Adicción a los videojuegos

¿Qué es la adicción a los videojuegos y que síntomas manifiesta? Repasamos las causas y el tratamiento para este trastorno mental.

Se conoce como adicción a los videojuegos al uso compulsivo de este tipo de juegos, hasta el punto de afectar negativamente a la vida personal y a los hábitos cotidianos de las personas. Por lo general, afecta a niños y a jóvenes.

Respecto a la tipología, son los videojuegos en línea los que ocasionan un mayor número de adicciones ya que ofrecen una modalidad de juego en continua expansión, sin fin.

¿Qué es una adicción?

En primer lugar vamos a definir el término adicción, valorando a qué se refiere y qué conductas engloba. Se conoce como tal a una conducta compulsiva en la que el factor placer toma un papel protagonista. Quienes presentan una determinada adicción sienten que únicamente esa sustancia y objeto es capaz de crearles esa sensación, lo que les provoca un gran sentido de recompensa al utilizarlo.

Adicción a los videojuegos: causas y síntomas

A continuación explicamos de forma detallada cuáles son las causas y los síntomas de este tipo de adicción.

Causas

Causas de la adicción a los videojuegos

Publicidad

No existe una única causa que dé lugar a este trastorno. Algunas de las que se repiten con mayor frecuencia son las siguientes.

  • Problemas tanto familiares como sociales.
  • Enfermedades mentales como la depresión. Muchos adictos encuentran en los videojuegos una forma de evadir la realidad. Además, sienten una cierta satisfacción debido al sentimiento de recompensa que supone completar determinadas tareas u objetivos.
  • Tanto los niveles como los objetivos de los que constan los juegos generan una gran sensación de competencia, causando así motivación e incluso un cierto dominio.
  • En algunos casos, la causa de la adicción se encuentra en la propia mecánica de los videojuegos. Los títulos se centran en otorgar ciertas recompensas a medida que los jugadores superan niveles, como explorar nuevas zonas o acceder a nuevos modos de juego. Esto, sumado a una curva de dificultad en continuo ascenso, provoca que todo gire alrededor del reto y la superación.

Síntomas

Los síntomas que presentan las personas que son adictas a los videojuegos son varios.

  • Las personas que sufren este tipo de adicción necesitan jugar cada vez más, tanto con mayor frecuencia como durante más tiempo.
  • La irritabilidad es otro indicio propio de una adicción. Las personas se muestran hostiles cuando no juegan o tienen que dejar de jugar. La ansiedad es otro factor común.
  • Por lo general, cuando la adicción a los videojuegos va a más, las personas que la sufren dejan de lado sus actividades y rutinas diarias.
  • Otro de los síntomas que se dan es la pérdida de la noción del tiempo. Los jugadores se proponen jugar una o dos horas, y acaban jugando ocho o incluso diez horas seguidas.

Tratamiento de la adicción a los videojuegos

Tratamiento de la adicción a los videojuegos

Los expertos señalan que esta adicción resulta más complicada que tratar que otras, como por ejemplo al alcohol o a las drogas. Y es que los videojuegos son algo que las personas pueden utilizar durante toda su vida, es algo que está continuamente a su alrededor en su vida cotidiana. Por lo tanto, resulta un terreno más peligroso ya que no se puede prohibir el juego de manera indefinida; resulta algo muchísimo más cotidiano y, además, no genera ningún desgaste físico ni económico.

El tratamiento se basa en evaluar tanto a la persona como a los tipos de videojuegos. Y es que en función de la tipología, los expertos pueden adivinar las causas que han llevado a las personas a volverse adictas a los juegos. En muchos casos, ocultan graves problemas, como asuntos familiares o sociales. No hay que olvidar que jugar a un determinado título consigue apagar una parte del cerebro, evitando así pensar en problemas y padecer ansiedad.

Por lo general, los expertos señalan que es la terapia cognitivo-conductual la que otorga mejores resultados. Consiste en realizar una serie de ejercicios cuyo principal objetivo es que el paciente sea consciente del tiempo que dedica a los videojuegos y la forma en que éstos han cambiado su estilo de vida y han afectado a diferentes ámbitos de la misma. De este modo, el paciente poco a poco va regulando sus actividades cotidianas.

Hay una serie de medidas para evitar la tendencia hacia el abuso de las partidas.

  • No a la compra de más juegos: el hecho de no poder acceder a más juegos durante un determinado periodo de tiempo hace que la cantidad de nuevos estímulos se vea limitada. Así, jugar todo el tiempo a un mismo título se vuelve una experiencia aburrida.
  • Pasatiempos: existen una gran selección de pasatiempos muy interesantes más allá de los videojuegos y las nuevas tecnologías. Hacer deporte es una opción fantástica.
  • Limitar: por supuesto, limitar el tiempo de juego es clave. Es mejor dejar de jugar durante un tiempo limitado que cortar de raíz el tiempo de juego.

Complicaciones y consecuencias

Consecuencias de ser adicto a los videojuegos

Las consecuencias de la adicción a los videojuegos se dan en todos los aspectos de la vida. Por un lado, el estado de salud tanto físico como mental. Y, por otro lado, el laboral, formativo y social.

Salud física

Las personas adictas a los videojuegos pueden sufrir consecuencias en su salud física tanto en el medio como en el largo plazo. Tal y como hemos señalado, poco a poco van dejando de lado sus actividades diarias para dedicar el máximo tiempo posible a jugar. Así, en muchos casos prescinden de la alimentación y el descanso; dos aspectos clave para mantener un buen estado de salud.

La falta de alimentación, o el abuso de una alimentación poco saludable a base de platos preparados y precocinados, puede dar lugar a consecuencias muy graves: altos niveles de colesterol que pueden causar enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, carencia de vitaminas y nutrientes esenciales, debilidad muscular, obesidad…

Salud mental

Respecto a la salud mental, las consecuencias de la adicción a los videojuegos pueden ser crónicas, perdurar toda la vida. Una de las más habituales es la depresión. Un trastorno mental de carácter grave caracteriza por sentimientos de tristeza, infelicidad, culpabilidad y abatimiento.

Quienes sufren este tipo de adicción también presentan en un alto porcentaje de casos una baja autoestima.

Relaciones sociales

La actitud propia de los adictos a los videojuegos es la de pasar el máximo tiempo posible jugando, dejando así de lado las relaciones sociales, tanto con amigos como con familiares.

De este modo, poco a poco se van aislando cada vez más, creando una especie de burbuja a su alrededor. Así, llega un momento en el que se encuentran completamente aislados del mundo. Una situación sumamente complicada de la que en muchos casos resulta difícil salir.

Trabajo / Estudios

Del mismo modo que las relaciones sociales, los adictos van abandonando de forma paulatina el interés en su trabajo y/o formación. Su rendimiento, asi como capacidad de atención y concentración es cada vez menor, de modo que en muchos casos pierden su trabajo.

La adicción a los videojuegos ya se considera una enfermedad mental

A partir de este año 2018 la adicción a los videojuegos será considerada una enfermedad mental, tal y como ha señalado recientemente la Organización Mundial de la Salud.

Según los datos aportados, se considera que existe una adicción a los videojuegos cuando una persona presenta un comportamiento recurrente de juego, tanto offline como online, que se manifiesta a través de tres indicios. Por un lado, una absoluta falta de control sobre la frecuencia, la duración, la intensidad, la finalización y el contacto de la propia actividad. Por otro lado, el hecho de darle la máxima prioridad al juego frente a otras actividades o hábitos diarios. Y, por último, la continuidad, o incluso el incremento de esta conducta.

Casos

Casos de adicción a los videojuegos

En el mundo actual hay numerosos casos de menores que presentan adicción a los videojuegos. Lo más alarmante es que las edades de estas personas es cada vez menor.

Sin ir más lejos, recientemente se ha conocido el caso de una madre española que ha ingresado a su hija de apenas trece años en un centro de rehabilitación por este motivo. En torno a los síntomas que la alertaron de la gravedad del problema, la mujer explica que su hija ya no salía a la calle, apenas se relacionaba con sus amigas, y su rendimiento académico era cada vez peor.

También se ha conocido el caso de una niña de nueve años ingresada en un centro de rehabilitación en Reino Unido por su adicción a Fortnite, uno de los juegos más populares del momento. Su profesora les advirtió que su rendimiento había descendido y que llegaba a clase notablemente cansada. El episodio más grave tuvo lugar una noche en la que su padre encontró a la pequeña jugando a escondidas; ni siquiera había dejado de jugar para ir al baño.

Muertes relacionadas

Se han documentado una serie de casos en los que personas han muerto después de pasar largos periodos de tiempo jugando a videojuegos. Las principales causas de estas muertes son la deshidratación, el ayuno y la falta de sueño.

Uno de los casos más graves tuvo lugar en julio de 2012, cuando un joven murió en Taiwán a consecuencia de un infarto después de pasar cerca de 40 horas seguidas jugando a un videojuego. Las causas de la muerte fueron los dos días de ayuno y la deshidratación.

Conclusión

La adicción a los videojuegos es un tema que genera gran preocupación entre familias de todo el mundo. El grado de dependencia no es comparable al de otro tipo de adicciones, como por ejemplo el consumo de drogas, pero la obsesión con esta actividad puede perjudicar gravemente a la calidad de vida de quienes la padecen.

Adicción a los videojuegos
5 (100%) 4 votos


Te podría interesar