Síndrome de Raynaud

Síndrome de Raynaud

El Síndrome de Raynaud es un trastorno poco conocido por personas que viven en climas siempre cálidos, pero que afecta a un gran porcentaje de la población mundial. Su causa principal es la exposición al frio, pero en algunos casos puede ser por una enfermedad previa. Tratarlo puede ser algo sencillo si se presenta de forma leve, pero algunas personas lo padecen durante un largo período de sus vidas.

Índice
  1. Qué es el síndrome de Raynaud
    1. 1. Síndrome de Raynaud primario
    2. 2. Síndrome de Raynaud secundario
  2. Síntomas del Síndrome de Raynaud
  3. Diagnóstico para el Síndrome de Raynaud
  4. Tratamiento para el síndrome de Raynaud
  5. Consejos para evitar el Síndrome de Raynaud

Qué es el síndrome de Raynaud

La enfermedad de Raynaud es una condición del sistema cardiovascular que se caracteriza por generar una disminución de la circulación sanguínea a causa de la inflamación o contracción de algunos vasos y arterias.

En el síndrome de Raynaud se suelen contraer las arterias de pequeño calibre de las manos y los pies, esto causa que la coloración de las mismas cambien, viéndose pálidas o azuladas. Existen dos tipos de expresiones para este síndrome: el primario y el secundario.

1. Síndrome de Raynaud primario

Se le denomina primario cuando el síndrome se presenta sin alguna causa aparente y se le llama enfermedad de Raynaud. La mayoría de los casos de esta enfermedad se presenta en mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 50 años.

Qué es el síndrome de Raynaud

El síndrome de Raynaud primario es mucho más común que el secundario y se produce por cualquier factor que estimule la rama simpática del sistema nervioso autonomo, una de las razones más recuentes para que se produzca es la exposición al frio o el estrés.

2. Síndrome de Raynaud secundario

También denominado fenómeno de Raynaud, es causado por una condición o enfermedad previa como:

  • Artritis Reumatoide
  • Ateroesclerosis
  • Lesiones
  • Hipotiroidismo o glándula tiroidea hipofuncionante
  • Reacciones a medicamentos
  • Esclerosis sistémicas

Las personas que consumen medicamentos relacionados con la constricción de los vasos sanguíneos o las arterias tienen una mayor probabilidad de padecer de este fenómeno y que empeore con el tiempo. Algunos pacientes también presentan otros trastornos relacionados a la contracción de las arterias, como jaquecas o migrañas, dolor en el pecho o presión arterial en los pulmones.

Síntomas del Síndrome de Raynaud

Los síntomas del síndrome de Raynaud varían de acuerdo a la persona y al nivel de exposición al frio o reducción del flujo sanguíneo. Sin embargo, siempre se presenta al inicio un cambio de coloración en la piel (blanca o azul) la cual suele ser en forma de parches.

Este síntoma es el indicador principal de que se está sufriendo un ataque del síndrome, pero puede presentarse de diversas formas. En algunas personas solo se notan los parches en un dedo ya sea de las manos o los pies, en otros casos se pueden visualizar solo en las palmas o en segmentos mezclados.

Otros síntomas que pueden acompañarle al cambio de coloración en la piel son: la sensación de entumecimiento, el hormigueo e incluso un ardor en las extremidades. Cuando los episodios del Síndrome de Raynaud son frecuentes o muy intensos, la piel de los dedos o las planas puede volverse lisa, cambiar su coloración e incluso pueden aparecer algunas llagas dolorosas en las yemas.

Fenómeno de Raynaud

Diagnóstico para el Síndrome de Raynaud

Existe una gran diferencia entre padecer un ataque esporádico de entumecimiento o cambio de coloración en la piel por causa de una exposición a una temperatura muy baja y tener frecuentemente todos los síntomas del Síndrome de Raynaud. En caso de que se presente en varias situaciones es mejor recibir el diagnostico por parte de un profesional.

Para diagnosticar a una persona con el síndrome de Raynaud, actualmente se suele usar una técnica bastante sencilla que consiste en ver a través de un microscopio la zona de los dedos y evaluar si existen anormalidades vasculares.

Si el paciente, sufre de una enfermedad previa, se pueden hacer unos análisis generales como la búsqueda de anticuerpos antinucleares o problemas de circulación. Definir el diagnóstico y la causa de este síndrome es esencial para poder acceder a un tratamiento adecuado.

Tratamiento para el síndrome de Raynaud

No existe un tratamiento único para el Síndrome de Raynaud, tampoco existe una cura, pero en todos los casos se busca evitar cualquier factor que pueda desencadenarlo. En caso de sufrir un ataque leve, se puede controlar protegiendo los brazos, las piernas y la cabeza del frio.

Síntomas del síndrome de Raynaud

Si los síntomas se experimentan cuando la persona está alterada, se pueden administrar sedantes de suave impacto o terapias de relajación. Sin importar cuál es la causa, si se padece de este trastorno se debe dejar de fumar ya que la nicotina causa constricción en los vasos sanguíneos.

En caso de ser diagnosticado el síndrome de Raynaud primario, el especialista puede tratarlo administrando bloqueantes de los canales del calcio. Pero si se trata del Síndrome de Raynaud secundario, el médico debe tratar el trastorno o la enfermedad que lo origina.

Existen casos donde este síndrome se vuelve progresivamente peor y empieza a afectar la vida diaria de las personas, pues los tratamientos previos dejan de funcionar. En estos casos se puede emplear un tratamiento conocido como la simpatectomía, siendo el procedimiento médico que bloquea temporalmente ciertos nervios simpáticos.

Este procedimiento es bastante sencillo, pues se hace mediante inyecciones seccionadas de medicamentos como la lidocaína. Sin embargo, como no existe una cura definitiva, este tratamiento solo produce el alivio de los síntomas por un lapso de 1 o 2 años.

En importante comprender que sin importar el grado de complejidad de este síndrome y el tratamiento a tomar, siempre debe estar previamente diagnosticado y tratado por un médico especialista, pues si se accede a un tratamiento inadecuado los síntomas pueden empeorar drásticamente.

Consejos para evitar el Síndrome de Raynaud

Existen algunas previsiones que se pueden tener para evitar sufrir del síndrome de Raynaud primario, sobre todo si te encuentra en climas muy fríos o cambiantes. Las mejores formas para lograr evitar sus efectos son:

  • Usar calcetines, guantes y capas de ropa térmica cuando se estés expuesto a ambientes con temperaturas bajas.
  • Evitar cambios drásticos de temperaturas.
  • Evitar situaciones de estrés si se eres propenso a padecer este síndrome.
  • Proteger las manos con guantes especiales cuando se tenga que tocar algún producto congelado.
  • Evitar usar herramientas eléctricas con vibraciones.

En caso de ya padecer de uno o varios de los síntomas, puedes meter tus manos y/o pies en agua tibia y luego usar alguna prenda térmica. Si los síntomas del ataque perduran o empeoran, debes acudir a un médico.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más