Las drogas más peligrosas del mundo

Analizamos cuáles son las drogas más peligrosas de todo el mundo, y cuáles son sus efectos en la salud, tanto a corto como a largo plazo. Sustancias ilegales que en muchos casos generan daños irreversibles tanto en el organismo como en el cerebro de los consumidores.

No hay ninguna duda de que las drogas destruyen de forma notable la vida de las personas, tanto desde el punto de vista físico como psicológico y social. Tal y como señala el Informe Mundial sobre Drogas elaborado por la ONU, el 5% de la población mundial de entre 15 y 64 años ha probado alguna sustancia ilegal. Se estima que las drogas causan cerca de 200.000 personas cada año.

Uno de los países en los que más ha aumentado el consumo de drogas es Estados Unidos. Cerca de un 25% de las muertes a causa de sustancias ilegales en el mundo tienen lugar en el país americano, generalmente por opiáceos. Las sobredosis se triplicaron en Estados Unidos entre 1999 y 2015, pasando de 16.849 a 52.404 por año.

Krokodil

El krokodil, también conocido como desoformina, es una droga casera que resulta hasta diez veces más fuerte que la heroína, además de muchísimo más barata. Sus efectos son terribles y, además, irreversibles. El nombre krokodil se debe a que la piel de la persona que toma esta droga se vuelve verde y escamosa, con un aspecto muy similar a la de la piel del cocodrilo.

Se trata de una droga cada vez más utilizada en países del este de Europa como Rusia. Generalmente, los consumidores habituales de la misma no tienen una esperanza de vida más allá de los dos años.

La desomorfina se elabora en casa combinando gasolina, yodo, fósforo rojo, disolvente de pintura… Una combinación de ingredientes que en muchos casos puede llegar a ser letal.

Efectos

Los efectos en la salud que tiene el krokodil son catastróficos. La piel alrededor de las zonas en las que se inyecta la droga se sufren de úlceras, provocando la rotura de los vasos sanguíneos. Así, los tejidos mueren y los agentes químicos de la droga devoran la piel; en algunos casos puede llegar a pudrirse hasta el hueso. Además, se caen los dientes y se produce un daño cerebral irreversible.

Los efectos secundarios de esta droga son terribles: hepatitis, amputaciones, daños cerebrales…

Adicción

El krokodil tiene unas de las tasas de adicción más altas entre todas las drogas del mercado; resulta prácticamente imposible de dejar. En caso de suspender su consumo, las personas deben pasar un periodo de abstinencia especialmente duro y doloroso, el cual tiene una duración aproximada de un mes.

Whoonga

Efectos del Whoonga

Otra de las drogas más peligrosas de todo el mundo es la Whoonga, muy popular en determinados países como Sudáfrica. Esta droga es especialmente consumida entre grupos de población de bajos ingresos, residentes en suburbios que rodean las ciudades de Johannesburgo y Pretoria, muy afectadas por el desempleo y la pobreza.

Se trata de una sustancia relativamente nueva, que apareció hace entre seis y siete años y está formada por una mezcla de marihuana, heroína y otros productos químicos; en ocasiones también se elabora con veneno para ratas e incluso medicamentos para tratar el VIH.

Efectos

Los efectos de esta droga en la salud son en muchos casos letales. Generalmente, tras su consumo las personas sienten fuertes dolores abdominales; tras su consumo continuado, la formación de úlceras en el estómago es uno de los efectos más habituales de la Whoonga. Se trata de la segunda droga más mortal que existe en el mundo.

Metanfetamina

El origen del consumo masivo de la metanfetamina se sitúa a mediados del Siglo XX, durante la Segunda Guerra Mundial; el consumo de esta droga era muy habitual entre las tropas de ambos bandos, generalmente para que los soldados se mantuvieran despiertos. En los años 70, fue muy utilizada para bajar de peso y, posteriormente, fue prohibida.

Es una de las drogas más destructivas del mundo, la cual puede llegar incluso a cambiar la personalidad y causar graves problemas de salud. Además, es altamente adictiva; tan sólo es necesario consumirla unas pocas veces para que cree una gran adicción a la misma.

Efectos

La metanfetamina es una droga estimulante que causa una gran adicción. Generalmente, se presenta en forma de polvo que se puede ingerir o inhalar por la nariz; cada vez es más habitual el consumo de metanfetamina cristal, una droga que se fuma en una pipa de vidrio.

Tras su consumo, esta sustancia genera un amplio abanico de sentimientos positivos; las personas se sienten felices y llenas de energía. No obstante, a medida que pasa el tiempo, la alegría da paso a los nervios, la excitación excesiva o incluso el miedo sin razón aparente.

La metanfetamina puede causar problemas médicos graves, como por ejemplo la elevación de la temperatura corporal hasta causar un desmayo, la sensación de picazón severa en determinadas zonas del cuerpo, o incluso problemas mentales, como dificultad de concentración.

También te puede interesar:  Drogas de síntesis

Desde el punto de vista emocional, la personalidad del adicto a la metanfetamina puede cambiar de forma considerable. Generalmente, las personas se muestran ansiosas, confusas, e incluso agresivas.

Los efectos a largo plazo de esta droga son muy graves: dientes podridos, alucinaciones, delirios, paranoia…

Heroína

La heroína es actualmente una de las drogas más consumidas de todo el mundo. Se trata del opiáceo cuya acción es más rápida. Se consume en forma de polvo blanco o marrón; generalmente, la heroína se mezcla con otras drogas o sustancias como el azúcar o el almidón, entre otras.

Generalmente, la heroína se inyecta, se inhala, se aspira o se fuma. La gran mayoría de adictos opta por la inyección intravenosa ya que proporciona una oleada de euforia en apenas unos segundos.

Efectos

En apenas unos segundos tras su consumo por vía intravenosa, las personas sienten una gran oleada de sensaciones agradables; se encuentran eufóricas. No obstante, una vez transcurren las horas, se da una gran sensación de sequedad en la boca y pesadez en las extremidades. Además, disminuye la función cardiaca y respiratoria; también es habitual que los consumidores se sientan somnolientos por varias horas.

Los efectos a largo plazo del consumo continuado de heroína son devastadores para la salud. Más allá de la propia adicción en sí, los usuarios pueden contraer enfermedades como la hepatitis y el VIH, así como sufrir infecciones bacterianas, abscesos y diferentes problemas reumatológicos.

Cocaína

Cocaína y sus efectos

La cocaína es una de las drogas más adictivas, la cual afecta de forma directa al cerebro. Además, es una de las sustancias más antiguas; las hojas de coca se llevan ingiriendo durante varios miles de años en zonas como Perú o Bolivia. En cuanto a la sustancia química pura, se lleva consumiendo cerca de un Siglo.

Generalmente, se consume a través de la inhalación de un polvo blanco, fino y cristalino. Se esnifa por la nariz, de donde pasa directamente al torrente sanguíneo a través de las membranas nasales.

Efectos

Los efectos de la cocaína se presentan prácticamente de forma inmediata tan su consumo; desaparecen transcurrida apenas una hora. Las personas se sienten enérgicas y eufóricas. Hay quienes sienten que pueden realizar las tareas de forma muchísimo más rápida; no obstante, también hay personas que sienten el efecto contrario.

Los efectos fisiológicos a corto plazo que produce el consumo de esta droga incluyen: contracción de los vasos sanguíneos, dilatación de las pupilas, aumento de la temperatura corporal…

Tal y como hemos señalado, la cocaína es una droga extremadamente adictiva. Por lo tanto, resulta muy complicado que una persona pueda controlar su consumo.

El cerebro se empieza a adaptar a la cocaína, de forma que cada vez es menos sensible a sus efectos. Por lo tanto, los consumidores se ven obligados a tomar una dosis cada vez mayor para obtener el efecto deseado. La inhalación continuada puede generar una pérdida del sentido del olfato, así como problemas al tragar o incluso ronquera.

El consumo durante un largo periodo de tiempo de cocaína genera una gran pérdida del apetito; así, son muchísimos los adictos que sufren de malnutrición y una pérdida de peso severa.

Consumo de drogas en el mundo

Se estima que en torno al 5% de los habitantes de todo el mundo ha consumido drogas al menos una ves en su vida; en términos absolutos, implica nada más y nada menos que 250 millones de ciudadanos. Así, Naciones Unidas estima que 29,5 millones de personas sufren algún tipo de trastorno relacionado con el consumo de drogas; además, la ONU señala que es la heroína la mayor responsable de los efectos negativos para la salud derivados del consumo de estas sustancias.

Es el cannabis la droga más consumida en todo el mundo, seguida de las anfetaminas y la heroína. Llama la atención el repunte en el consumo de heroína en los últimos años, sobre todo en América del Norte y Europa. En torno al 25% de los ingresos hospitalarios a causa de un cuadro de toxicidad aguda tiene que ver con la heroína. Además, entre 2012 y 2015 las muertes por sobredosis de heroína se dispararon en un 119%.

Una de cada siete personas que toma drogas por vía intrevenosa, sufre VIH; y un 50% tiene hepatitis.

Las drogas más peligrosas del mundo
5 (100%) 1 voto

Artículos relacionados


Deja un comentario