Comer insectos: beneficios para la salud y riesgos

Analizamos cuáles son los verdaderos beneficios de consumir insectos para la salud. Explicamos su valor nutricional y ofrecemos una versión detallada sobre cuáles son las ventajas de su consumo.

Los insectos están considerados en muchísimos países del mundo, especialmente en Asia, como auténticos manjares; son alimentos que gozan de una gran reputación. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que cerca de 2.000 millones de personas a nivel global consumen insectos de manera habitual gracias a su amplio abanico de propiedades y beneficios para la salud.

En Occidente es un alimento que poco a poco va formando una parte cada vez más importante de la cultura gastronómica. El pasado mes de enero la Unión Europea reguló el consumo de insectos, incluyéndolos como un producto apto para el consumo humano. Eso sí, la legislación europea señala que los insectos criados para la alimentación humana deben ser alimentos únicamente con residuos de origen vegetal, nunca animal.

¿Es bueno el consumo de insectos?

Lo cierto es que los insectos son uno de los alimentos más saludables que existen, tanto desde el punto de vista nutricional como de respeto con el medio ambiente. Las especies que más se consumen habitualmente son las abejas, los escarabajos, las hormigas, los saltamontes, los grillos y las orugas.

La moda de comer insectos ha sido defendida por un gran número de famosos en los últimos años. Una de las celebrities que más defiende esta práctica es Salma Hayek, actriz mexicana. Ella misma ha reconocido en alguna que otra ocasión que uno de sus platos favoritos es el huevo de hormiga con saltamontes fritos y guacamole. También Angelina Jolie, que gracias a su labor humanitaria en Camboya ha descubierto la gastronomía de este país; la actriz ha explicado que los insectos son un manjar que resulta muy carnoso y que se puede tomar de muchísimas maneras diferentes.

Los principales beneficios de comer insectos

Los principales beneficios de comer insectos

A continuación explicamos cuáles son los principales beneficios que proporcionan los insectos al organismo.

Amplia variedad de especies

Los insectos son uno de los conjuntos de seres vivos con mayor variedad; existen un total de 900.000 especies diferentes, aunque los expertos estiman que todavía quedan por descubrir unas seis veces más diferentes. Representan casi el 80% de las especies totales que hay sobre el planeta.

Claro que no todas las especies son comestibles, pero aún así la cifra de insectos que se pueden consumir es muy alta; nada más y nada menos que 2.000. Un número que se ha ampliado de forma considerable en los últimos años gracias al descubrimiento de nuevas especies.

Los insectos son ricos en proteínas

Desde el punto de vista nutricional, los insectos son uno de los alimentos con mayor aporte de proteínas. Las especies con mayor procentaje de proteínas en su masa son los saltamontes y los grillos.

Las proteínas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo ya que tienen un papel activo en un amplio abanico de procesos: se encargan del desarrollo y crecimiento de las células y tejidos, son fuente de energía, transportan el oxígeno y el hierro, y forman parte de los anticuerpos del sistema inmunológico.

Desde el punto de vista de la población mundial, el aporte de proteínas por parte de los insectos es muy importante. La Organización Mundial de la Salud estima que en el año 2050 habrá cerca de 10.000 millones de personas en todo el mundo, lo que supondrá un incremento de la demanda de alimentos en un 70%.

Así, los insectos se presentan como una alternativa excepcional en la dieta alimenticia; y es que determinadas especies pueden convertir 2 kilos de alimento en 1 kilo de insecto. Si lo comparamos con la productividad de otras especies animales es una cifra fabulosa; por ejemplo el ganado necesita cerca de 8 kilos de alimento para generar tan sólo 1 kilo más de carne.

También te puede interesar:  Flores comestibles

Los insectos son muy ricos en nutrientes

Los beneficios desde el punto de vista nutricional de los insectos van muchísimo más allá que las proteínas. Estos animales tienen un alto contenido en minerales y ácidos grasos; también son ricos en fibra, por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal y evitar enfermedades como el estreñimiento. Además, tienen muy pocos carbohidratos, por lo que no contribuyen al aumento de peso; los insectos son alimentos muy saludables.

Las especies con mayor porcentaje de ácidos grasos son los escarabajos y los gusanos. Respecto al contenido en fibra, los insectos más ricos son los hemípteros.

Y ahí no acaba todo, porque los insectos proporcionan una gran cantidad de micronutrientes: magnesio, calcio, cobre, hierro, zinc…

Menor contagio de enfermedades entre animales y humanos

Otro de los grandes beneficios que supone el consumo de insectos tiene que ver con la salud pública. Y es que este tipo de animales presentan un riesgo muy bajo de transmisión de enfermedades por el contacto con los seres humanos; algo que sí sucede con otros animales, como la gripe aviar o la enfermedad de las vacas locas.

Sabor

Hay quienes rechazan el consumo de insectos alegando que su sabor debe ser de lo más desagradable. Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que la gran mayoría de insectos tienen una textura crujiente que resulta muy agradable para el paladar; en cuanto a su sabor, hay quienes señalan que es muy similar al de los frutos secos.

Cuidado del medio ambiente

Más allá de los beneficios que proporciona el consumo de insectos para el organismo, este tipo de alimentación también favorece el cuidado del medio ambiente. Según estudios presentados recientemente, la cría de insectos requiere hasta 1.000 veces menos agua por kilo de producto en comparación con la cría de ganado.

Además, a día de hoy ninguna especie de insectos está en peligro de extinción. Es más, su consumo puede favorecer en gran medida la regulación de las poblaciones, ya que estas pueden perjudicar los cultivos.

¿Cómo se consumen los insectos?

Aquellos países en los que los insectos son parte de su dieta alimenticia habitual, tienen cientos de formas de prepararlos; pueden ser el ingrediente principal de un determinado plato, o presentarlos a modo de guarnición. Las diferentes especies de insectos se pueden cocinar fritas, tostadas… Se suelen introducir en sopas, guisos y salsas; en algunos países también se elaboran bebidas con insectos.

¿Tiene algún peligro comer insectos?

¿Tiene algún peligro comer insectos?

Tal y como hemos señalado, el consumo de insectos resulta muy beneficioso para la salud general del organismo. Claro que también hay quienes se preguntan si comer este tipo de alimentos tiene algún tipo de peligro para la salud.

Pues bien, según apuntan los expertos hasta el momento no se ha dado ningún caso de transmisión de enfermedades mediante el consumo de insectos. No obstante, sí pueden darse reacciones alérgicas, de manera similar a las que se dan ante el consumo de animales invertebrados. Además, hay que tener en cuenta que los insectos son un tipo de alimento que favorecen de alguna manera el crecimiento de bacterias y hongos.

Así, si pensamos en los alimentos de moda de 2018, los insectos son sin lugar a duda uno de ellos. Ahora, tras la aprobación por parte de la Unión Europea de los insectos como un alimento apto para el consumo humano, seguro que su popularidad se dispara en España. Es más, algunas cadenas de supermercados ya han comenzado a vender alimentos elaborados con polvo de insectos, como barritas y snacks.

Comer insectos: beneficios para la salud y riesgos
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad