Saliva

Toda la información sobre la saliva: qué es, cuál es su composición, principales funciones y enfermedades de la saliva.

La saliva es un fluido corporal incoloro localizado en la cavidad bucal y que se encarga de su correcta lubricación. El 99% de su composición es agua, y el 1% restante se compone de electrolitos, glucoproteínas, enzimas, inmunoproteínas, células epiteliales, lípidos e hidratos de carbono.

Las funciones que cumple la saliva son muy amplias, muchas de las cuales resultan esenciales para el buen funcionamiento del organismo: proteger la boca de las bacterias y microorganismos, facilitar la deglución de los alimentos, favorecer el habla…

¿Qué es la saliva?

La saliva es como se conoce a la secreción líquida que proviene de las glándulas salivales; las glándulas salivales mayores producen el 93% de la saliva y las glándulas salivales menores el 7% restante. Una sistancia líquida que se compone tanto de sustancias orgánicas como inorgánicas.

En lo relativo a los componentes orgánicos, son las proteínas, las glucoproteínas, las enzimas y las inmunoglobulinas. En cuanto a los componentes inorgánicos, son el bicarbonato y fosfato, los cuales neutralizan los ácidos presentes en los alimentos, evitando así enfermedades dentales como la caries.

La saliva se compone en un 99% de agua y sus funciones son muy amplias, teniendo un papel esencial en el comienzo del proceso digestivo. Permite que los alimentos se disuelvan con facilidad para su posterior deglución y absorción de los nutrientes por parte del organismo.

Publicidad

Las glándulas salivales segregan entre uno y medio y dos litros de saliva durnate el día, la gran mayoría de la cual se revierte al interior del aparato digestivo. Esto supone que una persona puede llegar a segregar más de 45 mil litros de saliva durante toda su vida.

Merece la pena destacar que es la primera barrera de defensa del cuerpo humano ante las infecciones gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas. Así, se encarga de neutralizar y combatir gran parte de los microorganismos que ingresan en la boca mediante la práctica de sexo oral, así como a través del consumo de determinados alimentos.

5 curiosidades de la saliva

En los siguientes puntos señalamos algunas de las principales curiosidades de la saliva.

  • Producción: las personas adultas producen entre uno y medio y dos litros de saliva a diario. Es aproximadamente la cantidad que el cuerpo pierde a través de la orina.
  • Composición: la saliva se compone en un 99% de agua. No obstante, también cuenta con otras sustancias tales como hormonas, minerales y componentes antibacterianos, entre otras.
  • Tipos: existen tres tipos de saliva diferentes, cada uno de los cuales se produce en glándulas salivales distintas. Por un lado, las parótidas, encargadas de humedecer la comida durante la masticación. Por otro lado, las subamandibulares, cuya función principal es la de proteger la boca de microorganismos. Y, por último, las sublinguales.
  • Genética: es muy habitual tomar muestras de saliva para analizar el ADN de una persona. Esto se debe a que contiene células humanas que se desprenden del revestimiento de la boca.
  • Enfermedades: y, por último, es interesante destacar que existen diversas condiciones médicas cuya causa se encuentra en el mal funcionamiento de las glándulas salivales.

¿Para qué sirve la saliva?

¿Para qué sirve la saliva?

A continuación explicamos cuáles son las principales funciones de la saliva en el organismo.

Lubrica la cavidad oral

Una de las principales funciones que cumple la saliva es la de mantener húmeda la boca, así como las mucosas y los dientes. Así, facilita en gran medida la deglución de los alimentos ingeridos. Durante la masticación la saliva juega un papel esencial ya que aporta las enzimas necesarias para comenzar el proceso de digestión, ayudando a formar el bolo.

Además, la saliva es rica en moco, el cua protege la mucosa oral y recubre los alimentos cuando éstos pasan por la boca, la faringe y el esófago. Por lo tanto, la saliva es uno de los elementos más importantes en el proceso digestivo.

Facilita el habla

La saliva se encarga de la hidratación de la mucosa tanto de la faringe como de la cavida oral, facilitando así el habla.

Cicatriza los tejidos orales

Otra de las grandes funciones que cumple la saliva es la cicatrización de los tejidos orales ya que cuenta con un factor de crecimiento.

Combate las bacterias

La saliva tiene propiedades tanto antibacterianas como antifúngicas. Es por ello que una de sus principales funciones es la de combatir las bacterias que deseen ingresar en la boca.

Activa las papilas gustativas

La saliva está formada por un amplio abanico de sustancias, algunas de las cuales se encargan de la activación de las papilas gustativas. Por lo tanto, tiene un papel esencial en el sentido del gusto.

Neutraliza los ácidos de los alimentos

Resulta interesante destacar que la saliva se encarga de neutralizar los ácidos producidos por los alimentos, cuidando así la salud de los dientes: los protege de la caries y evita la acumulación de placa bacteriana en los mismos.

Controla el equilibrio hídrico del cuerpo

La saliva se compone en un 99% de agua, de modo que es un elemento esencial para la correcta hidratación del organismo. Cuando desciende la proporción de agua en la saliva, determinados sensores presentes en la boca envían al cerebro la señal de sed, indicando así la necesidad de hidratarse.

Comienza la digestión de los almidones

Uno de los componentes de la saliva es la ptialina, la cual es responsable del comienza de la digestión de los almidones durante la ingestión de los alimentos.

Facilita la digestión de las grasas

La saliva secreta lipasa, una sustancia que facilita en gran medida la digestión de las grasas, así como su absorción por parte del organismo.

Selecciona la atracción entre dos sujetos

Cuando dos personas se dan un beso con lengua, ambos intercambian saliva, la cual da lugar a una comunicación hormonal entre ambos. Así, los hormonas de una de las partes pueden actuar a modo de afrodisíaco hacia la otra, y viceversa. Por supuesto, también pueden causar rechaco debido a distintos motivos, como por ejemplo la cercanía a nivel genético.

Enfermedades de la saliva

Enfermedades de la saliva

Existen determinados trastornos relativos a la saliva que resulta interesante conocer.

Hiposalivación

La hiposalivación es una condición caracterizada por la dismunición de la secreción de saliva por parte de las glándulas salivales. No es una enfermedad en sí misma, sino un signo clínico que puede dar lugar a problemas en el habla, así como en la masticación y la deglución.

Las causas de la hiposalivación pueden ser muy variadas: ingesta de líquidos reducida, niveles de estrés y ansiedad elevados que afectan al sistema nervioso central, consumo de determinados fármacos, alimentación desequilibrada con un consumo de frutas y verduras reducido y consumo de alcohol y tabaco.

La prevalencia de la hiposalivación es de casi el 50% en personas mayores de 60 años, por lo que es este el grupo de población de mayor riesgo. La razón es que esta condición en la gran mayoría de los casos se debe a la toma de determinados fármacos, tales como benzodiacepinas, antihipertensivos y antihistamínicos.

Sialorrea

La sialorrea es como se conoce a la segregación excesiva de saliva. Es un trastorno poco común que se debe en un alto porcentaje de casos a una incorrecta pronunciación, lo cual da lugar a que la saliva se escape de la boca al hablar.

La sialorrea puede ser leve, moderada, grave y profusa. En el primer grado de intensidad únicamente se mojan los labios, mientras que en el último, se moja incluso la ropa y el suelo.

Las causas de la sialorrea son muy amplias, siendo especialmente frecuente en aquellas personas afectadas por enfermedades neurológicas como el Parkinson o al alzheimer.

Además del babeo continuo, la sialorrea da lugar a otros síntomas tales como amento de la deglución a raíz de la salivación excesiva, así como vómitos y náuseas.

Inflamación de la glándula salival

La inflamación de la glándula salival en la gran mayoría de ocasiones responde a una infección de origen bacteriano. Un trastorno que da lugar a un dolor de gran intensidad en la zona y, en ocasiones, al aumento de la temperatura corporal. En función de la infección, también puede aparecer pus.

Alimentos que favorecen la producción de saliva

Existen numerosas condiciones que dan lugar a la falta de producción de saliva, como por ejemplo la toma de determinados medicamentos o una infección en las glándulas salivales, entre otras. Un trastorno que, a pesar de no revestir gravedad, causa una gran incomodidad ya que resulta más complicado deglutir los alimentos y hablar y, además, causa mal aliento.

Es por ello que resulta interesante conocer aquellos alimentos que favorecen la producción de saliva y ayudan a minimizar los síntomas.

  • Quesos duros: de acuerdo a investigaciones recientes, el consumo de quesos duros tienen una gran selección de beneficios ya que aumentan la producción de saliva y, además, contrarrestan la acidez.
  • Cítricos: el consumo de determinados cítricos como el limón justo antes de cada comida es una opción estupenda ante la escasa producción de saliva. Este tipo de alimentos contraen la boca, dando lugar a la liberación de saliva.
  • Pimienta de cayena: esta es una de las mejores especias más recomendadas para favorecer la secreción de saliva. Se puede añadir en la preparación de diversos alimentos, como guisos y caldos.

Conclusión

En definitiva, la saliva tiene un papel fundamental en un amplio abanico de funciones del organismo, la mayoría de ellas relacionadas con el aparato digestivo.

Saliva
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar