Heces blancas

Toda la información sobre las heces blancas, tanto en adultos como en niños: qué son, por qué aparecen, diagnóstico y tratamiento.

El color de las heces ofrece información acerca del estado en el que se encuentra el aparato digestivo, así como otros órganos del cuerpo humano. Así, un cambio de color, como las heces blancas, es una condición que requiere de atención médica ya que indica la presencia de una determinada anomalía o enfermedad.

¿Qué son las heces blancas?

Las heces blancas se dan cuando existe un determinado problema en el sistema biliar, formado por el páncreas, el hígado y la vesícula biliar.

Las heces en su estado normal son de color marrón debido a las sales biliares secretadas por el hígado. Así, cuando son blancas es un claro indicativo de una infección en el hígado que reduce la secreción de bilis o de una obstrucción en las vías biliares que impide el paso de las sales.

¿Por qué aparecen las heces blancas?

¿Por qué aparecen las heces blancas?

Aunque las heces blancas son una condición que requiere de atención médica urgente, no siempre responden a un problema de salud grave. En ocasiones la razón de que las heces tomen este color se encuentra en la toma de determinados medicamentos o en la presencia de cálculos biliares.

Publicidad

Medicamentos

El consumo de determinados medicamentos da lugar a que las heces se vuelvan blancas en algunas ocasiones. Se trata por lo general de antibióticos empleados en el tratamiento de enfermedades del aparato digestivo como la diarrea. También los anticonceptivos orales pueden provocar heces blancas.

Enfermedades

En la gran mayoría de ocasiones, las heces de color blanco tienen su causa en un determinado trastorno del sistema biliar.

Hepatitis

La hepatitis viral es una enfermedad caracterizada por la inflamación del hígado, deteriorando de forma notable el funcionamiento de este órgano. El trastorno está causado por la infección de alguno de los cinco virus de la hepatitis: A, B, C, D y E.

En sus etapas iniciales la hepatitis es asintomática. Así, quienes la padecen comienzan a sufrir los síntomas propios de la enfermedad una vez esta se encuentra en fases avanzadas, e incluyen: ictericia, orina de color oscuro, cansancio, dolor abdominal y heces blancas debido al mal funcionamiento del hígado.

Cirrosis biliar

Cirrosis biliar y heces blancas

La cirrosis es una enfermedad crónica e irreversible que causa nódulos y fibrosis en las células del hígado, lo cual provoca cambios tanto en su estructura como en sus funciones debido al bloqueo de la circulación sanguíneo. En fases avanzadas de la enfermedad, puede dar lugar a trastornos de salud de carácter grave como insuficiencia hepática.

En la gran mayoría de los pacientes, las causas que dan lugar a la cirrosis biliar son dos: infección por el virus de la hepatitis B o C y abuso continuado del alcohol durante un largo periodo de tiempo.

Las heces blancas son un síntoma propio de esta enfermedad, junto con otros como debilidad, náuseas, hinchazón abdominal y aparición de varices esofágicas.

Cáncer de páncreas

Las heces de color blanco también pueden encontrar su causa en el cáncer de páncreas. Se trata de uno de los tumores malignos más agesivos del aparato digestivo. Los síntomas más comunes son los siguientes: ictericia, dolor localizado en la parte superior del abdomen, molestias gastrointestinales, heces blancas y malolientes, debilidad, fiebre y pérdida de peso sin razón aparente.

A pesar de los numerosos estudios realizados, a día de hoy se desconocen cuáles son las causas concretas del cáncer de páncreas. No obstante, existen una serie de factores de riesgo que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad.

En primer lugar la edad, ya que este trastorno es más habitual en personas mayores de 60 años. En segundo lugar el género; la probabilidad de sufrir cáncer de páncreas es un 30% menor en las mujeres que en los hombres. Y, por último, el consumo de tabaco.

Cálculos biliares

Los cálculos biliares son residuos sólidos localizados en la vesícula biliar que, en función de su forma y tamaño, pueden llegar a obstruir de forma parcial o total el flujo biliar. Estos cálculos se forman a partir de colesterol o bilirrubina.

Así, cuando los cálculos biliares bloquean el flujo de la bilis evitando que esta llegue a los intestinos, las heces se vuelven de color blanco. En lo relativo a su tratamiento, si los cálculos biliares son pequeños, el paciente puede expulsarlos con ayuda de medicamentos. De lo contrario, se debe realizar una intervención quirúrgica para su extirpación.

También te puede interesar:  Heces con sangre

Estenosis biliar

La estenosis biliar es una enfermedad caracterizada por el estrechamiento anormal del tubo que conecta el hígado con el intestino delgado, por el cual transcurre la bilis. Las causas por las que se da este trastorno son muy variadas: cáncer de páncreas o de hígado, pancreatitis o lesión en las vías biliares en la intervención para extirpar la vesícula biliar.

Los síntomas, además de las heces blancas, incluyen dolor abdominal, escalofríos, ictericia, naúseas, picazón y fiebre.

Ictericia

La ictericia es una condición causa por el exceso de bilirrubina que da lugar a que la piel y la parte blanca de los ojos se pongan de color amarillo. Este trastorno se puede presentar por distintos motivos como síndromes genéticos, enfermedades hepáticas, infecciones y la administración de determinados medicamentos.

Colangitis esclerosante primaria

La colangitis esclerosante primaria es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las vías biliares, lo cual da lugar a una descompensación del flujo biliar. Así, la bilis no llega correctamente a las heces, de modo que éstas presentan un color pálido.

Heces blancas: diagnóstico y tratamiento

Ante la presencia de heces blancas es importante acudir al médico a la mayor brevedad posible. Además, es importante prestar atención a si estas se presentan o no acompañadas de otros síntomas para que el médico pueda realizar una historia clínica completa que facilite el diagnóstico.

En función de cuáles sean los indicios que acompañen a las heces blancas, el médico puede solicitar diversas pruebas diagnósticas para explicar su causa y determinar el tratamiento más adecuado.

En la gran mayoría de los casos se solicita una analítica sanguínea para comprobar si existe alguna anomalía en la misma. Además, puede solicitar la realización de una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica. Se trata de un tipo de resonancia magnética que permite visualizar de manera detallada el sistema biliar.

La ecografia abdominal es otra de las pruebas médicas que se pueden solicitar para dar con la causa de las heces de color blanco.

Una vez el médico localice la causa de las heces blancas determina cuál es el tratamiento más adecuado para la enfermedad o anomalía. De este modo, las heces blancas vuelven a su color habitual.

Heces blancas en niños

Heces blancas en niños

En el caso de los niños, es muy importante que los padres presten especial atención tanto al color como al olor de sus deposiciones ya que pueden indicar distintos problemas de salud y anomalías. En lo relativo a las heces blancas, una de las causas más habituales en los más pequeños es que la leche o cualquier derivado lácteo no les haya sentado bien. No obstante, en ocasiones puede ser un claro indicativo de un problema de salud, por lo que se recomienda acudir al médico a la mayor brevedad posible.

Causas

A continuación señalamos las principales causas de las heces de color blanco en niños.

  • Diarrea: en muchos casos las heces blancas se presentan en forma de diarrea en los más pequeños. Se debe a un proceso de malabsorción por parte del intestino a causa de un parásito microscópico.
  • Hepatitis: la inflamación del hígado también puede explicar las heces de color pálido en los niños. La hepatitis es una enfermedad que perjudica de forma notable el buen funcionamiento del hígado, evitando que produzca la cantidad de bilis necesaria.
  • Alimentación: el consumo de lácteos que no les han sentado bien puede ser otra de las causas de las heces blancas. También el haber ingerido una gran cantidad de comida en un breve periodo de tiempo, así como el consumo continuado de alimentos fríos.
  • Quistes: aunque no es algo demasiado frecuente en niños, se pueden formar quistes en los conductos biliares que bloqueen el flujo de bilis desde el hígado a la vesícula, evitando así que el fluido llegue al intestino.

Tratamiento

Del mismo modo que en los adultos, si los niños presentan heces de color blanco, es importante acudir al médico. Si este tipo de deposiciones responden a un episodio diarreico, simplemente hay que guardar reposo y seguir una dieta blanda. Es esencial ingerir gran cantidad de líquido para reponer tanto las sales como los líquidos perdidos con la diarrea.

En ocasiones el médico puede recomendar un tratamiento antibiótico para tratar las heces blancas en niños.


Te podría interesar