Mastodinia: Causas, síntomas y tratamiento

Que es la mastodinia

Un gran número de mujeres aseguran haber tenido dolor en las mamas en alguna etapa de su vida. Este padecimiento suele ser conocido bajo el nombre de mastodinia, que puede surgir antes o después de la menopausia. Sin embargo, se ha comprobado que la probabilidad aumenta durante los años reproductivos.

Aunque el porcentaje de la mastodinia en las mujeres se encuentra alrededor del setenta por ciento, solo una cantidad muy reducida requiere tratamiento médico. Si has sentido algún dolor a nivel de las mamas, aquí podrás disipar tus dudas y preocupaciones. Te presentamos toda la información referente a esta dificultad.

Índice
  1. ¿Qué es la mastodinia?
  2. Causas de la mastodinia
  3. Síntomas de la mastodinia
  4. ¿Cómo se diagnostica la mastodinia?
  5. Tratamiento
  6. ¿Cómo prevenir el dolor mamario?

¿Qué es la mastodinia?

La mastodinia es un término médico utilizado para diagnosticar el dolor en el tejido mamario. Se trata de un trastorno muy común en las mujeres días antes de que se presente la menstruación. Se le relaciona directamente con el síndrome premenstrual.

Mastodinia que es

El dolor producido por este problema tiene la posibilidad de generarse en una o en ambas glándulas, ocasionando hinchazón en el tejido y su intensidad puede ser constante u ocasional. Una vez que inicia la menstruación o durante esta, el dolor empieza a disminuir.

Causas de la mastodinia

Existen diversos factores que causan la mastodinia, aunque no quiere decir que todas las mujeres sufren este dolor. A continuación nombraremos las causas más destacables:  

  • Suele ser un síntoma recurrente del embarazo debido a los cambios hormonales que supone la gestación.
  • La menstruación.
  • Cursar el síndrome premenstrual.
  • Cambios durante la pubertad.
  • Mujeres durante el parto o en periodo de lactancia.
  • Durante la menopausia si no se cursa un tratamiento hormonal.
  • Presencia de quistes en los senos.

También existen casos donde se puede padecer de mastodinia sin causas hormonales:

  • Mujeres con problemas de alcoholismo.
  • Presencia de traumatismos en la zona de las mamas.
  • Medicamentos o fármacos con efectos secundarios.
  • Padecer herpes zoster.

Causas de mastodinia

La mastodinia destaca por ser un problema benigno. Sin embargo, esto no quiere decir que quien lo sufre debe ignorar el malestar. En muchos casos puede tratarse de otra patología, por lo que siempre se recomienda asistir a un ginecólogo o especialista para que realice el diagnóstico adecuado. Sobre todo si existe algún tipo de secreción por los pezones.

Síntomas de la mastodinia

De por sí, esta afección destaca por dolor en las mamas. A continuación mostraremos los síntomas más recurrentes:

  • Dolor cíclico: vinculado con el ciclo menstrual y cambios hormonales. Su intensidad es opresiva, en ocasiones genera hinchazón o pesadez y puede llegar a afectar a ambas mamas. Las molestias se incrementan durante quince días antes de la llegada del periodo. Esta puede afectar a mujeres de todas las edades.
  • Dolor no cíclico: suele ser conocido como mastalgia. No tiene relación con el periodo menstrual. Destaca por generar una sensación tirante y ardiente. Puede ser continuo o intermitente, y por lo general afecta un solo pecho. Es bastante común en mujeres después de la menopausia.   
  • Dolor extramamario: es un dolor que da la sensación de producirse en el tejido de la mama. Pero en realidad su origen procede de otro lado,  por ejemplo el desgarro muscular del tórax.

Se recomienda visitar a un médico si:

  • El dolor persiste a diario por más de dos semanas.
  • Se produce en un área específica de los senos.
  • Le interfiere con sus actividades diarias.
  • El dolor tiende a empeorar. 

¿Cómo se diagnostica la mastodinia?

No todo dolor en las mamas está directamente relacionado con este padecimiento. Existen muchas razones por las que se presenta este malestar. Por esto, es que es necesario acudir a un médico para que de un diagnóstico certero.

Diagnostico de mastodinia

En este sentido, el profesional hará todas las preguntas pertinentes y determinará la zona de dolor y la intensidad del mismo. De esta manera, podrá indicar algunos estudios para descartar alguna otra causa o patología. Por lo general, será necesario realizar eco mamario, mamografía o exámenes hormonales.

Tratamiento

Por lo general esta afección desaparece por sí sola.  Sin embargo, si necesitas ayuda para disminuir molestias el médico podría recomendarte:

  • Antiinfamatorios no esteroideos: lo más indicado para mejorar tu condición es la aplicación de cremas con antiinflamatorios que no contengan esteroides en la zona afectada. También podrás tomar medicamentos para reducir o eliminar la inflamación.
  • Píldoras anticonceptivas: recetadas para regular los cambios hormonales a lo largo del ciclo, lo que favorece la disminución de los malestares. En caso de empeorar o permanecer igual, se debe consultar al ginecólogo para que cambie la receta.
  • Eliminar factores agravantes: la solución simple, esto puede implicar un ajuste a su sostén o usar uno con soporte extra.
  • En el caso de la menopausia: terapia hormonal para contrarrestar los síntomas de la menopausia.
  • Tomar tratamientos con medicina alternativa: la ingesta de vitaminas y suplementos alimenticios pueden ser una solución, que tal vez puedan ayudar a resolver tus problemas de salud en las mamas. Pídele a tu médico que te informe sobre estas alternativas y acerca de sus efectos secundarios para darte la mejor solución posible:
  • Vitamina E: los estudios médicos determinaron los beneficios de la toma de este medicamento para las mujeres, sobre todo en el periodo menstrual. Las mujeres con dolor cíclico en mamas mejoraron considerablemente, gracias a la ingesta de doscientas unidades en un lapso de dos meses aproximadamente.
  • Aceite de onagra: ayuda a modificar positivamente el equilibrio de los ácidos grasos en las células, todo con el fin de contribuir con la reducción considerable de las molestias y dolores agudos en las mamas.

Si te decides a suplementos de medicina alternativa para mejorar tu salud debes tomar en cuenta lo siguiente: si no ves mejoría luego de unos meses deja de tomarlo y prueba con un suplemento a la vez para así poder saber con claridad cuál es el medicamento que más se adecue a tu condición. 

Otra manera de tratar la mastodinia es establecer hábitos alimenticios saludables, ya que muchos de los alimentos que se consumen, sobre todo grasas, puede favorecer la aparición de dolor en las mamas.

¿Cómo prevenir el dolor mamario?

Existen algunas prácticas o cambios en el estilo de vida que pueden prevenir la aparición de la mastodinia:

  • Recurrir a una alimentación equilibrada, baja en grasas.Ideal para quien busca perder peso.
  • Utilizar ropa interior cómoda. Preferiblemente utilizar sujetador deportivo.
  • Establecer una rutina de ejercicios.
  • Aplicar terapia de frío y calor en las mamas.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más