Estudio del hierro – preguntas más frecuentes

En este artículo vamos a tratar de resolver las dudas más frecuentes acerca del hierro, su estudio y qué problemas nos puede traer tanto el exceso como la falta de hierro.

¿Qué alimentos tienen mayor contenido en hierro?

Básicamente aquellos alimentos que contienen sangre como carnes (poco hechas), hígado, riñones, espinacas, acelgas, lentejas, judías, garbanzos y algunas bebidas como vino tinto. Tienen poco contenido en hierro la leche, huevos y patatas

¿Qué necesidades diarias de hierro tenemos?

Un adulto en condiciones normales necesita 1 mg/día, con una dieta habitual se ingieren 10 mg/día, absorbiéndose un 10 %, pero en caso de necesidad puede llegar a absorberse hasta un 30%. Las mujeres en edad fértil necesitan un aporte extra diario de 1,5 a 2 mg/día por pérdidas menstruales. Los recién nacidos disponen del hierro que necesitan para los 4 primeros meses de vida y la leche materna les asegura las necesidades hasta los 6 primeros meses de vida.

¿Cuándo hay mas riesgo de instaurarse una anemia ferropénica en niños pequeños?

Hasta los 4 meses está protegido por la leche materna, de los 4 a 12 meses de vida, las necesidades de hierro son mayores. Por ello a esta edad es determinante para el desarrollo de la anemia ferropénica.

¿En la mujer en edad fértil, influye el método anticonceptivo para presentar mas fácilmente anemia ferropénica?

Aquellas mujeres que tienen dispositivo intrauterino (DIU) presentan mas fácilmente anemia ferropénica que aquellas que utilizan anticonceptivos orales ya que suponen un ahorro de sangre.

¿Dónde se absorbe el hierro?

Su lugar de absorción es el duodeno y yeyuno proximal, favoreciéndose su absorción como sulfato ferroso y presencia de sustancias ácidas como vitamina C (zumo de naranja o limón): Dificulta la absorción la ingesta de alcalinos como antiácidos, leche.

¿Qué es la ferritina?

Es la proteína de almacenamiento de hierro, valores de 10-20 (g/L son altamente sugestivos de anemia ferropénica; valores inferiores a 10 g/L en ausencia de hipotiroidismo y déficit de vitamina C son diagnósticos de anemia ferropénica.

¿Cuál es el tratamiento de la anemia ferropénica?

Una dosis diaria de preparado debe aportar de 100 a 200 mg de hierro elemental; por tanto, en función del preparado se tomarán tantas tabletas al día como sean necesarias para garantizar dicho aporte. Por ejemplo una tableta de sulfato ferroso de 200 mg contiene 60 mg de hierro elemental, lo que significa que será necesario tomar de 3 a 4 tabletas al día antes de las comidas.

También te puede interesar:  Leucocitos altos

¿Cómo se sabe en el laboratorio si el tratamiento funciona?

La respuesta al tratamiento es correcta cuando la hemoglobina aumenta 1 g por semana, tras llegar al nivel normal de hemoglobina, se debe continuar el tratamiento al menos 3 meses para rellenar los depósitos. A los 15 días posteriores al tratamiento, se debe realizar otro estudio del hierro.

¿Con el valor de hierro bajo se puede decir que tengo anemia ferropénica?

NO. Hay muchas otras situaciones que cursan con hierro bajo, por ello es necesario hacer el estudio de todos los parámetros para confirmar una anemia ferropénica o al menos sideremia, ferritina y protoporfirina libre eritrocitaria (PEL).

¿Qué otras alternativas existen si hay intolerancia digestiva o un defecto en la absorción de la sal ferrosa?

Si el tratamiento oral no funciona, se puede tomar hierro parenteral, intramuscular en forma de sorbitol o dextrano según considere el médico. En la actualidad se dispone de la proteína férrica natural que mejora la tolerancia y la absorción aunque tiene un elevado costo al tratarse de un tratamiento prolongado.

¿Cómo es el hemograma de una anemia ferropénica?

Anemia microcítica e hipocroma (todos los parámetros de la serie roja están descendidos; ADE (= RDW) suele estar aumentado (anisocitosis); reticulocitos bajos; sideremia baja; ferritina muy baja; TIBC y transferrina aumentados; % saturación (IST) inferior al 16 % y PEL elevada).

¿Cuándo se sospecha anemia ferropénica en el embarazo?

En el embarazo hay una hemodilución, el volumen sanguíneo total y el plasmático aumentan más que la masa de hematíes. Se inicia a las 8 semanas de embarazo y el desarrollo completo a las 16-22 semanas, la hemoglobina alcanza como promedio 11 g/dL, el valor promedio del hematocrito es del 33 %, con índices eritrocitarios normales. Si la hemoglobina es inferior a 10 g/dL o hay índices microcíticos hipocromos hay que descartar la anemia ferropénica que frecuentemente aparece en el embarazo.

Estudio del hierro – preguntas más frecuentes
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad