15 especias para sustituir la sal en tus comidas

Los diferentes tipos de especias que existen sustituyen a la sal de una manera eficaz. Para cuidar la salud sin renunciar al sabor en un buen plato.

En algunas ocasiones es necesario que consumamos menos sal, por ejemplo, si existen problemas de tensión, seguramente el médico haya recomendado utilizar menos sal en las comidas y evitar los alimentos que contengan una gran cantidad de esta. Para esta condición médica, así como para algunas otras, la prescripción facultativa pasa por rebajar al mínimo el consumo de sal. Para los que gustan de la comida sabrosa y no soportan tener que preparar comida sosa, una muy buena idea es cocinar con los diferentes tipos de especias, las cuales ofrecen un mundo de posibilidades culinarias.

Algunas especias que sustituyen a la sal

Existe una gran diversidad de especias y condimentos que se utilizan para sazonar las comidas y hacerlas más gustosas al paladar. Para personas que tienen problemas de tensión, de retención de líquidos u otras condiciones médicas que requieren un consumo mínimo de sal, poder degustar platos sabrosos sin sal es una necesidad.

Las especias que sustituyen a la sal son perfectas para realzar el sabor de la comida, perfumar los platos y hacer más apetecible cualquier tipo de comida.

Algunas de estas maravillas culinarias son, por ejemplo, la cúrcuma, el comino o la canela. Pero no son las únicas, veamos varios ejemplos más que podemos utilizar.

Cocinar con especias para no usar sal

Cocinar sin sal

  • La pimienta, con su sabor fuerte y picante es perfecta para sazonar platos de todo tipo: ensaladas, guisos, sopas, pasta… Incluso sirve para darle un toque a ciertos postres.
  • La nuez moscada combina a la perfección con platos de verduras, con salsas como la bechamel, con huevos e incluso con la carne. Algunas personas la utilizan para condimentar postres, por ejemplo, el arroz con leche.
  • La canela, con su sabor dulce y penetrante es un condimento ideal para aportar carácter a los platos. Se utiliza mucho en la repostería, para postres y pasteles, aunque su uso se extiende al mundo cárnico, sobre todo en países de Oriente Medio.
  • El comino aporta sabor a sopas, guisos, patatas, pescados, salsas y legumbres. Con una pequeña pizca, es capaz de cambiar el sabor de una comida entera. Es una especia muy popular en platos orientales.
  • La cúrcuma saboriza los alimentos y los tiñe de un suave color amarillo. Es muy apreciada para la preparación de arroces, salsas para carne y pollo.
  • El clavo, con su sabor fuerte y aromático, es perfecto para cocinar pescados y carnes. Combina muy bien con algunas frutas y se utiliza en repostería.
  • El perejil, un condimento esencial de la dieta mediterránea. Su consumo, bien seco, bien fresco sirve para dar personalidad a todo tipo de platos: ensaladas, sopas, salsas, caldos de pescado, carnes o para ciertos aliños. Un plato muy gustoso donde el perejil es el protagonista es el tabulé.
  • El eneldo es muy popular para la preparación del salmón al horno o a la plancha, pero no solo sirve para este pescado azul, sino para sazonar verduras, patatas, aderezar mayonesas, para adobar carnes y pescados o, incluso para añadir a algunos quesos blandos.
  • La albahaca, es una hierba muy aromática. Su olor nos traslada inmediatamente a tierras italianas. Es ideal para pastas, pizzas, arroces, patatas y platos de pescado blanco, ternera o mariscos. Realmente, la albahaca combina con cualquier tipo de alimento.
  • El romero, compañero inseparable de un buen guiso de conejo, de carnes al horno, pescados o pollo. Con su penetrante olor, aporta frescura y naturalidad a platos sencillos, sin mucha elaboración.
  • La salvia también es muy apreciada en cocina. Además de sus propiedades medicinales, se puede utilizar para cocinar pescado, cordero, pollo o carnes rojas. Su sabor amargo queda muy bien a la hora de guisar risottos y legumbres.
  • El cilantro es muy utilizado en platos de origen asiático, de Oriente Medio y de Méjico. Se utiliza mucho en ensaladas exóticas y en salsas.
  • El tomillo, con su penetrante aroma aporta una riqueza sin igual a guisos, estofados, sopas, huevos o platos con patatas.
  • El estragón, una hierba refrescante y aromática. Se utiliza sobre todo para cocinar pescados, aunque también puede usarse para vinagretas y otro tipo de salsas.
  • El orégano es un gran comodín para cualquier comida. Da sabor a ensaladas, salsas, pizzas, pastas, quesos… Además, cuenta con la ventaja de ser una buena fuente de omega-3.
También te puede interesar:  Mejillones

Estas son solo algunas de las especias que podemos utilizar para dar sabor a las comidas sin tener que añadir sal. Cuidar la salud no significa que tengamos que renunciar al sabor de un buen plato.

Publicidad

Todos los tipos de especias los podemos comprar en polvo o en hierba. En caso de comprarlas frescas o de recogerlas del campo, debemos esperar a que se sequen y pasarlas después por un molinillo. No debemos almacenarlas antes de que se sequen ya que corremos el riesgo de que les salgan hongos. Experimentar con distintos sabores y combinar diferentes condimentos servirá para que los platos sean más sabrosos.

15 especias para sustituir la sal en tus comidas
Valore este artículo


Te podría interesar