Adicción a las redes sociales

En los últimos tiempos la adicción a las redes sociales se está convirtiendo en algo cada vez más común. Veamos los síntomas más comunes y posibles soluciones a esta nueva problemática.

Existen multitud de adicciones tanto químicas como no químicas. Entre ellas, nos encontramos en la actualidad con una que está en continuo crecimiento, y recientemente ha sido investigada y considerada como una adicción más, sobre todo en jóvenes. Se trata de la adicción a redes sociales. Los síntomas que llega a desencadenar este abuso de Internet, son incluso comparables a los criterios que se utilizan para diagnosticar adicciones que consideramos como devastadoras.

En el mundo de Internet se han desarrollado multitud de nuevas conductas. Nos ha condicionado en nuestro modo de relacionarnos, de comunicarnos y de trabajar. Las nuevas tecnologías están ya al alcance de todo el mundo, y tal y como se ha comprobado tienen características que pueden resultar muy adictivas, especialmente para los jóvenes.

Las redes sociales cuentan con características como la accesibilidad, la intimidad, disponibilidad, alta estimulación, reciprocidad, etc. Componentes todo ellos que al asociarse con el anonimato que ofrece Internet sirven para enganchar especialmente a las personas más jóvenes, que están en pleno proceso de desarrollo de la personalidad e identidad.

Esta adicción no química se manifiesta a través de conductas repetitivas que sirven para aliviar la tensión. Estos comportamientos acaban siendo contraproducentes, ya que se genera una urgencia para completar una conducta, y un malestar asociado si no es posible realizarla. Esta es la base de la adicción, un deseo compulsivo y un síndrome de abstinencia que genera un gran malestar cuando no se consigue llevar a cabo la conducta deseada, tal y como puede suceder en un drogodependiente. Veremos a continuación con más detalle qué supone la adicción a las redes sociales, cómo se manifiesta, y qué tipo de medidas se están llevando a cabo para dar solución a esta problemática.

¿Qué es la adicción a las redes sociales?

Adicto a las redes sociales

Muchas personas tienen la creencia de que las nuevas tecnologías y las redes sociales son algo que no pueden producir ningún tipo de daño, que solo sirven de entretenimiento y diversión, y no tienen capacidad para generar un síndrome de abstinencia, propio de las adicciones.

La realidad que se ha impuesto en los últimos años es que las adicciones a las redes sociales se esta convirtiendo en algo cada vez más común, precisamente porque se ha infravalorado el poder que tienen. Pero, por desgracia, cada vez son más las personas a las que les produce una gran ansiedad alejarse un momento del móvil. Que se les olvide en algún sitio o quedarse sin batería, son situaciones que desencadenan un gran malestar.

No cabe duda alguna de que las nuevas tecnologías y las redes sociales han generado beneficios sorprendentes en nuestra sociedad, llegando a cambiar incluso nuestra forma de vida en muchos aspectos. Pero tal y como indican los expertos: si condicionamos nuestras vidas a este tipo de dispositivos, esto puede tener unas graves repercusiones para la salud.

Cuando hablamos de adicción a las redes sociales estamos tratando una problemática latente que existe en nuestra sociedad actual. Cada vez nos estamos volviendo más dependientes del mundo virtual. Redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, etc., se han convertido en las nuevas drogas. Y es que la adicción a esta nueva realidad genera un placer y un éxtasis parecido al que puede generar una droga como la cocaína en nuestro cerebro. La sensación es parecida, la interacción con los demás nos aporta sensaciones gratificantes de reconocimiento y felicidad.

Aunque desde siempre se han asociado las adicciones sobre todo a las drogas. En realidad cualquier tipo de actividad que resulte placentera y nos volvamos dependiente de ella, es susceptible de convertirse en una conducta adictiva. Con las nuevas tecnologías, y más concretamente con las redes sociales está sucediendo esto, llegan a desencadenarnos emociones que pasan desde un deseo intenso hasta la obsesión. La dependencia cada vez es mayor y el malestar asociado a su pérdida da lugar al síndrome de abstinencia.

Signos para saber si somos dependientes de las redes sociales

Un gran número de personas es cada vez más susceptible a este tipo de adicciones. Es algo que está al alcance de todos y además dedicamos mucho tiempo al cabo del día a este tipo de cuestiones. Si quieres saber si tu pasión se ha convertido en una obsesión y adicción, presta atención a estos síntomas que son con los que cuentan las personas adictas a las redes sociales:

Privación del sueño

Llegar a dormir incluso menos de 5 horas por la necesidad de estar conectado a la red, dedicando unos tiempos de conexión muy altos durante todo el día.

Pérdida de la noción del tiempo

Pérdida de la noción del tiempo
Intentar desconectarse y limitar el tiempo de conexión, y no llegar a conseguirlo debido a que se pierde la noción del tiempo.

Revisiones frecuentes

Estar durante una gran parte del día revisando los perfiles de las redes sociales, esperando feedback positivos en las interacciones y publicaciones.

Compartir todo lo que pasa en tu vida

Esto es algo muy frecuente de la adicción, querer capturar cualquier momento del día para compartirlo en las redes sociales. Hacer fotos de las comidas diarias y de cada uno de los momentos que se viven.

Preferir el contacto vía Internet

Llegar a sustituir el quedar con las personas de tu entorno, por hablar con ellas a través de la red. Sentir una mayor comodidad teniendo charlas a través de Internet.

Descuido de actividades cotidianas

Descuidar actividades importantes, como puede ser el estudio, el contacto con la familia, quedar con las amistades e incluso el cuidado de la propia salud.

No puedes salir de casa sin tu móvil

Miedo a salir de casa sin el móvil

Que salir de casa sin el móvil o estar sin él durante un tiempo suponga un gran malestar y ansiedad, llegando a provocar estrés e incluso taquicardias.

Constantemente conectado

Hasta el punto de pensar de forma continua en la red, Internet o el Smartphone, incluso cuando non se está conectado. Sentir una gran irritación cuando la red va lenta o la conexión tiene fallos.

También te puede interesar:  Teoría de la mente

Mentir sobre el tiempo de conexión

Se reciben quejas por parte del entorno sobre tiempo que se pasa frente a la pantalla atendiendo a las redes o conectado a Internet. Se miente sobre el tiempo real que se está conectado para no recibir más acusaciones.

Se puede considerar que existe una adicción a las redes sociales, como podemos ver por el hecho de estar permanentemente atento ya sea al móvil o la pantalla de cualquier dispositivo conectado a la red. Pensar en conectarse nada más llegar a casa, nada más levantarse, y ser lo último que se hace antes de acostarse. Estas conductas interfieren en las tareas cotidianas tales como: el cuidado personal, estudiar, pasar tiempo con las amistades o la familia, etc. Más que el tiempo que pasa conectado la persona adicta el problema es el grado de interferencia con las actividades de su vida cotidiana.

En definitiva, la adicción a las redes sociales ya queda instaurada cuando existe un uso excesivo y una pérdida de control del uso que se hace de las redes sociales. Apareciendo así el síndrome de abstinencia característico en cualquier tipo de adicción. Llegando a generar síntomas de ansiedad, depresión e irritabilidad, ante la imposibilidad temporal de acceder a las redes sociales. La necesidad de estar conectado a Internet y de estar en las redes sociales cada vez va en aumento. La persona enganchada focaliza toda su atención a este aspecto, por lo que descuida todos los demás, el ansia que se produce recuerda a las personas enganchadas a la droga.

Factores que predisponen a la adicción a las redes sociales

No todas las personas bajo las mismas circunstancias son capaces de adquirir este tipo de adicción. Existen unos factores de riesgo asociados, y unas características psicológicas y emocionales que hacen de ciertas personas que sean especialmente vulnerables a la adicción de las redes sociales.

¿Por qué los jóvenes son un grupo de riesgo para este tipo de adicción?

Jóvenes y adicción a las redes sociales

Se ha demostrado que la mayoría de este tipo de adicciones se producen en el sector de la población más joven. Esto es debido a que están en un periodo en el que muestran una especial rebeldía con respecto los padres, y tienen la tendencia a la búsqueda de nuevas experiencias y emociones. Siendo quienes más se conectan a Internet y especialmente a las redes sociales. También son los que más familiarizados están con las nuevas tecnologías y mayor facilidad tienen para utilizar los teléfonos inteligentes y aplicaciones de la red.

Estos son algunos de los factores psicológicos con los que cuentan los jóvenes especialmente vulnerables a generar adicciones a las nuevas tecnologías:

En relación a la personalidad

  • Búsqueda de nuevas sensaciones.
  • Impulsividad.
  • Estilo inadecuado ante el afrontamiento de las adversidades.
  • Baja autoestima.
  • Baja tolerancia a los estímulos desagradables.

Vulnerabilidad emocional

  • Relaciones sociales más bien pobres.
  • Carencias afectivas.
  • Falta de cohesión familiar.
  • Estado de ánimo disfórico, con tendencia depresiva.

Medidas preventivas para la adicción a las redes sociales

Lo más recomendable, al igual que con cualquier otra adicción, es acudir a un profesional especializado. Ya que será quien haga la evaluación y el diagnóstico para valorar un tratamiento que se adapte específicamente a las necesidades de la persona a tratar.

Los especialistas, a modo de prevención, proporcionan una serie de recomendaciones para evitar llegar a tener este tipo de adicción:

Reconocimiento del problema

Este es un paso fundamental, reconocer que se tiene un problema, ya que si no se reconoce no se pondrán los recursos suficientes en marcha para solucionarlo. Cuando hay un reconocimiento entonces hay una predisposición para superarlo, y de esta manera se puede buscar ayuda y poner medidas para obtener buenos resultados.

Comprometerse con un tiempo de desconexión

A las personas ya con la adicción instaurada les resulta imposible desconectar durante un tiempo de las redes sociales. Por eso, antes de que llegue este momento, hay que comprometerse al menos una vez a la semana a dejar un día sin conectarse, sin atender a las redes sociales, y de esta forma romper con el hábito que puede llevar a la adicción.

Reforzar la capacidad de autocontrol

El deseo y la ansiedad por ver las redes sociales genera un placer que produce en el cerebro cada vez una mayor necesidad de este estímulo. Es importante tomar conciencia de esta sensación que va en aumento, para esforzarte en prestar atención a otra ocupación, y si es de tipo física, como realizar algún deporte, mucho mejor. Este momento es especialmente interesante, ya que se corta con el impulso y se toma el control de la situación.

Eliminación de las notificaciones

Las notificaciones de las redes sociales, se sirven de alertas para causar un uso reiterativo. Si se limitan o reducen, también se consigue cortar este vínculo, el cual es propulsor de la adicción.

Controlar el tiempo

Como se ha especificado anteriormente uno de los síntomas en este tipo de adicciones es perder la noción del tiempo. Es recomendable llevar el control del tiempo que se dedica al día a esta serie de cuestiones. Midiendo el tiempo que se emplea se toma una mayor conciencia de lo que está suponiendo en nuestras vidas, y qué actividades estamos descuidando.

Analizar lo que aportan las redes sociales a nuestras vidas

Reflexionar acerca de en qué tipo de cosas estamos empleando nuestro tiempo también nos ayuda a tomar conciencia. Para ello es importante que nos cuestionemos si estamos aprendiendo algo que nos resulte interesante, si están mejorando nuestro negocio o redes laborales, si nos sirve de algo estar en las redes sociales, y qué nos aporta con respecto a otras personas. Y por supuesto no sirve de nada autoengañarse. Las conclusiones a las que lleguemos pueden ser realmente sorprendentes e interesantes… Al menos, cuestionarnos todo esto nos servirá para estar más presentes en la realidad.

Adicción a las redes sociales
5 (100%) 3 votos


Te podría interesar

Publicidad