Adicción al trabajo

Analizamos de forma detallada qué es la adicción al trabajo, un trastorno psicológico que cada día sufren más personas.

Actualmente, un gran número de personas en todo el mundo sufren lo que se conoce como adicción al trabajo; quienes lo padecen reciben el nombre de workaholics. Es un trastorno psicológico cuya característica principal es una necesidad excesiva por trabajar de manera continuada, lo cual perjudica de forma notable las relaciones personales, así como la propia salud tanto física como psicológica.

En España sufren de esta condición cerca del 12% de los trabajadores en activo. Merece la pena destacar que el porcentaje de personas adictas al trabajo ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Actualmente, cerca de 8% de la población activa española dedica más de 12 horas diarias al trabajo.

¿Cuáles son las causas de la adicción al trabajo?

Las causas que dan lugar a este trastorno son muchas, en ocasiones dadas por terceras personas.

  • Ambición: sin lugar a dudas, una de las causas más frecuentes de la adicción al trabajo es una ambición excesiva. Aunque en la gran mayoría de los casos tiene que ver exclusivamente con el dinero, lo cierto es que también hay workaholics cuyo único objetivo es conseguir un puesto poderoso, tanto en el ámbito profesional como personal.
  • Problemas económicos: los problemas económicos también pueden llevar a muchísimas personas a trabajar más horas de lo debido a diario, sin ningún tipo de pausa ni descanso.
  • Organización: otra de las causas más habituales que dan lugar a este trastorno es la falta de organización, tanto de las tareas como del tiempo necesario para llevarlas a cabo. Una situación que desemboca en una gran acumulación de tareas.
  • Personalidad: la personalidad es otro factor clave para entender la adicción al trabajo. Hay algunas personas tímidas y/o con elevados niveles de estrés que son incapaces de delegar tareas o negarse ante las peticiones de sus superiores.

Síntomas de la adicción al trabajo

Síntomas de la adicción al trabajo

La adicción al trabajo es un trastorno relativamente sencillo de diagnosticar ya que los síntomas son muy claros. La gran mayoría de workaholics muestran una actitud compulsiva tanto en el ámbito profesional como personal; trabajan de manera intensiva y tienen grandes dificultades para regalarse y desconectar en compañía de sus familiares y/o amigos.

Publicidad

Otro de los síntomas propios de esta adicción tiene que ver con la necesidad de tener absolutamente todo controlado. Así, quienes la padecen sufren de grandes niveles de estrés cuando no obtienen el rendimiento esperado ante una determinada tarea o sienten que la situación se les va de las manos.

El ambiente laboral con personas adictas al trabajo es sumamente complicado ya que tienen dificultad para relacionarse con el resto de sus compañeros.

La vida de los workaholics gira única y exclusivamente en torno a su vida profesional. Apenas prestan importancia a otros ámbitos, como el personal o el social.

Y, por último, también se presentan síntomas que afectan tanto a la salud física como mental de las personas adictas al trabajo: ansiedad, irritabilidad, tristeza, estrés, insomnio, dolor de cabeza frecuente, tensión muscular e incluso disfunción sexual.

5 señales que identifican a los adictos al trabajo

A continuación explicamos cuáles son las principales señas de identidad de los workaholics.

  1. No al descanso: este tipo de profesionales buscan todo tipo de excusas para no descansar ni tomarse unas vacaciones. Una o dos semanas alejados de su profesión puede parecerles una misión prácticamente imposible.
  2. Conexión 24 horas: los workaholics están disponibles las 24 horas del día. Son incapaces de salir a la calle sin su teléfono móvil y necesitan estar permanentemente conectados a Internet.
  3. Las tareas debe hacerlas uno mismo: las personas que sufren adicción al trabajo son incapaces de delegar tareas, de forma que se enfrentan a un volumen de trabajo excesivo.
  4. Vida social: como resulta lógico, su vida social es prácticamente nula. Cuando no están en la oficina, en la gran mayoría de los casos están en casa, donde pueden continuar trabajando.
  5. Éxito: otra de las señales que permite identificar a aquellas personas que sufren adicción al trabajo es su gran egocentrismo. Están convencidos de que todos los proyectos que llevan a cabo son un gran éxito.
También te puede interesar:  Ceguera al cambio y atención

Consecuencias de la adicción al trabajo

Este trastorno no da lugar a complicaciones de salud que pueden resultar letales; a diferencia de otras adicciones, como al alcohol o a las drogas. No obstante, la adicción al trabajo sí perjudica de forma notable la vida tanto personal como social de los workaholics.

Son personas totalmente incapaces de no trabajar y que, en consecuencia, dejan totalmente de lado a sus amigos y familiares. Si la situación se prolonga en el tiempo, los adictos al trabajo se van aislando cada vez más hasta que llega un momento en el que se encuentran totalmente solos.

Por lo tando, la adicción al trabajo da lugar a separaciones y divorcios, ruptura de relaciones con amigos y familiares, problemas emocionales en los hijos por no pasar el suficiente tiempo con ellos…

¿La adicción al trabajo se puede tratar?

Cuando se dan los síntomas propios de este trastorno y un psicológo diagnostica a una persona como adicta al trabajo, es el momento de comenzar con el tratamiento psicológico. La mejor herramienta es lo que se conoce como terapia cognitiva-conductual; se trata de un tipo de terapia que permite al paciente a lograr el nivel de autocontrol que necesita para gestionar correctamente su trabajo. Además, le enseña cómo puede disfrutar del tiempo libre.

Este tipo de terapia hace especial hincapié en la causa que ha llevado a una determinada persona a convertirse en adicta al trabajo. Si por ejemplo tiene una personalidad introvertida y es incapaz de delegar las tareas o decir que no a sus superiores, mediante esta terapia aprende a tomar una actitud más firme.

Consejos para prevenir la adicción al trabajo

Consejos para prevenir la adicción al trabajo

A continuación señalamos una serie de tips a valorar para prevenir la adicción al trabajo. Son consejos muy sencillos pero que merece la pena tener en cuenta para evitar este trastorno.

  • Es importante determinar un horario de trabajo y respetarlo al 100%. No es una buena idea responder llamadas ni emails fuera del horario laboral; una vez haya finalizado la jornada, es el momento de desconectar y disfrutar con amigos y/o familiares.
  • Tampoco es aconsejable aceptar más obligaciones o tareas de las que realmente se pueden atender. Es importante administrar correctamente tanto el tiempo como los recursos.
  • Por supuesto, siempre que sea necesario, es aconsejable delegar las tareas al resto de miembros del equipo.
  • En determinados puestos de trabajo todos los días quedan tareas pendientes por realizar; eso no implica que el trabajador sea poco eficiente.
  • Y, por último, es muy importante cuidar la vida tanto social como personal; disfrutar y aprovechar al máximo el tiempo en compañía de amigos y/o familiares.
Adicción al trabajo
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar