Rooibos

Rooibos

Actualmente, el té rooibos es una de las infusiones más consumidas a nivel global. Hay quienes creen que es una variedad del té rojo por su color rojizo, pero en realidad no es así. Ni siquiera es en su sentido más estricto té.

El rooibos proviene de una planta sudafricana diferente al té, la Aspalanthus Linearis. El nombre proviene del holandés y significa literalmente "arbusto rojo". Esta bebida ha sido utilizada en Sudáfrica durante varios miles de años por sus grandes propiedades medicinales: calmar los síntomas de la fiebre, aliviar los indicios del asma, calmar las quemaduras solares, etc.

Una de sus principales diferencias con el té tradicional es que no contiene cafeína y, además, su contenido en flúor es notablemente menor. Su sabor es dulce y afrutado, apto tanto para mayores como para niños.

Índice
  1. ¿Qué es el rooibos?
    1. Componentes
    2. Historia
  2. Propiedades del rooibos
  3. Beneficios del rooibos
    1. Protege el sistema cardiovascular
    2. Evita el envejecimiento prematuro
    3. Protege el hígado
    4. Combate la alergia
    5. Alivia los calambres de estómago
    6. Ayuda a la absorción de hierro
    7. Mejora la circulación
    8. Calma el estrés
    9. Mantiene los niveles normales de azúcar en sangre
    10. Favorece el sueño
  4. Té rooibos
    1. Contraindicaciones y efectos secundarios
  5. Tomar rooibos para adelgazar
  6. Dónde comprar rooibos
    1. Conclusión

¿Qué es el rooibos?

El rooibos es una bebida sudafricana que en los últimos años se ha vuelto especialmente popular en Occidente. Y es que ofrece una serie de propiedades y beneficios que cuidan el organismo en su conjunto. Investigaciones recientes han señalado que las cualidades terapéuticas que ofrece el rooibos son muy superiores a las de cualquier otra infusión.

Su apariencia es muy similar a la del té rojo chino. No obstante, el té rooibos no tiene cafeína en su composición ni inhibe la absorción de hierro por parte del organismo, por lo que resulta más beneficioso y saludable. Los expertos señalan que tiene más de 200 principios activos. Además, tiene un sabor muy dulce y agradable, lo cual es un gran punto a favor.

Gracias a sus numerosos beneficios en relación a la salud, el rooibos es actualmente una de las bebidas más consumidas a nivel global entre personas de todas las edades.

Componentes

Esta planta tiene numerosos componentes que resultan muy beneficiosos para la salud tanto física como mental. En primer lugar, es muy rica en vitamina C, la cual fortalece el sistema inmunológico, disminuyendo así el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como la gripe o el resfriado.

En segundo lugar, tiene un alto contenido en calcio, un nutriente esencial para el mantenimiento de los huesos. Algo especialmente importante en mayores para evitar trastornos como la osteoporosis.

En tercer lugar, el rooibos es una gran fuente de antioxidantes como los flavonoides y la quercetina, de modo que resulta de gran ayuda para evitar el envejecimiento prematuro de la piel y las células.

Y, por último, la bebida es rica en los siguientes componentes: potasio, flúor, zinc y hierro.

Historia

El rooibos fue descubierto por el mundo Occidental en el Siglo XVIII de la mano del botánico Carl Humberg. No obstante, no fue hasta principios del Siglo XX cuando el colono de origen ruso Benajim Ginsberg descubrió las propiedades y beneficios terapéuticos del arbusto. Fue él quien comenzó la exportación a Occidente. No obstante, no ha sido hasta el Siglo XXI cuando esta bebida ha irrumpido en el mercado a nivel mundial con un gran auge.

Propiedades del rooibos

Propiedades del rooibos

En cuanto a las propiedades del rooibos, las más importantes son las siguientes. Es una bebida con una gran acción digestiva, de modo que resulta muy beneficiosa para el aparato digestivo en su conjunto. Además, tiene propiedades diuréticas, evitando la retención de líquidos y favoreciendo la eliminación de toxinas del organismo.

También posee propiedades antiinflamatorias y antialérgicas. La primera de ellas es de gran ayuda para aliviar los síntomas de enfermedades como la artritis. Y, en cuanto a la segunda, es un antihistamínico natural.

Beneficios del rooibos

Beneficios del rooibos

Protege el sistema cardiovascular

Un estudio reciente ha demostrado que beber seis tazas diarias de esta infusión ayuda a mantener el corazón saludable. La razón es que el rooibos previene el daño oxidativo a las moléculas de grasa presentes en la sangre al mismo tiempo que reduce los niveles de colesterol en sangre.

Evita el envejecimiento prematuro

Una de las propiedades más conocidas del rooibos es que, del mismo modo que el té verde, ayuda a combatir los radicales libres gracias a su alto contenido en flavonoides. Así, resulta muy beneficioso para evitar el envejecimiento prematuro tanto de la piel como de las células.

Protege el hígado

El rooibos es uno de los mejores ingredientes naturales para combatir el desarrollo del hígado graso, una enfermedad relativamente grave. Se caracteriza porque, tal y como su propio nombre indica, la grasa se acumula en las células del hígado.

Combate la alergia

Algunas investigaciones han demostrado que es el té rooibos es un antihistamínico natural ya que aumenta la producción de citocromo P450. Es una enzima que favorece el metabolismo de los alérgenos.

Alivia los calambres de estómago

El rooibos tiene un alto contenido en flavonoides, y muy especialmente en quercetina. Así, esta bebida resulta muy efectiva tanto para evitar como para aliviar numerosos problemas del aparato digestivo como la diarrea o la indigestión.

Ayuda a la absorción de hierro

A diferencia de otras infusiones, el té rooibos favorece la absorción de hierro por parte del organismo, de modo que ayuda a evitar enfermedades como la anemia. Además, contiene menos del 50% de taninos que otras bebidas como el té negro.

Mejora la circulación

Gracias a su alto contenido en antioxidantes, especialmente en cisoeriol, esta bebida mejora de forma notable la circulación, reduciendo así el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular como el infarto de miocardio.

Calma el estrés

Una de las propiedades más valoradas de esta bebida sudafricana tiene que ver con sus propiedades relajantes. Un consumo moderado ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, aliviando así los niveles de ansiedad.

Mantiene los niveles normales de azúcar en sangre

Se dice que el rooibos es uno de los mejores aliados contra la diabetes. El Aspalathin, una sustancia presente en la infusión, ayuda a las células del conjunto muscular a que utilicen de manera más eficaz la glucosa, favoreciendo así que los niveles de azúcar en sangre se mantengan en sus niveles adecuados.

Favorece el sueño

El insomnio es una de las principales enfermedades del Siglo XXI, tanto entre adultos como entre niños. Pues bien, el té de rooibos es una opción excelente para tomar por la noche ya que no contiene cafeína. Además, en su composición hay varios minerales que favorecen la relajación del cerebro, ayudando así a conciliar el sueño y lograr un mejor descanso.

Té rooibos

Para disfrutar de todas las propiedades y beneficios del rooibos, lo mejor es escoger un rooibos 100% ecológico y orgánico. Es de mejor calidad y, además, no contiene ningún tipo de componente tóxico, tales como pesticidas o herbicidas.

Para utilizarlo, sólo hay que preparar una infusión con sus hojas secas. Así, lo primero es poner a calentar agua en un cazo. Justo antes de que empiece a hervir, se retira del fuego. A continuación, se añade una cucharadita de rooibos en una taza y se añade el agua. Se tapa la taza y se deja reposar durante cinco minutos aproximadamente.

Antes de tomar se cuela y, si se desea endulzar, se añade extracto líquido de stevia. La infusión de rooibos se puede tomar tanto fría como caliente. En el primer caso, tan sólo hay que añadir un par de hielos a la taza.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Aunque esta bebida resulta muy beneficiosa para la salud, hay una serie de aspectos que merece la pena tener en cuenta para evitar los efectos secundarios y las contraindicaciones. La clave, del mismo modo que ocurre con otros alimentos y bebidas, está en la moderación.

A pesar de los numerosos estudios que se han llevado a cabo, a día de hoy no se conocen de manera exacta cuáles son los efectos a largo plazo del consumo del té rooibos.

Tal y como hemos señalado, una de las principales propiedades de esta planta es que es muy rica en antioxidantes. Aunque en un principio esto resulta beneficioso para evitar el envejecimiento prematuro tanto de la piel como de las células, también podría interactuar con el efecto de determinados fármacos como los suministrados en quimioterapia.

Además, algunos compuestos del té rooibos tienen actividad estrogénica, estimulando así la producción de la hormona sexual femenina.

Tomar rooibos para adelgazar

Tomar rooibos para adelgazar

El rooibos tiene una serie de cualidades que convierten esta bebida en una gran aliada a la hora de perder peso. Por supuesto, no es un producto milagroso. No obstante, tiene una serie de propiedades, como la depurativa, que ayudan en gran medida a perder esos kilos de más.

En primer lugar, acelera considerablemente el metabolismo de las células gracias a sus propiedades antioxidantes. En segundo lugar, merece la pena destacar que es un diurético natural, favoreciendo así la eliminación de toxinas y líquidos del organismo. Así, resulta muy beneficioso para decir adiós a la celulitis y a la piel de naranja.

En tercer lugar, el rooibos ayuda a que el sistema digestivo funcione mejor, evitando así la hinchazón de la zona baja del abdomen. Y, por último, esta bebida sudafricana mejora el tránsito intestinal, evitando así determinadas enfermedades como el estreñimiento.

Dónde comprar rooibos

El rooibos es un arbusto que puede alcanzar hasta los dos metros de alto. Crece de manera natural en la costa meridional sudafricana, con un clima muy característico: inviernos excesivamente húmedos y veranos muy calurosos. Actualmente, dada la gran demanda a nivel mundial de esta bebida, ya se ha comenzado a cultivar en la India.

La cosecha se da entre los meses de enero y marzo. El procedimiento es el siguiente: se cosechan las ramas jóvenes con sus hojas y, posteriormente, se trocean y se secan. Luego, se dejan fermentar durante un par de días, adquiriendo durante este tiempo el color rojo que las caracteriza, así como su sabor afrutado.

El rooibos se puede encontrar tanto en herboristerías como en supermercados. En cuanto a su forma de presentación, la más habitual es en bolsitas, del mismo modo que el té. No obstante, también se puede adquirir a granel.

Conclusión

En definitiva, el rooibos es una bebida con una gran selección de beneficios y propiedades para la salud. Es un antihistamínico natural, por lo que es perfecto para combatir alergias. Además, mejora determinados trastornos intestinales y combate el envejecimiento prematuro tanto de las células del organismo como de la piel.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más