25 consejos para reducir el abdomen

Para reducir el volumen del abdomen debemos llevar una dieta y hábitos saludables que nos ayuden a eliminar líquidos corporales y sentirnos más ágiles.

Tan difícil de lograr como necesario para nuestro bienestar, reducir el volumen del abdomen debe ser una prioridad cuando sufrimos excesivos niveles de grasa abdominal. Los hábitos y costumbres saludables ayudan a reducir la barriga y bajar de peso con bastante celeridad.

El secreto: decisión y constancia. La recompensa: salud, vitalidad y energía.
Riesgos de la grasa abdominal
La grasa abdominal es perjudicial para la salud. Produce toxinas, como sustancias químicas llamadas citoquinas, que aumentan las posibilidades de padecer una enfermedad cardíaca y hacen que el organismo sea menos sensible a la insulina, lo que puede provocar diabetes.

Las citoquinas también causan inflamación, lo que puede conducir a ciertos cánceres. En los últimos años, los científicos han descubierto vínculos entre la grasa del vientre y los cánceres de colon, esófago y páncreas.

Trucos y consejos para reducir el abdomen

Afortunadamente, un vientre plano puede conseguirse incorporando pequeños cambios cotidianos. A continuación, exponemos 25 formas simples para lograrlo.

1. Caminar

Si en enero establecemos la costumbre de un paseo diario, a final de año podemos pesar entre 8 y 12 kilos menos. En estos cálculos influye también el peso inicial y el tipo de dieta.

2. Diuréticos

Hay alimentos que nos ayudan a eliminar líquidos y, con ello, deshinchar nuestro abdomen. Entre los más recomendables están la sandía, el tomate, el apio, el pepino o el zumo de arándanos.

3. Cardio

El ejercicio aeróbico quema un 67 por ciento más de calorías que el de resistencia o una combinación de ambos.

4. Lavarse los dientes cada mañana

Esta sana costumbre es recomendable por muchas razones. Una de ellas es que elimina toxinas de la boca, lo que ayuda a perder peso.

5. Fibra

Comer fibra para un vientre plano

La fibra ayuda en gran medida al intestino, disminuyendo la absorción de grasas y por tanto las calorías en el cuerpo.

6. Comidas poco copiosas

Sobre todo cuando comemos fuera, corremos el peligro de ingerir más alimentos de los que necesitamos y eso incluye muchas más calorías y grasas. Hay que evitar este mal hábito.

7. Comer 5 o 6 veces al día

Una comida nutritiva o un refrigerio cada tres horas mantiene estables los niveles de azúcar en la sangre, alimenta con una corriente constante de nutrientes necesarios y ayuda a controlar los antojos inducidos por el hambre con tentempiés menos saludables.

8. Menos sal

Demasiada sal retiene más líquido, lo que contribuye a una apariencia hinchada y a un peso extra de agua.

9. Masticar lentamente

Conseguir que la comida acabe bien triturada en nuestra boca es esencial para una buena digestión y sentirnos menos hinchados.

10. Omitir los refrescos

Cualquier bebida con azúcares y gas engorda y es mucho menos sana que el agua natural.

11. Ni una gota de alcohol

Demasiado alcohol puede elevar los niveles de cortisol y enviar la grasa directamente al abdomen.

12. Semillas en su ensalada

Las semillas de girasol están repletas de vitamina B, que juega un papel decisivo en la protección contra la inflamación. Dos cucharadas en la ensalada pueden hacer un magnífico efecto en nuestro abdomen.

13. Tensar el abdomen al caminar

Tensar los músculos del abdomen los fortalece y reduce la barriga. Acostumbrarnos a ello mientras caminamos puede resultar complicado al principio, pero llega un momento en que lo hacemos sin darnos cuenta.

También te puede interesar:  Las mejores frutas para perder peso

14. Mariscos

Los mariscos son ricos en los mismos ácidos grasos omega-3 que muchos alimentos que adelgazan.

15. Dormir

Dormir solo

Dormir 7 horas o más por la noche ayuda a perder el doble de grasa y a tener menos hambre que aquellos que duermen menos de ese tiempo.

16. Hacer té

Un té por las mañanas ayuda a activar el metabolismo, mejora la digestión y reduce la sensación de hambre.

17. Baño con sal

Relajarse con un baño siempre es agradable. Agregar dos tazas de sal puede ayudar a desinflar el estómago de manera más efectiva.

18. Comer un plátano

Los plátanos están repletos de potasio, un nutriente que ayuda a regular el equilibrio de líquidos para disipar la hinchazón del vientre.

19 No al chicle

La goma de mascar no solo hace que traguemos aire, sino que contiene sustancias que pueden causar hinchazón. En todo caso, podemos mascar chicle orgánico.

20 Cilantro

La combinación de aceites de cilantro, específicamente linalool y acetato de geranilo, funciona para relajar los músculos digestivos y aliviar el intestino.

21 Chocolate oscuro

Cuando el cacao llega a los jugos digestivos y las enzimas del vientre, estos lo fermentan en compuestos antiinflamatorios. Por eso, se pierde hinchazón del vientre.

22 Agua de limón

Agua con limón

Los limones son un diurético natural. Agregarlos a un vaso de agua cada mañana acelerará el proceso de eliminación de líquidos. Los beneficios de este cítrico son numerosos, así que acostumbrarse a tomarlo cada mañana es altamente recomendable. Lee: Agua con limón en ayunas

23 Evitar beber con pajitas

Sorber la bebida a través de una pajita puede provocar que tomemos aire extra y experimentemos una hinchazón variable en el estómago, que puede causarnos malestar y aumentar de peso.

24 Menos lácteos

La leche puede ser muy molesta para el estómago, ya que muchos adultos producimos menos de la enzima digestiva necesaria, la lactasa, a medida que envejecemos. Si consumimos productos lácteos con bastante regularidad, deberíamos intentar interrumpirlos durante unos días y observar cómo reacciona nuestro cuerpo.

25 Cenar temprano

Aunque en los países latinos, como España, Grecia o Italia, se estila la cena tardía, cenar temprano es el secreto para estar delgadas de muchas modelos y famosos de todo el mundo. Pero para aquellos a los que nos gusta disfrutar realmente de nuestras vidas, quizá no sea muy satisfactorio hacer la última comida del día a las 8 o las 9 de la noche.

No obstante, si lo que deseamos es un sueño tranquilo y reparador, levantarnos más ligeros y con menos hinchazón abdominal es lo mejor que podemos hacer. En una semana, se evidenciará que nuestro abdomen tiene menos volumen. En un mes, podemos obtener resultados muy satisfactorios si lo acompañamos con las recomendaciones anteriormente citadas.

Conclusión

Una barriga tonificada y plana es un objetivo deseado por muchos, pero no solo se consigue con interminables tablas de abdominales y abandonando todas nuestras comidas favoritas. Unos hábitos saludables y una dieta equilibrada constituyen la solución óptima para conseguir reducir el volumen del abdomen y mantenerlo en el tiempo.

25 consejos para reducir el abdomen
3 (60%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad