Síndrome de abstinencia

Síndrome de abstinencia

El cuerpo humano es una maravilla de la creación, una obra de ingeniería avanzada exquisitamente diseñada capaz de adaptarse a una multitud de entornos y ambientes. Ahora bien, cuando de súbito o de imprevisto se deja de ingerir o disfrutar algo a lo que se estaba acostumbrado, puede aparecer el síndrome de abstinencia.

Al escuchar la expresión: síndrome de abstinencia, también conocido como "mono", es posible que pensemos en personas que tratan de dejar algún tipo de adicción con la que luchan. Ahora bien, como veremos en este post, dicho trastorno es más extenso por eso explicaremos qué es, cuáles son sus características y qué tratamiento tiene.

Índice
  1. ¿Qué es el síndrome de abstinencia, de qué trata?
  2. Tipos de síndromes de abstinencia y sus síntomas o características
  3. ¿Qué tratamiento hay disponible para tratar el síndrome de abstinencia?
    1. ¿Es posible prevenir el síndrome de abstinencia?

¿Qué es el síndrome de abstinencia, de qué trata?

Al hablar de síndrome de abstinencia nos referimos a todas las reacciones físicas, emocionales y psicológicas que experimenta quien deja de hacer algo a lo que era adicto. Dichos síntomas los padecen tanto los que detienen el consumo de alguna sustancia nociva (tabaco, drogas), como los que abandonan una actividad habitual (jugar, apostar).

Distintos neurotransmisores cerebrales activan el área de recompensa o de gratificación, en la que ocurren procesos que hacen sentir entusiasmo, alegría y sensación de felicidad. Estas emociones se producen cuando el cuerpo humano realiza actividades placenteras como comer, beber o tener relaciones sexuales, todas importantes para tener una vida satisfactoria.

Ahora bien, existen sustancias perjudiciales que al consumirlas desencadenan en el cuerpo las sensaciones de bienestar que deberían obtenerse de otras fuentes, lo que genera dependencia. Usar continuamente estas sustancias afecta el sistema nervioso porque el cuerpo se adapta a ellas y solo funcionará “bien” si están estos químicos presentes.

Qué es el síndrome de abstinencia

Por otro lado, existen actividades a las que las personas se vuelven adictas y se hacen dependientes de ellas de manera patológica para obtener bienestar. Estas incluyen la dependencia emocional, adicción al internet, al trabajo, al ejercicio o al sexo, y al dejar de practicarlas (así sea poco tiempo) se enferman.

Tipos de síndromes de abstinencia y sus síntomas o características

Recordemos que el cuerpo puede acostumbrarse a la presencia de una sustancia o una actividad que genera bienestar, volviéndose indispensable para poder funcionar. El cese o reducción intempestiva del consumo de sustancias adictivas o el abandono de las prácticas de las que se era dependiente, generan el síndrome de abstinencia.

Los síntomas pueden variar en intensidad o forma según la sustancia consumida y el tiempo de dependencia, todo debido a la alteración del funcionamiento del sistema nervioso. El síndrome de abstinencia se puede clasificar según el tipo de sustancia que se consume, siendo las más comunes las siguientes:

  • Síndrome de abstinencia por adicción al alcohol: Una persona alcohólica que deje el consumo de bebidas de este tipo puede sufrir de taquicardia, insomnio, sudoración y ansiedad. También puede tener temblores, alucinaciones, agitación, convulsiones y en casos extremos delirios que lleven a la muerte.
  • Síndrome de abstinencia por adicción al tabaquismo: la nicotina es una de las sustancias más adictivas y dejar el hábito de fumar puede provocar depresión, frustración, insomnio, inquietud, ansiedad, aumento de peso o apetito.
  • Síndrome de abstinencia por adicción a estimulantes o narcóticos: Ocurre cuando deja de consumir drogas como la anfetamina o la cocaína, hace que la persona aumente de peso, se fatigue, tenga pesadillas y un humor disfórico.
  • Síndrome de abstinencia por adicción a los benzodiacepinas: por dejar de consumir medicamentos psicotrópicos como sedantes, ansiolíticos, hipnóticos, anticonvulsivos, relajantes o amnésicos; lo que produce irritabilidad, ansiedad, insomnio e hipersensibilidad al ruido o la luz.
  • Síndrome de abstinencia por adicción al cannabis: Una sustancia llamada también marihuana que se ha popularizado y hasta legalizada en algunos países, pero al dejarla produce náuseas, irritabilidad, sudoración, pérdida de peso o problemas de sueño.
  • Síndrome de abstinencia por adicción a la cafeína: aunque el café es una bebida beneficiosa, algunas personas se vuelven adictas a ella y al no tomarla sienten dolor de cabeza, irritabilidad, cansancio, o náuseas.

Por otra parte, el síndrome de abstinencia también puede clasificarse según cuánto tardan en aparecer los síntomas, los cuáles son:

  1. De tipo agudo: Los síntomas físicos o emocionales ocurren en el momento en que se interrumpe la actividad adictiva o se deja de consumir la sustancia.
  2. De tipo tardío: Todos los signos y consecuencias producto de abandonar la adicción perduran en el tiempo, aunque se haya superado la abstinencia.
  3. De tipo condicionado o psicológico: Son los síntomas del agudo que ocurren cuando la persona vuelve a caer en la dependencia porque se expone una vez más a las situaciones y sustancias adictivas.

Otros síntomas que no se mencionaron y pueden aparecer en cualquiera de los tipos de abstinencia son: tristeza, rigidez en los músculos, vómitos, aislamiento social, ritmo cardiaco elevado o incluso suicidio.

¿Qué tratamiento hay disponible para tratar el síndrome de abstinencia?

El síndrome de abstinencia es un proceso muy desagradable y fuerte, pero es necesario atravesarlo para que el dependiente pueda recuperarse de la adicción. Para empezar, el adicto tiene que estar consciente de cuáles son los síntomas que va a padecer al dejar lo que le produce adicción

Tratamientos para el síndrome de abstinencia

La persona dependiente tiene que entender lo vital que es resistir el proceso para lograr superar su problema, y para eso cuenta con ayuda médica. Es posible que un especialista le recete fármacos o medicamentos que pueden disminuir los efectos o síntomas productos de su abstinencia voluntaria.

Claro está, los medicamentos que se le receten dependerá del tipo de adicción que sufra, el tiempo que lleva como dependiente y su fuerza mental. Es muy importante que el paciente reciba la ayuda de los familiares, amigos y otras personas que lo apoyen para superar la situación difícil.

El apoyo de otros ayudará al paciente a evitar recaídas, así como a identificar y evitar los factores desencadenantes de la adicción o dependencia. El deseo de volver a los malos hábitos puede ser muy fuerte en una persona que está superando una adicción, por lo que no hay que abandonarlos.

¿Es posible prevenir el síndrome de abstinencia?

No es posible evitar el efecto negativo de las sustancias adictivas en el organismo, por lo que la mejor prevención es no consumir dichas sustancias. Ahora bien, en caso de que una persona esté en el proceso de dejar una adicción, a sustancias o actividades, puede minimizar los efectos de abstinencia así:

  • Dejar la adicción de manera progresiva y con ayuda médica.
  • Suprimir el deseo de retomar la adicción con medicamentos prescritos que controlen la ansiedad.
  • Evitar los factores o situaciones que incitan a caer en el vicio o adicción.
  • Descansar lo suficiente, beber mucha agua y tener una dieta equilibrada.
  • Hacer ejercicio y actividades al aire libre.
  • Meditar a menudo y cultivar la espiritualidad.
  • No aislarse y buscar la compañía de los seres queridos.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más