Calcifediol: qué es, para qué sirve y cómo tomarlo

Que es Calcifediol

Las vitaminas son un conjunto de compuestos orgánicos fundamentales para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento del organismo, lo que incluye sus células y el metabolismo. Deben adquirirse de los alimentos porque el cuerpo no las produce, pero cuando no se ingieren suficientes, se pueden tomar suplementos como el Calcifediol.

Los suplementos vitamínicos son preparados medicinales que están normalmente en presentación de cápsulas o pastillas y aportan las vitaminas que le faltan al cuerpo. Algunos medicamentos proporcionan vitamina D, y en este artículo hablaremos de uno de ellos, el Calcifediol, veremos qué es, para qué sirve y cómo tomarlo.

Índice
  1. ¿Qué es el Calcifediol?
  2. ¿Para qué sirve el Calcifediol?
  3. ¿Cómo se debe tomar este medicamento?
    1. Efectos secundarios de tomar Calcifediol
  4. ¿Qué precauciones se debe tomar?
    1. ¿Qué hacer si excedo la dosis recomendada?
    2. ¿Cómo debe almacenarse el Calcifediol?

¿Qué es el Calcifediol?

El Calcifediol o 25-hidroxicolecalciferol es un factor vitamínico o vitamina D concentrada que se comercializa en cápsulas o jarabe y se administra de forma oral. El Calcifediol es parte de un tipo de medicamentos conocidos como análogos de la vitamina D y ayudan al organismo a utilizar más el calcio.

La vitamina D en alimentos se puede encontrar en huevos, la mantequilla, la leche o aceites de pescado. La luz solar tomada de forma equilibrada y a las horas de menor incidencia también contribuye a la formación de vitamina D en el cuerpo.

Para que el estómago absorba el calcio y para que se utilice bien en el resto del cuerpo es necesaria la presencia de vitamina D. El calcio es el mineral más abundante del cuerpo y a su vez es vital para que los huesos estén fuertes, así como los dientes.

¿Para qué sirve el Calcifediol?

Como vemos, la presencia de vitamina D es fundamental en el cuerpo, pero cuando por alguna razón hay carencia de ella, se puede prescribir Calcifediol. La falta de vitamina D puede producir raquitismo en los niños, ya que sus huesos no se desarrollan correctamente y en un adulto provoca osteomalacia.

En esos casos un médico puede recomendar al paciente que se tome Calcifediol para compensar la ausencia de vitamina D y combatir esas enfermedades. Otras razones por las que se puede prescribir el uso oral de cápsulas de Calcifediol son las siguientes:

  • Para tratar el hiperparatiroidismo secundario o la producción excesiva de la hormona paratiroidea que regula la cantidad de calcio presente en la sangre.
  • Hipocalcemia provocada por el hipoparatiroidismo.
  • Para tratar la enfermedad renal crónica en adultos, cuando los riñones empiezan a fallar.
  • Osteodistrofia renal (daño en los huesos por falla renal).
  • La Osteomalacia inicial o severa, que es el debilitamiento y ablandamiento de los huesos provocado por una enfermedad del hígado.
  • Hipofosfatemia familiar, que hace perder fosfatos por los riñones, causando raquitismo y falla de los huesos.
  • Otros usos que recomiende el especialista.

Calcifediol para qué sirve

¿Cómo se debe tomar este medicamento?

El Calcifediol generalmente se toma una vez al día antes de irse a dormir por las noches y debería ser a la misma hora siempre. Se deben seguir las instrucciones que están escritas en la etiqueta de la receta médica, y preguntar al médico o farmacéutico lo que no se entienda.

No ingieras una cantidad menor o mayor del medicamento, ni lo tomes con mayor frecuencia de lo que te haya indicado en la receta el especialista. Las cápsulas de liberación prolongada deben ser tragadas enteras, no deben masticarse ni triturarse y puede que el médico ajuste la dosis con el tiempo.

Dependiendo de la afección física que padezca el paciente, la edad y sus niveles de calcio, las dosis que recomiendan pueden ser las siguientes:

  • Osteomalacia: en adultos de 266 a 532 mcg o 1 a 2 cápsulas diariamente. En niños hasta 2 años: 5 a 12 gotas al día. En niños entre 2 y 10 años: 12 gotas al día.
  • Osteodistrofia renal: 266 mcg o una cápsula diaria cada 4 días en pacientes que se realizan diálisis.
  • Osteodistrofia por anticonvulsivantes: 266 mcg o una cápsula cada 5 ó 6 días.
  • Hipoparatroidismo: 266 mcg o una cápsula en días alternos.
  • Raquitismo inicial: 266 mcg en días alternos o una cápsula ó 3 mg cada 2 ó 3 meses.
  • Raquitismo severo: 266 mcg o una cápsula al día o en días alternos. También puede ser de 3 mg cada 3 a 4 semanas.

De nuevo, se recalca que las anteriores son dosis referenciales para casos habituales, siempre se deben seguir estrictamente las instrucciones del médico.

Efectos secundarios de tomar Calcifediol

El Calcifediol puede ocasionar en raras ocasiones efectos secundarios, por lo que debe informar a su médico inmediatamente si presenta síntomas como los siguientes:

  • Algún tipo de reacción alérgica como ronchas; dificultad para respirar, hinchazón del rostro, de los labios, la lengua o la garganta.
  • Cansancio extraño, dolor de articulaciones, no puedes pensar claramente, pierdes el apetito, sientes náuseas, vomitas, tienes estreñimiento, orinas más o tienes más sed de lo normal.
  • En casos más raros hay debilidad en los huesos que provocan fracturas fácilmente, existe un bajo conteo de glóbulos rojos o anemia, tienes la piel pálida, sientes que te vas a desmayar o tienes las manos y pies fríos.
  • En otros casos puedes tener la nariz mocosa o congestionada, presentar estornudo o dolor de garganta.

¿Qué precauciones se debe tomar?

Antes de tomar Calcifediol debes informar a tu médico y farmacéutico si eres alérgico a este medicamento o a alguno de sus componentes. Procura siempre conocer cuáles son los componentes de los medicamentos que vas a tomar o pídele al farmacéutico que te lea los ingredientes.

antes de tomar Calcifediol

Debes informar a tu médico o farmacéutico cuáles son los medicamentos que ya está tomando, sean estos recetados por un especialista o no. También debes informar si estás tomando otras vitaminas, suplementos alimenticios, productos compuestos o si los tienes planificados comenzar a tomar en algún momento.

Existen algunos medicamentos que pueden provocar una reacción adversa al combinarse con el Calcifediol como los siguientes: claritromicina, colestiramina; digoxina, itraconazol ketoconazol o medicamentos para el VIH. También están el indinavir, nelfinavir, ritonavir,  saquinavir, nefazodona, fenobarbital; fenitoína, telitromicina, diuréticos o píldoras que provocan la eliminación de agua a través de la orina.

Existen muchos otros medicamentos que pueden interactuar de manera negativa con el Calcifediol, por eso siempre informa a tu médico los medicamentos que ya tomas. Es importante enfatizar que debes informar a tu médico de cualquier medicina que consumas aunque no se haya mencionado en la lista anterior.

Indica a tu médico si estás recibiendo tratamiento de diálisis o si tienes o ha tenidos altos niveles de calcio en la sangre. Por otro lado, si estás embarazada, sospechas que lo estás, planeas quedar embarazada o si estás amamantando también debes informar al médico de eso.

En caso de que vayas a realizarte una cirugía, así sea de tipo dental, tienes que informar a tu médico o dentista que tomas Calcifediol. Todas estas son medidas para evitar cualquier tipo de complicación que pueda estar asociada al tratamiento con el medicamento.

¿Qué hacer si excedo la dosis recomendada?

En caso de sobredosis si la víctima se desmaya, tiene convulsión, o dificultad para respirar, comunícate de inmediato con emergencias o dirígete a un centro médico.

¿Cómo debe almacenarse el Calcifediol?

Este medicamento debe conservarse en su envase original, cerrado herméticamente y ubicarlo lejos del alcance de los niños, así como cualquier otro medicamento. Debe almacenarse a temperatura ambiente, alejado de una fuente de calor y de la humedad, por lo que no es recomendable en el baño.

 

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más