¿Qué es la apraxia? Causas y tratamientos

Tener apraxia

En algunas ocasiones nos encontramos con personas que les cuesta repetir cosas que escucharon hace unos segundos, o que le cuesta replicar los movimientos anteriormente vistos. Esto es debido a una lesión presente en el cerebro llamada Apraxia, que afecta al sistema nervioso ocasionando estos comportamientos. 

A la hora de realizar actividades, algunas personas poseen cierta dificultad motriz o cognitiva para la ejecución básica de ciertas acciones, incapacitando a la persona. Esto puede ser producido desde la infancia o puede desarrollarse desde la adultez.

Índice
  1. ¿Cómo saber si tengo apraxia?
  2. Tipos de apraxias y sus características
    1. Apraxia del vestido
    2. Apraxia constructiva o visuoconstructiva
    3. Trastorno de la escritura y cálculo
    4. Apraxia del habla
    5. Apraxia oral 
    6. Apraxia ideatoria
    7. Apraxia ideomotora 
  3. ¿Cómo se puede originar una apraxia?
  4. ¿Cómo curar la apraxia?
    1. Fisioterapia
    2. Terapia ocupacional 
    3. Psicoterapia
  5. ¿Cómo es convivir con una persona con Apraxia?

¿Cómo saber si tengo apraxia?

Suele presentarse como la dificultad para repetir movimientos o la incapacidad para ejecutar tareas aprendidas con anterioridad. Aunque esto no se puede diagnosticar solo con eventos aislados, por lo que para poder diagnosticar lo deben hacerse pruebas. Entre ellas están: 

  • Los CT o RM, para determinar si esta sintomatología se debe a un tumor.
  • Los electroencefalogramas, usados para descartar epilepsia.
  • La punción raquídea, la cual se hace para descartar una posible inflamación o infección en el cerebro.
  • Evaluación psicológica, su finalidad es descartar la presencia de un evento previo que provoque características parecidas.
  • Valoraciones de un psicólogo o médico que efectúen los respectivos exámenes mentales para determinar se presenta apraxia y no un episodio de alguna enfermedad que pueda producir síntomas parecidos. 
  • Exámenes de la condición física, para descartar que pueda deberse por debilidad o atrofió muscular

Cabe destacar que, la Apraxia puede ser considerada como una lesión o un trastorno neural, pues las personas que padecen de Apraxia con regularidad se les dificulta socializar y desenvolverse correctamente. Esto se debe, a que la enfermedad interfiere con las funciones cognitivas y de memoria básica.

Tipos de apraxias y sus características

A pesar de que la afección corresponda a un fallo cognitivo o motriz para replicar una tarea o un movimiento, las apraxias tienen sus tipos y poseen características diferentes con cada uno de ellas, lo que hace a cada paciente único y con necesidades acordes a su caso.

Tipos de apraxia

Es fundamental saber diferenciar entre cada una de las distintas formas de Apraxia, motivado a que en su diversidad poseen sus propias peculiaridades y tratamientos, entendiendo esto es más sencillo comprender porqué a cada paciente le toma más o menos tiempo reincorporarse a la sociedad. 

Apraxia del vestido

Esta se caracteriza por no lograr vestirse de manera correcta. Esto se refiere a colocar las prendas en los lugares no adecuados, o no tener la precisión de cómo se colocan (un modo puede ser colocarse un calcetín derecho en el pie izquierdo o colocarse la ropa con la costura al revés). 

Apraxia constructiva o visuoconstructiva

Al presentarse este tipo de apraxia se observan disfuncionalidades entre la coordinación visual motora, por lo que, crea la dificultad de construir objetos o realizar trabajos de precisión. Este tipo de Apraxia es más notoria al tratar de recrear un dibujo, lo que deja en evidencia que una cosa es la que se observa, pero otra totalmente diferente al plasmarlo en el papel

Trastorno de la escritura y cálculo

Otra manera de Apraxia se presenta cuando se dificulta aprender o recrear una copia de un texto o cuando se quiere replicar un problema matemático que se acaba de aprender. Es común detectarla dentro de los primeros años de colegiatura de los infantes al aprender a escribir o las funciones lógicas.

Apraxia del habla

La manera en la que se observa esta apraxia es cuando la persona intenta comunicar algo, pero le salen palabras mezcladas o diferentes a lo que se pretendía. Originando dificultad en la comunicación, debido a que el individuo puede comprender la información, aunque al trasmitirla lo haga erradamente.

Apraxia oral 

Este tipo de apraxia afecta no en el área de comprensión del lenguaje; sin embargo, compromete a los músculos u órganos que permiten el habla. Haciendo que dificulte la pronunciación o la modulación a la hora de habla. Esto sería cuando la persona se le dificulta reproducir el sonido de una palabra. 

Apraxia oral

Apraxia ideatoria

Dentro de este tipo de apraxia encontramos que al individuo le es sencillo darle nombre y función a un objeto, pero, al momento de accionarlo o usarlo, lo hará de forma incorrecta. Un ejemplo de ello sería utilizar un cuchillo para tomar una sopa.  

Apraxia ideomotora 

A diferencia del anterior, esta apraxia se distingue en que logra planificar lo que se hará, pero no ejecutarlo de modo correcto. Por lo que buscará realizar una actividad, pero no logrará concretarla. Esto se puede observar al intentar emplear los cubiertos, pero no presenta la coordinación suficiente para lograr llevar la comida a la boca. 

¿Cómo se puede originar una apraxia?

Existen dos maneras en la que se puede presentar la apraxia. La primera se presenta desde el nacimiento, en la que si se comienza con un tratamiento puede disminuir la molestia o los síntomas que se presenten.

El siguiente modo son las apraxias adquiridas, estas se pueden presentar en cualquier momento de la vida, a través de una lesión cerebral, las que pueden deberse a tumores cerebrales, demencia, accidentes cerebrovasculares, hidrocefalia, entre otras afecciones. 

Para una detección de una posible apraxia adquirida es recomendable observar si luego de un accidente o lesión cerebral el individuo presenta sintomatología de los tipos de apraxias anteriormente mencionados.  Es muy importante recalcar la importancia de terapias para permitir que el individuo pueda tener una adaptación adecuada a esta nueva condición.

¿Cómo curar la apraxia?

Lamentablemente, no existe una cura para la Apraxia. Sin embargo, existe un modo para poder tratar esta lesión, donde se busca normalizar el máximo posible la vida del paciente. Esto se logra a través de terapias, rehabilitación, ejercicios y tratamiento constante. 

Generando así, que el individuo que la padece se adapte tanto a su condición como a la sociedad. Encontrándose entre algunos de los tratamientos más comunes, los siguientes:

Fisioterapia

Dentro de este tipo de terapias se trata la condición física, en la que se realizan ejercicios para mejorar la coordinación motora, o apoyar en las deficiencias que presente el paciente. Siendo importante debido a que permite la práctica para lograr aprender a manejar la condición presente. 

Terapia ocupacional 

La terapia ocupacional está enfocada en orientar y acompañar al individuo con la adaptación en la vida diaria. Con esta se actúa a través de ejercicio de coordinación, equilibrio y habilidades motoras, teniendo la finalidad de permitirles a las personas ser independiente y funcionales socialmente  

Parte de lo que se hacen dentro de estas terapias se encuentra la ejecución de actividades regulares, tal como dibujar, escribir, vestirse, anudarse los zapatos, el aprendizaje de los instrumentos usados dentro de la rutina, entre otros.

Terapia apraxia

Psicoterapia

Al presentar gran parte de los síntomas de la apraxia, puede suceder que esto afecte psicológicamente o emocionalmente al individuo. Puede deberse especialmente, a que no se cumplen con las aptitudes necesarias que les permitan ser autosuficientes. También, puede verse afectada la percepción de sí mismo, sobre todo en los casos donde se presenta apraxia adquirida. 

En cualquiera de los casos anteriores, una intervención psicoterapéutica ayuda a manejar estas situaciones de las que el paciente no tiene control. 

¿Cómo es convivir con una persona con Apraxia?

La convivencia y continuo contacto con personas que padecen Apraxia no debería ser muy diferente al estilo de vida común. Sin embargo, sí deben tenerse presentes algunas necesidades que requieren estos casos, tal como tratar de entender a las personas y buscar maneras de apoyar y comunicar mejor.

No obstante, podría decirse que, en líneas generales, las personas que padecen de Apraxia suelen llevar un estilo de vida relativamente normal, especialmente si buscan tratar esta patología.

También te podría interesar...

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Al dar clic sobre el botón Aceptar, usted acepta expresamente nuestra política de cookies. Más información