Posibles negligencias médicas en el parto

Posibles negligencias médicas

Uno de los momentos más críticos que atraviesa la mujer en proceso de gestación, es el momento de dar a luz. Y es que las negligencias médicas en el parto cometidas por parte del gineco-obstetra, puede determinar la vida o la muerte tanto para la madre como para el feto. Es justo en este periodo de tiempo donde usualmente suelen ocurrir con mayor frecuencia este tipo de malas prácticas.

Desafortunadamente, el desconocimiento por parte de las gestantes y de sus familiares en cuanto a los protocolos del trabajo de parto, hace que estas nefastas situaciones no dejen de ocurrir. Por esto, hoy hemos querido instruirte sobre las negligencias médicas más frecuentes en el parto, cómo identificarlas y cómo abordarlas adecuadamente a fin de obtener una indemnización justa.

Índice
  1. Tipos de negligencias médicas que pueden presentarse
    1. Negligencias médicas que afectan a las gestantes
    2. Negligencias médicas que afectan al feto 
  2. ¿Qué hacer en caso de ser víctima de esta situación?
  3. ¿Cuál es el plazo para realizar reclamaciones?
  4. ¿A qué tipos de indemnizaciones puedes optar?

Tipos de negligencias médicas que pueden presentarse

Las negligencias médicas durante el parto pueden dividirse en dos grandes grupos: las que afectan a la gestante y las que afectan al feto. De cada grupo se desprenden un conjunto de situaciones que pueden poner en peligro la integridad o incluso la vida de uno o del otro.

Negligencias médicas que afectan a las gestantes

  • Desgarros uterinos: suele ser un inconveniente bastante común cuando se induce el trabajo de parto antes de que la gestante alcance la dilatación necesaria para poder dar paso al feto a través del canal de parto. La no realización de tactos vaginales oportunos durante la fase de dilatación o la medición inexacta de la misma, puede desembocar en este tipo de negligencia. Ello puede ocasionar un sangrado excesivo y, por consiguiente, una posible muerte materna.
  • Desgarros vaginales: el mal uso del instrumental de parto como los fórceps o las ventosas, pueden ocasionar posibles desgarros vaginales. También, una asistencia deficiente del parto que facilite la salida del feto, puede dar cabida a este tipo de negligencias.

Negligencias médicas en el parto

  • Episiotomía mal ejecutada: en condiciones normales, las episiotomías son realizadas con la finalidad de ampliar la salida del canal de parto, de modo que puedan evitarse posibles desgarros con la salida del feto. Sin embargo, una episiotomía mal realizada puede terminar afectando otras estructuras como, por ejemplo, el esfínter anal externo. Si bien esto no supone un riesgo para la vida de la madre, sí que acarrea consecuencias desagradables a futuro.
  • Infecciones: si al finalizar el trabajo de parto y el alumbramiento, el especialista no se cerciora de que no han quedado restos placentarios dentro del útero, esto puede ocasionar futuras infecciones en la gestante. También, una mala técnica de asepsia y antisepsia, puede ser el origen de infecciones fácilmente evitables.

Negligencias médicas que afectan al feto 

  • Hipoxia fetal: en diversas situaciones, el feto puede verse expuesto a circunstancias donde el aporte de oxígeno que recibe es insuficiente. Un mal abordaje de esta situación puede significar la muerte inminente del feto en poco tiempo.
  • Errores diagnósticos: en este contexto, un mal diagnóstico en cuanto a la posición, situación y presentación fetal se refiere, puede dar pie a múltiples complicaciones en el parto, tanto para la madre como para el feto. Pueden llegar a producirse secuelas que comprometan su salud por el resto de su vida.
  • Mal uso del instrumental: el uso inadecuado de fórceps o ventosas puede lastimar gravemente al feto, pudiendo ello comprometer su integridad física o su vida. En muchos casos, pueden quedar secuelas, que afectan la calidad de vida del bebé con grandes complicaciones. Esto implica gastos médicos a largo plazo..

¿Qué hacer en caso de ser víctima de esta situación?

En caso de ser víctima de mala praxis en los partos, lo mejor que puedes hacer es optar a una indemnización por negligencia médica. Para esto, debes realizar lo siguiente:

  • Hazte con un abogado especializado en el área de negligencias médicas.
  • Asegúrate de que existan causas demostrables de negligencia médica en tu caso en particular. Será necesario tener en poder todos los informes médicos desde el inicio del embarazo hasta el día del parto.
  • Realiza la solicitud de indemnización al centro hospitalario, detallando bien los hechos acontecidos y el tipo de indemnización a solicitar.

¿Cuál es el plazo para realizar reclamaciones?

El plazo estimado para realizar este tipo de reclamaciones depende mucho del tipo de centro de salud donde hayan ocurrido los hechos.

En el caso de los centros públicos, estos otorgan a las gestantes hasta un año desde la evaluación de las lesiones para poder realizar su reclamo. Sin embargo, es necesaria la participación de un perito médico para que certifique debidamente los hechos.

Mala praxis en el parto

En los centros privados, se pueden contar hasta con cinco años para poner la reclamación en caso de que exista una responsabilidad contractual. Si se trata de una responsabilidad extracontractual, el plazo se reduce a un año nada más.

¿A qué tipos de indemnizaciones puedes optar?

Los tipos de indemnización que se pueden conseguir como producto de una negligencia médica durante el parto, dependen del tipo de daño sufrido. Tanto del grado de las lesiones, como los daños psicológicos y materiales, son tomados en cuenta.

Es en este punto donde el perito médico debe certificar debidamente los hechos para así poder determinar ante la sede judicial el tipo de indemnización al que se puede optar.

Desafortunadamente, las negligencias médicas en el ámbito obstétrico son más comunes de lo que quisiéramos. Sin embargo, si sabes identificar cuáles son los problemas que pueden presentarse durante esta etapa, sabrás abordar la situación a fin de evitar estos errores médicos. En caso de no poder evitarlos, no olvides seguir nuestros consejos para así poder darle solución a tu situación lo antes posible.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más