: conductas negativas y desafiantes, actividades antisociales como violencia y conductas sexualmente coercitivas.

Este tipo de trastorno generalmente es confundido y comparado con el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, pero cabe destacar, que si bien presentan síntomas similares, son dos tipos de trastornos diferentes.

Causas del trastorno de conducta

Muchos factores pueden contribuir a que un niño o adolescente desarrolle un trastorno de la conducta. Se desconocen aún las causas especificas que generan este trastorno, pero se estima que puede estar ocasionado por una combinación de factores bio-psico-sociales.

Algunos estudios han demostrado que uno de los factores de riesgo que pueden ser causantes de esta psicopatología son las lesiones cerebrales. Se ha comprobado que estas lesiones en ciertas áreas del cerebro pueden generar diferentes tipos de trastornos, entre ellos el trastorno de conducta. Se ha demostrado también que las mujeres con trastorno de conducta -en comparación con las que no presentan trastorno de conducta- tienen una función cerebral alterada, similar a la de los varones, quienes tienden a tener una mayor agresión y trastorno de la conducta.

Publicidad

Otro de los factores biológicos que pueden contribuir a esta enfermedad es la genética, pues se ha comprobado que si alguno de los padres o familiares cercanos padecen este tipo de trastorno, se es más propenso a contraerlo.

En cuanto a los factores psicológicos y sociales, se ha visto que, los problemas de conciencia moral y el no ser aceptado por sus compañeros o miembros de la familia son factores de riesgo para el desarrollo de trastorno de conducta.

Síntomas del trastorno de conducta

Síntomas del trastorno de conducta

Diagnostico del trastorno de conducta

Si se encuentran síntomas relacionados a un trastorno de la conducta, el especialista podrá comenzar una evaluación que se dividirá en varias etapas:

  • Primero el especialista hará una revisión de las historias médicas y psiquiátricas  del paciente.
  • Luego se le pedirá un examen físico y pruebas de laboratorio para descartar alguna patología física que sea la causante de los síntomas.
  • Si las pruebas de laboratorio y el examen físico demuestran que no hay una enfermedad física relacionada a los síntomas que presenta el paciente, el especialista derivará al mismo a un especialista de la salud mental.
  • El especialista en la salud mental comenzará a buscar los trastornos psicológicos relacionados a los síntomas que presente el paciente. Utilizará herramientas de entrevista y de evaluación especialmente diseñadas para evaluar a niños o adultos con trastornos mentales.

En caso de que el paciente sea un niño, el psicoterapeuta o psiquiatra además de entrevistar y evaluar al niño, entrevistará y evaluará a su familia y de ser necesario a personas de su entorno cercano, como ser: maestros, amigos, compañeros escolares, etc.

Tratamiento para el trastorno de conducta

El trastorno de conducta es un trastorno difícil de superar, pero con el procedimiento adecuado y la voluntad del paciente se puede llegar a un resultado exitoso. Si un niño o un adolescente con trastorno de conducta no es tratado a tiempo, corre el riesgo de desarrollar como adulto otros tipos de trastornos mentales.

Uno de los tratamientos más utilizados para este trastorno es la psicoterapia y la terapia conductual. Éstas tienen un largo procedimiento, y cuanto antes se diagnostica el trastorno, mayor será la efectividad de la terapia.Para cualquiera de las dos terapias es necesario el apoyo de familiares, amigos, maestros o cualquier vínculo cercano que pueda aportar a la recuperación del paciente.

La terapia cognitivo conductual y la psicoterapia generalmente son utilizadas para ayudar al niño a expresar sus emociones y brindarle las herramientas necesarias ara que pueda aprender a controlar la ira de manera apropiada.

A veces el trastorno de conducta es diagnosticado junto con otra serie de condiciones que pueden ser tratadas farmacológicamente; en  esos casos, y si el terapeuta lo cree necesario, la medicación puede figurar en los planes de tratamiento de este trastorno.

Los jóvenes y niños con trastorno de conducta pueden tener problemas continuos si ellos y sus familias no reciben un tratamiento temprano y completo. Estos problemas pueden ser desde no adaptarse a las demandas de la edad adulta a continuar teniendo problemas con las relaciones interpersonales, romper las reglas y presentar dificultad para conseguir un trabajo debido a su comportamiento antisocial e indebido.

Trastorno de conducta: causas, síntomas, diagnostico y tratamientos
Valore este artículo


Te podría interesar