Reflejo de moro

Reflejo de moro

Los reflejos de los bebés son algo completamente normal e instintivo en el momento del nacimiento, hasta el punto en el que la ausencia de algunos podría incluso considerarse una situación alarmante, tal como es el caso del famoso reflejo de moro, uno de los tantos reflejos comunes que realizan los bebés durante sus primeros meses de vida, el cual veremos a continuación en profundidad.

En el momento del nacimiento, y durante los primeros meses de vida, los bebés suelen presentar una serie de comportamientos o movimientos que por lo general suelen parecer graciosos a primera vista. Este tipo de movimientos o reacciones son algo que los bebés realizan de forma casi automática o involuntaria, son los conocidos reflejos de los bebés.

Índice
  1. El reflejo de moro o de sobresalto en el bebé
    1. ¿En qué consiste el reflejo de moro?
    2. ¿A partir de que edad aparece el reflejo del abrazo?
    3. ¿Cómo se puede estimular el reflejo de moro en un bebé?
    4. Cómo identificar el reflejo de moro o sobresalto
    5. ¿A qué edad desaparece el reflejo de moro?
  2. ¿Por qué existe un riesgo al no presentarse el reflejo de moro?
    1. En caso de que el reflejo no desaparezca
  3. Consejos para reflejo de moro
    1. 1. Puede pasar en cualquier momento y por diversas razones, así que no te asustes si ves que tu hijo presenta este reflejo
    2. 2. En la medida de lo posible evita sobresaltar mucho a tu bebé
    3. 3. Háblalo todo con tu pediatra de confianza
    4. 4. Envuelve bien a tu bebé para evitar el reflejo de moro

El reflejo de moro o de sobresalto en el bebé

El reflejo de moro es un reflejo que tienen todos los bebés a temprana edad y que, por lo general, suele desaparecer durante los primeros meses. Este reflejo también se conoce como el reflejo de sobresalto o reflejo de abrazo, y se caracteriza por una repentina serie de movimientos que realiza el bebé que hacen que parezca que se ha asustado repentinamente o que quiere un abrazo; razón por la cual se el conoce con esos nombres.

¿En qué consiste el reflejo de moro?

Sobresalto en bebé

El reflejo de sobresalto suele aparecer en cuanto el bebé siente repentinamente que se ha quedado sin ningún soporte y que se puede caer. Esta sensación inmediatamente desencadena una serie de respuestas en el cuerpo del bebé a través del sistema nervioso central.

La respuesta del bebé consiste en abrir los ojos abruptamente, tal como cuando se recibe algún susto. Al mismo tiempo, el bebé extiende los brazos y las manos con las palmas hacia el frente y con el pulgar de ambas manos flexionado, mientras que la espalda y los hombros se ven repentinamente tensados; esta reacción se asemeja mucho a cuando se pide un abrazo. Es debido a este sobresalto y a la graciosa respuesta de los brazos ante el mismo que el reflejo de moro recibe también los nombres de reflejo de sobresalto o de abrazo.

Otra respuesta que puede aparecer es el llanto; sin embargo, no sucede en todos los casos, por lo que no se considera el llanto como un factor determinante en la exploración de este reflejo.

La razón detrás del llanto es la misma por la cual un bebé sobresaltado llora; cada estimulo nuevo que recibe es algo que no conoce, y según la sensibilidad del pequeño, puede considerarlo como algo malo, desagradable o de plano recibir un susto, y el llanto es una respuesta común ante aquello que nos “asusta” o disgusta, más aún a tan temprana edad. Es por ello por lo que se dan casos de niños que lloran durante el reflejo del sobresalto y otros que no, esto es completamente subjetivo y dependerá 100% del pequeño; la ausencia o presencia de esta respuesta no significa que haya algún problema neurológico en el bebé.

¿A partir de que edad aparece el reflejo del abrazo?

Este reflejo suele empezar a desarrollarse durante las últimas semanas de embarazo, es decir mientras que el bebé sigue aún dentro del vientre de la madre. Es decir, es un reflejo que está presente desde el nacimiento.

Pese a que esta suele ser la norma, hay casos en los que el reflejo no se desarrolla por completo dentro de la barriga, y, por lo tanto, no aparece durante los primeros días luego del nacimiento, sino un poco más adelante, o quizás también se puede dar el extraño caso de que no aparezca.

Debido a lo imprevisible de este asunto, se estima que el tiempo correcto para comenzar a explorar el reflejo de moro en el bebé es a partir de las 2 semanas, y sin llegar al mes. En ese periodo de 2 semanas es el momento perfecto para comenzar a explorar este reflejo en el bebé.

Por lo general, este tipo de reflejos se examinan durante las primeras visitas del pediatra, ya que suelen ser una excelente manera de determinar si existe algún tipo de problema neurológico en el bebé. Aunque no es necesario acudir al médico para tratar de descubrir si tu bebé presenta este sobresalto o no.

Si durante el primer mes, observas que tu hijo no presenta este reflejo, lo mejor es que acudas inmediatamente a tu pediatra, ya que como se dijo anteriormente, esto puede ser una alarma de que algo no está bien con el bebé, y es mejor que se descarte cualquier posible problema neurológico.

Pediatra con bebe

¿Cómo se puede estimular el reflejo de moro en un bebé?

Si quieres estimular por tu cuenta este reflejo en tu bebé, y así saber si lo presenta o no, hay un método muy sencillo, seguro y rápido para hacerlo. Solo necesitas seguir los pasos que se muestran a continuación, y de esta forma podrás asegurarte de que tu bebé presenta el reflejo de moro. Recuerda que es mejor hacerlo luego de las dos primeras semanas de vida.

  1. Lo primero que harás es acostar a tu bebé boca arriba en una superficie acolchada.
  2. Luego de eso, coloca un cojín debajo de la cabeza del bebé.
  3. Poco a poco ve levantando al bebé sin separar su cabeza del cojín y solo por unos escasos centímetros.
  4. Finalmente, mientras sostienes al bebé sobre la superficie acolchada, ve levantando su cabeza lentamente del cojín, pero sin que deje de haber un contacto entre la cabeza del bebé y el cojín; simplemente retira un poco del peso de la cabeza en el cojín.
  5. Suelta la cabeza y deja caer levemente al bebé, pero sin dejar que toque la superficie acolchada. Es decir, sostenlo inmediatamente antes de que termine de caer.

Una vez completado el 5º paso, el bebé reaccionará inmediatamente y se va a sobresaltar debido al repentino movimiento de caída y a la sensación de haber perdido todo tipo de soporte. Al realizar este pequeño experimento, puedes estimular el reflejo de moro en un bebé.

Otros métodos

Claro, hay que destacar también que esa no es la única manera de explorar el reflejo de abrazo de los bebés. Existen también otras formas de hacerlo, por lo general cualquier tipo de acción que genere un movimiento abrupto en el bebé puede llegar a estimular este reflejo.

El ejemplo más claro de ello es cuando el bebé esta boca abajo y lo giran abruptamente; de esta forma se genera una leve sensación de caída que puede llegar a causar el reflejo. Adicional a este método, por lo general cualquier método en el que el bebé perciba una sensación de pérdida de soporte puede llegar a estimular al sobresalto. Por lo que realmente no es muy difícil apreciar este tipo de reflejo; claro, que, si optas por el método anterior, las probabilidades son mucho mayores.

Cómo identificar el reflejo de moro o sobresalto

Si realizaste la pequeña prueba que se muestra más arriba, necesitas estar atento a la reacción de tu bebé, ya que para determinar de manera precisa si se trata del reflejo de moro y no de un simple susto, es necesario que cumpla con una condición, y esta condición es que ninguno de los tres reflejos corporales que se muestran a continuación falte.

  • El bebé se sobresalta, como si se asustara, los ojos se abren por completo.
  • Extiende los brazos con las palmas hacia el frente y los pulgares cerrados.
  • Tensa la espalda y los hombros y estira la cabeza mientras que simultáneamente recoge los brazos y cierra las manos.

Seguramente ya te has dado cuenta, pero estos son tres de los “síntomas” o movimientos involuntarios que suceden durante el reflejo de sobresalto. Es necesario que se hagan presente estas tres etapas, o de lo contrario no se trata de este reflejo.

Recuerda que además de estos, puede haber otros síntomas, como es el caso del llanto, el cual no siempre se hace presente, aunque en la mayor parte del tiempo sí. Otra situación que se suele presentar es que el bebé recoja las piernas y cierre los dedos de los pies.

¿A qué edad desaparece el reflejo de moro?

Reflejos de un bebé
Como bien has visto, el reflejo de moro se presenta apenas nace el bebé, sin embargo, tiene un tiempo estimado en el cual suele desaparecer por cuenta propia. Por lo general, el reflejo de sobresalto suele desaparecer entre los 3 y 4 meses de haber nacido; sin embargo, pueden existir casos que se extiendan un poco más, llegando incluso a los 5 meses.

Ahora, si bien es la norma que este reflejo desaparezca por si solo antes de cumplir los 5 meses, también puede darse el caso de que no lo haga. En este caso, lo mejor es llevarlo con el pediatra.

Si el reflejo de abrazo dura más de los 5 o 6 meses luego de haber nacido, es probable que algo esté fallando con el sistema nervioso central del bebé, similar a lo que sucede en los casos en donde no se hace presente el reflejo. En ambos casos, lo mejor es siempre acudir a tu pediatra de confianza.

¿Por qué existe un riesgo al no presentarse el reflejo de moro?

Este reflejo, al igual que muchos de los reflejos que tiene el cuerpo humano, se deben directamente a nuestro sistema nervioso central, y son reflejos naturales que aparecen ante diferentes tipos de estímulos como una respuesta natural del cuerpo.

Se considera que hay un riesgo al haber una ausencia del reflejo del sobresalto, ya que esa respuesta natural que debería hacerse presente ante el estímulo, en este caso la sensación de caer o falta de soporte, no existe. Esto indica que nuestro cuerpo no está reaccionando como debería, lo que a su vez significa que algo no está bien con nuestro sistema nervioso central, que es el responsable de que este tipo de reacciones aparezcan.

Si utilizamos una analogía, podríamos decir que el no presentarse el reflejo de moro luego de que el bebé reciba un estímulo que lo produzca, es el equivalente a decir que el cursor del ordenador no se mueve a medida que utilizamos el ratón.

Llegados a este punto, lo más probable es que algo ande mal, aunque en este caso no se sabe si es el ratón o el ordenador quien tiene el problema; en el caso del bebé, lo más seguro es que sea algún problema en el sistema nervioso, lo cual puede ser bastante peligroso e incluso afectar el desarrollo del bebé si no se diagnostica y se trata pronto.

En caso de que el reflejo no desaparezca

Si pasa de los 5 meses, y el reflejo persiste, existe una leve probabilidad de que algo esté fallando dentro del sistema nervioso central, aunque la probabilidad no es tan alta como cuando falta este reflejo.

Sin embargo, no debes descuidarte, ya que, si sigue pasando el tiempo, y el reflejo aún no desaparece, las probabilidades de que haya algún problema neurológico se incrementan; por lo que es recomendable siempre mantener un control con el pediatra, y que sea el quién diga si existe algún riesgo o no de que algo esté mal.

Consejos para reflejo de moro

Estimular el reflejo de moro en el bebé

Para las madres primerizas, el reflejo de moro puede ser una experiencia un tanto confusa y en ocasiones preocupante, pero no hay de que preocuparse, como ya has visto, es algo muy común, y es una etapa que todo recién nacido debe pasar. A continuación, puedes ver algunos consejos que te serán muy útiles si tu bebé esta pasando por esta etapa.

1. Puede pasar en cualquier momento y por diversas razones, así que no te asustes si ves que tu hijo presenta este reflejo

Si bien se ha hablado en el artículo que este reflejo suele aparecer cuando el bebé se sobresalta o siente que no tiene un soporte o apoyo del cual sujetarse; esto solo representa las razones más comunes. La verdad es, que un bebé se puede sobresaltar prácticamente por cualquier cosa y así activar este reflejo; puede ser que tu bebé presente el reflejo de moro cada vez que escucha una voz que le parezca “extraña” o que de plano lo asuste, como también puede ser que se sobresalte si ve algún animal o insecto cercano.

Las razones por las cuales se sobresaltan los bebés pueden ser muchas, pero esto es normal, son recién nacidos y aún tienen muchas cosas que aprender, lo que los hace fáciles de impactar y por lo tanto se sobresaltan con relativa facilidad ante nuevos estímulos.

2. En la medida de lo posible evita sobresaltar mucho a tu bebé

Si bien el reflejo en sí no es un riesgo, tampoco es buena idea sobresaltar a tu bebé constantemente y sin razón alguna. Está bien si sucede de forma natural, pero dentro de lo posible, lo mejor es que trates de evitarlo, ya que esto puede ocasionar que el reflejo se extienda o puedes causar que tu bebé se vuelva muy sensible y se asuste ante cualquier estímulo brusco. Procura que el bebé se sobresalte solo cuando estés explorando el reflejo de moro.

3. Háblalo todo con tu pediatra de confianza

Este no es el único reflejo que el bebé va a presentar, y hay otros que son incluso algo más raros. Durante las consultas con el pediatra, trata siempre de ser lo más abierta posible y contarle todo los “comportamientos extraños” de tu bebé, en su mayoría van a ser simples reflejos naturales, pero es mejor ser precavidos, además, aprender algo de mano de los expertos nunca está de más.

4. Envuelve bien a tu bebé para evitar el reflejo de moro

Durante las noches, es común que los bebés presenten este reflejo, ya que suelen ser algo inquietos en la cama. Para evitarlo, solo hace falta que lo envuelvas bien con su manta; existen muchas maneras de hacerlo, y puedes buscar una con la que te sientas más cómoda. Por supuesto, esto no es para nada necesario, aunque si que ayuda a evitar que el bebé se despierte en mitad de la noche, o al menos lo previene en gran parte de los casos.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más